Ne­go­cios y co­mi­da

24 Horas - El diario sin limites - - VIDA - Lau­rai­po­si­ti­va@gmail.com

En Mé­xi­co, las ce­le­bra­cio­nes van acom­pa­ña­das siem­pre de co­mi­da o be­bi­das, es una cos­tum­bre fa­mi­liar o por tra­di­cio­nes cul­tu­ra­les, de­pen­de de ca­da re­gión del país.

El rea­li­zar ne­go­cios a la ho­ra de la co­mi­da pue­de ser al­go muy ren­ta­ble y agra­da­ble o un com­ple­to desas­tre, si no to­ma­mos en cuan­ta al­gu­nos de­ta­lles bá­si­cos.

En pri­mer lu­gar de­be­mos de co­no­cer a las per­so­nas y cui­dar de­ta­lles, có­mo un buen ho­ra­rio y fe­cha para agen­dar. Ele­gir el me­jor mo­men­to para am­bas par­tes y evi­tar pri­sas, por lo que es con­ve­nien­te ha­cer­lo con su­fi­cien­te an­ti­ci­pa­ción, y un día an­tes con­fir­mar para evi­tar con­tra­tiem­pos.

Sa­ber el nú­me­ro de per­so­nas que asiss­ti­rán, pre­gun­tar qué ti­po de co­mi­da, qué be­bi­das son de su agra­do -en el ca­so de in­cluir­la- y pre­gun­tar si son alér­gi­cos a al­gún ali­men­to.

Bus­car el res­tau­ran­te cer­ca de los in­vi­ta­dos, man­dar ubi­ca­ción y da­tos ge­ne­ra­les del lu­gar o re­fe­ren­cias. Lle­gar con an­ti­ci­pa­ción y apro­ve­char el mo­men­to del ape­ri­ti­vo para rom­per el hie­lo.

Cui­dar de­ta­lles có­mo la ubi­ca­ción, co­mo­di­dad y pri­va­ci­dad de la me­sa para po­der con­ver­sar có­mo­da­men­te.

Apro­ve­char la so­bre­me­sa, que es el mo­men­to cla­ve en el que apro­ve­cha­re­mos para ha­blar del te­ma cen­tral y po­der ce­rrar con éxi­to nues­tra reunión de ne­go­cios.

Cui­dar el tiem­po de la otra u otras per­so­nas. Si son ex­tran­je­ros, por lo regular, cui­dan sus ho­ra­rios y no se ex­ce­den en tiem­po.

El an­fi­trión es quien pa­ga la cuen­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.