ME­TEN RE­VER­SA

El pro­ble­ma es com­ple­jo y a nues­tros go­ber­nan­tes pa­re­ce no im­por­tar­les.

4 Ruedas - - Reportaje -

Era ur­gen­te y no les in­tere­só, el exa­men de ma­ne­jo en la ca­pi­tal del país (y en mu­chos es­ta­dos más) de­be­ría ser obli­ga­to­rio pa­ra quien desea sa­car al­gún ti­po de li­cen­cia de con­du­cir en Mé­xi­co. En abril pa­sa­do, la sub­se­cre­ta­ria de la Se­mo­vi, Laura Ballesteros, di­jo que los nue­vos au­to­mo­vi­lis­tas en la ciu­dad pre­sen­ta­rían una eva­lua­ción a par­tir de di­ciem­bre y ten­drían una ca­pa­ci­ta­ción por par­te la UNAM.

No obs­tan­te el nue­vo Re­gla­men­to de Mo­vi­li­dad de la Ciu­dad de Mé­xi­co, pu­bli­ca­do ha­ce unos días, no in­clu­yó la eva­lua­ción co­mo un re­qui­si­to pa­ra ob­te­ner la li­cen­cia de con­du­cir. Tan só­lo el ar­tícu­lo 125 se­ña­la que los chó­fe­res de trans­por­te pú­bli­co y de car­ga de­be­rán apro­bar cur­sos de ca­pa­ci­ta­ción y pre­sen­tar una eva­lua­ción mé­di­ca.

De es­ta ma­ne­ra to­dos los con­duc­to­res con au­tos par­ti­cu­la­res só­lo ne­ce­si­ta­rán rea­li­zar el pa­go de $754.50. Lo úni­co que se ad­vier­te es que quien no po­sea una li­cen­cia se de­be­rá ate­ner a las san­cio­nes co­rres­pon­dien­tes. Es de­cir, el co­bro del do­cu­men­to con­ti­nua­rá sien­do un me­ro im­pues­to y no un me­di­dor fi­de­digno de co­no­ci­mien­to.

pa­ra ob­te­ner una li­cen­cia de ma­ne­jo en la CDMX.

Con al­gu­nas ex­cep­cio­nes en don­de sí se apli­ca un exa­men de ma­ne­jo, en Mé­xi­co NO se so­li­ci­ta una eva­lua­ción a quien desee ob­te­ner una li­cen­cia de con­du­cir. Las es­ta­dís­ti­cas in­di­can que en nues­tro país hay una ta­sa de 13.3 muer­tos por ca­da 100 mil ha­bi­tan­tes de­ri­va­dos de ac­ci­den­tes de trán­si­to, por­cen­ta­je que co­lo­ca a Mé­xi­co en la po­si­ción nú­me­ro 20 de 32 na­cio­nes del con­ti­nen­te ame­ri­cano.

Cer­ca de 6 mil muer­tes al año de­jan los per­can­ces de trán­si­to en Mé­xi­co y más de la mi­tad de ellos se de­ben a erro­res hu­ma­nos.

De acuer­do con or­ga­ni­za­cio­nes es­pe­cia­li­za­das en el te­ma, los si­nies­tros via­les ya re­pre­sen­tan la pri­me­ra cau­sa de muer­te en ni­ños y ni­ñas de 5 a 14 años de edad, y la se­gun­da cau­sa de muer­te en mu­je­res y hom­bres de los 15 a los 34 años de edad en el país.

To­das es­tas ci­fras arro­jan que 9 de ca­da 10 ac­ci­den­tes via­les se pu­die­ron ha­ber pre­ve­ni­do..¡va­ya da­to!

Or­ga­ni­za­cio­nes no gu­ber­na­men­ta­les 70% de los si­nies­tros via­les en las ciu­da­des ocu­rren en in­ter­sec­cio­nes. PEO­RES CIU­DA­DES PA­RA MA­NE­JAR

Se­gún la Se­cre­ta­ría de Sa­lud, los ac­ci­den­tes via­les no sue­len de­ber­se a des­co­no­ci­mien­to o ig­no­ran­cia de las nor­mas, sino a su inob­ser­van­cia, es de­cir, a la fal­ta de en­ten­di­mien­to de los va­lo­res bá­si­cos de com­por­ta­mien­to vial.

“La se­gu­ri­dad vial es un bien co­mún, es la mo­vi­li­za­ción, el des­pla­za­mien­to li­bre y exen­to de to­do da­ño en la vía pú­bli­ca. Im­pli­ca pre­ve­nir po­si­bles si­nies­tros o ac­ci­den­tes de trán­si­to que, en su ma­yo­ría, son evi­ta­bles si se to­man las pre­cau­cio­nes ne­ce­sa­rias”, afir­ma la or­ga­ni­za­ción Pi­lo­tos por la Se­gu­ri­dad Vial de FIA Mé­xi­co.

Acor­de con una en­cues­ta de Ga­bi­ne­te de Co­mu­ni­ca­ción Es­tra­té­gi­ca (GCE), el uso del te­lé­fono ce­lu­lar, la fal­ta de aten­ción al vo­lan­te y el abu­so en el con­su­mo de al­cohol son los tres prin­ci­pa­les res­pon­sa­bles de los ac­ci­den­tes au­to­mo­vi­lís­ti­cos en el país. En cuar­to lu­gar se en­cuen­tran las im­pru­den­cias, y ma­ne­jar con ex­ce­so de ve­lo­ci­dad.

Y aquí un da­to es­ca­lo­frian­te. Só­lo en 25% de los ac­ci­den­tes de trán­si­to ocu­rri­dos en Mé­xi­co se tie­ne cer­te­za de que los tri­pu­lan­tes de los vehícu­los uti­li­za­ban el cin­tu­rón de se­gu­ri­dad.

En 30% de los ac­ci­den­tes de trán­si­to es­tán in­vo­lu­cra­dos dis­trac­to­res.

Pa­ra ello, un exa­men teó­ri­co-prác­ti­co ayu­da­ría a sa­ber si el as­pi­ran­te co­no­ce es­tas de­to­nan­tes y lo obli­ga­ría a co­no­cer a fon­do el re­gla­men­to pa­ra po­der pa­sar la prue­ba. Con es­to NO ba­ja­ría al 100% los ac­ci­den­tes via­les pe­ro sí ayu­da­ría a que el con­duc­tor tu­vie­ra mu­cho ma­yor res­pon­sa­bi­li­dad de sus ac­cio­nes.

de los ac­ci­den­tes de trán­si­to ocu­rri­dos en Mé­xi­co se tie­ne cer­te­za de que los tri­pu­lan­tes de los vehícu­los uti­li­za­ban el cin­tu­rón de se­gu­ri­dad. de ca­da 10 ac­ci­den­tes via­les se pu­die­ron ha­ber pre­ve­ni­do.

LA IM­PLE­MEN­TA­CIÓN del exa­men de con­du­cir que­dó en pro­me­sa.

LOS PER­CAN­CES via­les tam­bién se de­ben al po­co co­no­ci­mien­to de las re­glas.

EL CO­NO­CI­MIEN­TO de las se­ña­les de trán­si­to se ha ol­vi­da­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.