NOSTALGIA

4 Ruedas - - Lanzamiento -

La can­ción End­less Lo­ve in­ter­pre­ta­da por Lio­nel Ri­chie y Dia­na Ross re­ven­ta­ba las lis­tas de po­pu­la­ri­dad en la ra­dio. Por otro la­do, el Pa­pa Juan Pa­blo II re­sul­ta­ba gra­ve­men­te he­ri­do por Ali Ag­ca, un miem­bro de la ex­tre­ma iz­quier­da tur­ca, mien­tras re­co­rría la pla­za de San Pe­dro, en Ciu­dad del Va­ti­cano.

Eran tiem­pos don­de el amor y el odio for­ma­ban una ex­tra­ña si­ner­gia. ¿El año? 1981, en ese mis­mo mo­men­to Che­vro­let de­ci­dió lan­zar al mer­ca­do un se­dán que bus­ca­ba enal­te­cer la in­ge­nie­ría nor­te­ame­ri­ca­na pe­ro a un pre­cio ac­ce­si­ble, un vehícu­lo al­can­za­ble aun­que con no­ta­bles de­ta­lles de un se­dán de al­ta ga­ma.

El Ca­va­lier na­cía en una épo­ca su­ma­men­te di­fí­cil pa­ra la eco­no­mía es­ta­dou­ni­den­se por lo que su emer­sión fue idea­do mu­cho más con el co­ra­zón que con la ca­be­za. La fir­ma del cor­ba­tín ne­ce­si­ta­ba re­cu­pe­rar a sus clien­tes, los cua­les ha­bían di­ri­gi­do su mi­ra­da ha­cia los com­pac­tos ja­po­ne­ses y de­ja­ban a las mar­cas ame­ri­ca­nas en el ol­vi­do.

Aún re­cuer­do mi emo­ción al ver lle­gar a mi pa­pá con un Ca­va­lier ‘91 de se­gun­da ge­ne­ra­ción, con aque­lla fan­tás­ti­ca pa­rri­lla in­cli­na­da y esos vi­drios eléc­tri­cos que le da­ban mu­cho ‘ca­ché’, el cual sir­vió co­mo pre­lu­dio al fe­no­me­nal Z24 que lle­ga­ría más ade­lan­te. Con­vi­ví con él du­ran­te 15 años y lo re­cuer­do con un afa­ble afec­to. Lo sien­to te­nía que de­cir­lo.

TARGET ASIÁ­TI­CO PE­RO...

El Ca­va­lier 2018 es un se­dán com­pac­to fa­bri­ca­do en Chi­na co­mo par­te de la es­tre­cha co­la­bo­ra­ción en­tre Che­vro­let y el fa­bri­can­te lo­cal Saic. Es­ta si­ner­gia bus­ca com­pro­me­ter al mo­de­lo con el clien­te asiá­ti­co; los fa­ros alar­ga­dos y las for­mas cua­dra­das en la par­te pos­te­rior son el vi­vo ejem­plo de que el vehícu­lo tie­ne orí­ge­nes del país del dra­gón.

Sin em­bar­go, el Ca­va­lier se tro­pi­ca­li­za pa­ra ade­cuar­se de es­te la­do del char­co. La doble pa­rri­lla le da per­so­na­li­dad al fren­te, y las lu­ces LED de­lan­te­ras y tra­se­ras re­don­dean un gran con­jun­to ex­te­rior que in­va­ria­ble­men­te nos re­mi­te al Cru­ze.

EQUILIBRIO

La sus­pen­sión se sien­te un po­co blan­da en ca­mi­nos irre­gu­la­res y su po­ca al­tu­ra lle­ga a ser un pro­ble­ma en to­pes pro­nun­cia­dos. Sor­pren­de el aga­rre que ex­pe­ri­men­ta en cur­vas (y mí­ren que hu­bo va­rias). La di­rec­ción eléc­tri­coa­sis­ti­da ha­ce un gran tra­ba­jo al ajus­tar el vo­lan­te sin que el conductor lo no­te ade­más de ge­ne­rar un me­nor pe­so pa­ra el mo­tor que da co­mo re­sul­ta­do un me­nor con­su­mo.

CONCLUSIÓN

El Ca­va­lier 2018 se ubi­ca­rá en­tre Cru­ze y So­nic otor­gan­do un buen ni­vel de equi­pa­mien­to y se­gu­ri­dad (en la ver­sión to­pe), ba­jos con­su­mos y gran es­pa­cio en la ca­jue­la. Su pre­cio es un tan­to ele­va­do pe­ro pro­me­te ser un au­to 100% con­fia­ble. 4R

GOD BLESS AMERICA

A di­fe­ren­cia de la ca­rro­ce­ría, la ca­bi­na exi­ge enar­de­ci­da su lu­gar co­mo par­te de la ga­ma Che­vro­let. El ta­ble­ro de di­se­ño tri­di­men­sio­nal es si­mi­lar al del nue­vo Cru­ze y al de Ma­li­bu, con una si­lue­ta que co­nec­ta vi­si­ble­men­te en el cua­dro de ins­tru­men­tos y en la con­so­la; un di­se­ño siem­pre in­te­gra­do cual es­cua­dra de­por­ti­va.

La com­bi­na­ción bi­tono a lo lar­go del ha­bi­tácu­lo (dis­po­ni­ble en la ver­sión to­pe) ya es ca­rac­te­rís­ti­co de Che­vro­let y en Ca­va­lier no es la ex­cep­ción. Es­ta mis­ce­lá­nea enal­te­ce la co­mo­di­dad por den­tro aun­que des­pués de un tra­yec­to lar­go, la du­re­za de los res­pal­dos en los asien­tos pue­de ser un pro­ble­ma.

La pre­sen­ta­ción de los ma­te­ria­les es la co­rrec­ta, pre­do­mi­nan los plás­ti­cos sua­ves que si bien no son Pre­mium cum- plen con lo es­pe­ra­do. El es­pa­cio es bueno en los asien­tos de­lan­te­ros y ape­nas su­fi­cien­te atrás pe­ro con un re­la­ti­vo desaho­go pa­ra ca­be­za en per­so­nas de no más de 1.75 de es­ta­tu­ra. Sor­pren­de la ca­pa­ci­dad de la ca­jue­la de 405 lts.

Qui­zás la crí­ti­ca ven­dría en las no­ta­bles di­fe­ren­cias en­tre la ver­sión ba­se ($283,900) y la to­pe ($311,900). La va­rian­te al­ta in­te­gra una pan­ta­lla de 7” con Che­vro­let My­link y só­lo en es­ta ver­sión aña­de fre­nos de dis­co en las cua­tro ruedas y cua­tro bol­sas de ai­re.

Es­tá equi­pa­do con un mo­tor de 1.5 li­tros que ge­ne­ra una po­ten­cia de 107 bhp. Pa­ra lo­grar una bue­na ace­le­ra­ción hay que re­vo­lu­cio­nar de más el mo­tor. En es­te pun­to, la ca­ja au­to­má­ti­ca tra­ba­ja co­rrec­ta­men­te al trans­mi­tir el tor­que ne­ce­sa­rio a las ruedas.

HUATULCO FUE EL LU­GAR ele­gi­do pa­ra re­vi­vir his­to­rias a bor­do del Ca­va­lier 2018.

LA ZO­NA tra­se­ra pre­su­me tra­zos más con­ser­va­do­res.

EL TA­BLE­RO de ins­tru­men­tos es si­mi­lar al de Cru­ze y Ma­li­bu.

LA COMBIACIÓN bi­tono inun­da la ca­bi­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.