Se­xual

Na­da más real: tu pri­mer en­cuen­tro ín­ti­mo es inol­vi­da­ble. Te com­par­ti­mos nues­tro top pa­ra ha­cer­lo es­pe­cial y SIN pre­sio­nes.

15 a 20 - - EDICION DE COLECCION - POR NIVIA SUSANA GONZÁLEZ

¿Có­mo sa­ber si es­toy lis­ta?

▶ NO TE SIEN­TES 'OBLI­GA­DA' POR TU EDAD. Ten cla­ro: no exis­te un momento ideal pa­ra ini­ciar tu vi­da se­xual, es un pro­ce­so per­so­nal, ¡no hay pri­sa! ▶ CO­NO­CES TU CUER­PO Y EMO­CIO­NES. ¿Sa­bes qué sí y no te gus­ta, o te pro­vo­ca in­co­mo­di­dad? Pá­ra­te fren­te al es­pe­jo pa­ra co­no­cer­te y que­rer­te, re­cuer­da: ne­ce­si­ta­mos apren­der a amar­nos a no­so­tras mis­mas an­tes de a otra per­so­na. ▶ ES­TÁS BIEN IN­FOR­MA­DA. Ubi­car los mé­to­dos an­ti­con­cep­ti­vos pa­ra pre­ve­nir em­ba­ra­zos y ETS te evi­ta­rán pa­sar un mal ra­to o dar­le en la to­rre a tu fu­tu­ro. ~_o ▶ TU BAE TE QUIE­RE Y HA­CE SEN­TIR SE­GU­RA. Aun­que sue­ne cur­si, se tra­ta de un pun­to sú­per im­por­tan­te: es bá­si­co desear com­par­tir es­ta ex­pe­rien­cia con él (o ella). Así que no es­tá de más pla­ti­car an­tes so­bre sus sen­ti­mien­tos y has­ta có­mo lo ima­gi­nan, la co­mu­ni­ca­ción es fun­da­men­tal cuan­do se tra­ta de se­xua­li­dad.

De plano me­jor no, cuan­do...

▶ Hay pre­sión de tu gru­pi­to por ser la úni­ca que to­da­vía es vir­gen. #Fail

▶ Tu no­vio te chan­ta­jea con ‘la prue­ba de amor’.

▶ No tie­nes un con­dón a la mano ni has pen­sa­do en uti­li­zar al­gún mé­to­do an­ti­con­cep­ti­vo re­gu­lar.

▶ No te en­can­ta el dón­de o cuán­do lo ha­rán.

▶ Aca­bas de co­no­cer al chi­co en cues­tión. O_O

▶ Be­bis­te drinks de más.

¡Llegó el día!

Chan­ce em­pie­cen con ca­ri­cias o pa­la­bras bo­ni­tas (cual­quier co­sa con la cual se sien­tan có­mo­dos), a es­te pre se le lla­ma ex­ci­ta­ción. Aquí tus múscu­los se ten­san, tu co­ra­zón la­te a mil por ho­ra, tu va­gi­na se hu­me­de­ce y el pe­ne de tu ga­lán ten­drá una erec­ción (jus­to en es­te momento de­be po­ner­se el con­dón). Du­ran­te la pe­ne­tra­ción qui­zá ex­pe­ri­men­tes un do­lor le­ve, se va­le pe­dir­le ha­cer­lo más len­to o cam­biar de po­si­ción, ¡el chis­te es dis­fru­tar! En es­te pun­to la ima­gi­na­ción es un buen re­cur­so pa­ra al­can­zar el or­gas­mo: don­de tu va­gi­na, pe­ri­neo y úte­ro se con­traen pa­ra pro­vo­car­te mil pla­cer, y en el ca­so de tu chi­co, su pe­ne ex­pul­sa­rá se­men. Pa­sa­do es­to, sus múscu­los se re­la­ja­rán. Yei! ¿Co­no­cías el pro­ce­so?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.