DIS­FRU­TAR DEL VIA­JE

Conectate - - NEWS - Al­di­na Bo­lick Al­di­na Bo­lick es pro­fe­so­ra de in­glés. Vi­ve en Mé­xi­co y es­tá afi­lia­da a LFI.

Es­toy apren­dien­do lo im­por­tan­te que es dis­fru­tar del via­je y no so­lo en­tu­sias­mar­me con el des­tino fi­nal. Ló­gi­ca­men­te, el des­tino de­fi­ne el via­je y, cla­ro es­tá, es muy im­por­tan­te. Pe­ro en mu­chos ca­sos em­plea­mos más tiem­po via­jan­do que dis­fru­tan­do del ob­je­ti­vo fi­nal; de mo­do que con­vie­ne apren­der a va­lo­rar más lo co­ti­diano.

Da­do que soy im­pa­cien­te por na­tu­ra­le­za, he te­ni­do la cos­tum­bre de fi­jar la vis­ta en el ob­je­ti­vo y no pres­tar mu­cha aten­ción a los de­ta­lles an­tes de al­can­zar­lo. En mu­chas oca­sio­nes en que me he exas­pe­ra­do por te­ner que es­pe­rar días, me­ses o en al­gu­nos ca­sos años pa­ra lo­grar cier­ta me­ta, he per­di­do mu­cho tiem­po mi­ran­do el re­loj y an­sian­do lo que me pro­po­nía al­can­zar u ob­te­ner en vez de dis­fru­tar de ca­da mi­nu­to y de las pe­que­ñas ben­di­cio­nes que mi Crea­dor amo­ro­sa­men­te me con­ce­de de día en día.

Por ejem­plo, en enero del año pa­sa­do hi­ci­mos pla­nes pa­ra ir a ver a mi familia en Por­tu­gal en agos­to. Así que em­pe­cé a con­tar los días. A par­tir de ese mo­men­to, lo más im­por­tan­te ca­da día era que es­te ter­mi­na­ra pron­to, pa­ra que agos­to lle­ga­ra an­tes. Esa ac­ti­tud me lle­vó a has­tiar­me de mis ac­ti­vi­da­des co­ti­dia­nas en vez de es­tar agra­de­ci­da por el re­ga­lo que su­po­ne ca­da ins­tan­te de vi­da.

Es­tos úl­ti­mos me­ses he es­cu­cha­do va­rias char­las que me han ayu­da­do a cap­tar es­ta en­se­ñan­za, y creo que fi­nal­men­te la es­toy in­ter­na­li­zan­do. Ayer por la tar­de sa­lí a ca­mi­nar por un par­que cer­cano con mi ma­ri­do, Da­vid, y nos lle­va­mos al­go pa­ra co­mer des­pués del pa­seo. Lo dis­fru­ta­mos mu­cho. Nues­tra con­ver­sa­ción es­tu­vo sal­pi­ca­da de ex­pre­sio­nes de gra­ti­tud y co­men­ta­rios po­si­ti­vos so­bre la di­cha de po­der co­mer ro­dea­dos de tan­ta be­lle­za, la sa­lud de que go­za­mos, la paz que nos lle­na el alma y más que na­da lo gra­ti­fi­ca­do­ra que es la vi­da que lle­va­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from International

© PressReader. All rights reserved.