De­trás de cá­ma­ras Un mons­truo vie­ne a ver­me

15 a 20 - - NEWS -

Es­ta mo­vie don­de un chi­co uti­li­za su ima­gi­na­ción pa­ra huir del do­lor, es una de las pro­me­sas del 2017. ¡Te con­mo­ve­rá mu­chí­si­mo! Por Clau­dia Gon­zá­lez Al­va­ra­do

TO­DO CO­MEN­ZÓ CON UNA IDEA Y UN LI­BRO…

A la no­ve­lis­ta bri­tá­ni­ca Siob­han Dowd se le ocu­rrió una his­to­ria so­bre un ni­ño que li­dia­ba con la en­fer­me­dad ter­mi­nal de su mom, pues ella su­fría cáncer de seno; tris­te­men­te, mu­rió en 2007, de­ján­do­la in­con­clu­sa. Fren­te a es­to, su edi­tor pla­ti­có con el es­cri­tor Pa­trick Ness pa­ra com­ple­tar­la y en 2011 se lan­zó A monster calls (Un mons­truo vie­ne a ver­me), vol­vién­do­se un clá­si­co de la li­te­ra­tu­ra in­fan­til y ju­ve­nil.

¡Y AHO­RA LLE­GA­RÁ AL CI­NE!

Por su be­lla tra­ma, es una de las adap­ta­cio­nes li­te­ra­rias a la pan­ta­lla gran­de más es­pe­ra­das ca­si des­de que se pu­bli­có. ¿To­da­vía no lo lees? Te con­ta­mos: Co­nor O’Ma­lley (Le­wis Ma­cDou­gall) es un chi­co con una vi­da di­fí­cil de­bi­do al cáncer de su ma­má (Fe­li­city

Jo­nes), la le­ja­nía de su pa­pá (Toby

Keb­bel), una re­la­ción ma­la con su abue (Si­gour­ney Wea­ver) y el bull­ying de sus com­pa­ñe­ros. Su for­ma de li­diar con to­do es­te con­tex­to, es re­fu­giar­se en el di­bu­jo e ima­gi­nar que el vie­jo ár­bol (voz de Liam Nee­son), el cual ve des­de su ven­ta­na, co­bra vi­da y se acer­ca pa­ra vi­si­tar­lo ca­da no­che. La ilu­sión se trans­for­ma en reali­dad a las 12:07 a.m., ho­ra en que Con­nor se reúne con su pe­cu­liar ami­go pa­ra es­cu­char sus his­to­rias fan­tás­ti­cas ca­pa­ces de ha­cer­lo pen­sar y cues­tio­nar­se mi­les de co­sas, has­ta que lle­ga el mo­men­to de afron­tar su ver­dad y con­fe­sar­le su re­cu­rren­te pe­sa­di­lla al mons­truo; to­do mien­tras ni la sa­lud de su má ni su en­torno dan se­ña­les de me­jo­rar. ¿Ser­vi­rá de al­go es­te ár­bol? ¡Des­cú­bre­lo, co­rre por tus bo­le­tos! En se­rio, que­da­rás fas­ci­na­da con el mo­do co­mo lo­gra mez­clar las gran­des ac­tua­cio­nes con efec­tos es­pe­cia­les sin per­der la emo­ti­vi­dad. Su di­rec­tor, Juan An­to­nio Ba­yo­na,

la des­cri­be co­mo... “Una pe­lí­cu­la úni­ca. Te­ne­mos unas es­ce­nas muy dra­má­ti­cas con los ac­to­res y, al mis­mo tiem­po, es­ta im­pre­sio­nan­te cria­tu­ra he­cha con efec­tos es­pe­cia­les; ne­ce­si­tas en­con­trar el ba­lan­ce ade­cua­do pa­ra que eso no dis­trai­ga al es­pec­ta­dor”. Y lo con­si­guen, ¡te atra­pa­rá!

¡IN­CREÍ­BLE! EL RO­DA­JE TO­MÓ SÓ­LO 15 SE­MA­NAS (12 EN BAR­CE­LO­NA Y 3 EN MAN­CHES­TER), MIEN­TRAS LA POSTPRODUCCIÓN DU­RÓ ¡MÁS DE 1 AÑO!

LA ES­PE­RA VA­LIÓ TO­TAL­MEN­TE LA PE­NA, VE AL CI­NE ¡Y COM­PRUÉ­BA­LO!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.