¡A co­mer! ¿Haaam­bre?

ha­ce me­dia ho­ra ¿Co­mis­te ru­gien­do? pan­za ya es­tá y tu ra­zo­nes por Exis­ten mu­chas ham­bre to­do el las que tie­nes al­gu­nas. tiem­po, te con­ta­mos

15 a 20 - - EN PORTADA - Por Fabiola Ba­rre­ra

Des­hi­dra­ta­ción

Cuan­do es­to pa­sa tu cuer­po en­vía una se­ñal al hi­po­tá­la­mo, que re­gu­la la sed... ¡y el ham­bre! Por eso a ve­ces se ‘cru­zan los ca­bles’ y co­mes pa­pas en lu­gar de hi­dra­tar­te. Me­jor be­be agua y si des­pués de 15 min no se ca­lla tu pan­ci­ta, te lan­zas por un snack de­li.

Can­san­cio

¿No dor­mis­te? El re­sul­ta­do se­rá una ma­yor pro­duc­ción de gre­ne­li­na y lep­ti­na (hor­mo­nas en­car­ga­das de es­ti­mu­lar el ape­ti­to), de ahí que ama­nez­cas con ga­nas de arra­sar con to­do el re­fri. Eví­ta­lo dur­mien­do 8 ho­ras, así no las al­bo­ro­tas y tu ba­te­ría es­ta­rá sú­per car­ga­da.

Food porn

Acep­té­mos­lo, ver pla­tos de­li­cio­sos en

Ins­ta­gram, Tumblr o Pinterest se ha vuel­to de nues­tros hobbies con­sen. Por des­gra­cia, de­di­car­le mu­cho tiem­po au­men­ta tu ape­ti­to, por eso no es tan di­fí­cil de en­ten­der tus an­to­jos y co­mo al no te­ner los reales, de­ci­das sa­tis­fa­cer­los con lo que es­tá a tu al­can­ce. XD

Estrés mÁ­xi­mo

Tie­nes mu­chí­si­ma ta­rea y para col­mo te pe­leas con tu

BAE, ¿qué pa­sa en tu cuer­po? Au­men­ta el ni­vel de las hor­mo­nas del estrés, ha­cien­do creer a tu sis­te­ma que es­tá en ries­go y ne­ce­si­ta ener­gía, ele­van­do tu ham­bre al cie­lo. In­ten­ta re­la­jar­te con cla­ses de yo­ga o mú­si­ca tran­qui­la.

Mal­pa­sar­te

Si eres de las que siem­pre anda co­rrien­do y se sal­ta co­mi­das, fail! Al ha­cer­lo pro­vo­cas que la gre­ne­li­na en­tre en ac­ción y, por lo tan­to, el trac­to gas­tro­in­tes­ti­nal es­pe­re más co­mi­da. Ésa es la ra­zón por la cual cuan­do por fin co­mes, ¡no pue­des pa­rar! La so­lu­ción es no pa­sar más de 4 h en ayuno, in­tén­ta­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.