AMOR VE­NI­DO DEL C IE LO

Conectate - - CONECTATE -

Ex­trac­to del men­sa­je de Na­vi­dad de la rei­na Isa­bel II en el año 2016

En Na­vi­dad nues­tra aten­ción se di­ri­ge al na­ci­mien­to de un ni­ño ha­ce unos dos mil años. Su cu­na fue de lo más hu­mil­de. Sus pa­dres, Jo­sé y Ma­ría, no se con­si­de­ra­ban im­por­tan­tes.

Je­su­cris­to vi­vió en el ano­ni­ma­to du­ran­te la ma­yor par­te de Su vi­da. Nun­ca via­jó le­jos. Fue di­fa­ma­do y re­cha­za­do por mu­chos, aun­que nin­gún mal hi­zo. Sin em­bar­go, mi­les de mi­llo­nes de per­so­nas si­guen aho­ra Sus en­se­ñan­zas y se orien­tan por Su luz. Yo soy una de ellas, por­que Cris­to, con Su ejem­plo, me ayu­da a en­ten­der el va­lor de ha­cer las co­sas pe­que­ñas con gran amor.

El men­sa­je de la Na­vi­dad nos re­cuer­da que la ins­pi­ra­ción es un re­ga­lo que es pre­ci­so dar tan­to co­mo re­ci­bir, y que el amor co­mien­za pe­que­ño, pe­ro siem­pre cre­ce.

Newspapers in Spanish

Newspapers from International

© PressReader. All rights reserved.