re­cu­pe­ra el con­trol

Conectate - - NEWS - De Je­sús, con ca­ri­ño

Es mu­chí­si­mo lo que tie­nes que ha­cer ca­da día, lo que te gus­ta­ría ha­cer y lo que otros es­pe­ran que ha­gas. Sien­tes que no das abas­to. Ten­sión, an­sie­dad, pre­sio­nes. ¿Al­gu­na vez ce­sa­rán?

Por sí so­las, no. Pe­ro pue­des rom­per el ci­clo. No tie­nes por qué se­guir en esa red que te apri­sio­na, en la in­ter­mi­na­ble lu­cha por ha­cer más y con­se­guir más. La vi­da no tie­ne por qué ser una su­ce­sión de cri­sis co­ti­dia­nas. No es ne­ce­sa­rio que seas rehén de ex­pec­ta­ti­vas po­co rea­lis­tas. Per­mí­te­me que te ayu­de a re­cu­pe­rar el con­trol de tu vi­da.

La raíz del pro­ble­ma es sen­ci­lla: te ago­bias por ha­cer de­ma­sia­do, más de lo hu­ma­na­men­te po­si­ble. Te so­me­tes fí­si­ca, men­tal y es­pi­ri­tual­men­te a pre­sio­nes ex­ce­si­vas. Es ho­ra de re­con­si­de­rar tu si­tua­ción. De­ter­mi­na qué es lo más im­por­tan­te y qué es lo que tie­ne un va­lor per­du­ra­ble, cuá­les son tus prin­ci­pa­les ob­je­ti­vos y obli­ga­cio­nes a lar­go pla­zo. Ca­na­li­za tus ener­gías en esas co­sas y de­ja lo de­más. Una vez que lo ha­yas he­cho, co­men­za­rán a di­si­par­se las pre­sio­nes que en al­gún mo­men­to te han pa­re­ci­do im­po­si­bles de so­bre­lle­var.

¿Quie­res re­cu­pe­rar tu vi­da? Pue­des, pe­ro pri­me­ro debes des­em­ba­ra­zar­te de las pre­sio­nes au­to­im­pues­tas que te ha­cen sen­tir que no pue­des pa­rar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from International

© PressReader. All rights reserved.