OR­GA­NI­ZA­CIO­NES ES­TÁN FU­RIO­SAS

4 Ruedas - - Reportaje -

An­te es­ta si­tua­ción, la Aso­cia­ción Me­xi­ca­na de Trans­por­te y Mo­vi­li­dad (AMTM), la Red Na­cio­nal de Ciclismo Ur­bano (BICIRED), El Po­der del Con­su­mi­dor y Mé­xi­co Pre­vie­ne, en­tre otras or­ga­ni­za­cio­nes, si­guen exi­gien­do un exa­men de ma­ne­jo en to­das las en­ti­da­des y exi­gen la for­ma­ción de un sis­te­ma na­cio­nal en se­gu­ri­dad vial.

“Se de­be es­ta­ble­cer un sis­te­ma de for­ma­ción de con­duc­to­res y li­cen­cias de con­du­cir. Ho­mo­lo­gar la for­ma­ción de con­duc­to­res a tra­vés de la es­tan­da­ri­za­ción y con­trol de las es­cue­las de ma­ne­jo, así co­mo los ti­pos de li­cen­cias de con­du­cir y los re­qui­si­tos pa­ra ob­te­ner­las y re­no­var­las —que in­clu­yan la apli­ca­ción de exá­me­nes mé­di­cos, de co­no­ci­mien­tos teó­ri­cos y de ha­bi­li­da­des prác­ti­cas—, pa­ra la cer­ti­fi­ca­ción de ap­ti­tu­des a to­dos los con­duc­to­res”, afir­man en una de sus pro­pues­tas.

A la par, exi­gen un re­gis­tro na­cio­nal de in­frac­to­res de trán­si­to que per­mi­ta la iden­ti­fi­ca­ción y san­ción de con­duc­tas re­in­ci­den­tes, pa­ra evi­tar que aque­llos con­duc­to­res con ac­ti­tu­des y con­duc­tas in­frac­to­ras re­pe­ti­das pue­dan cir­cu­lar y usar a los vehícu­los co­mo una he­rra­mien­ta per­ju­di­cial pa­ra to­dos los usua­rios de la vía.

Los po­cos exá­me­nes que se apli­can en al­gu­nas en­ti­da­des han evi­den- cia­do el po­co co­no­ci­mien­to que se tie­ne tan­to del Re­gla­men­to de Trán­si­to así co­mo de los há­bi­tos de ma­ne­jo. Un ejem­plo de lo an­te­rior es Que­ré­ta­ro, en don­de has­ta 20% de los so­li­ci­tan­tes re­prue­ba el exa­men an­te el re­cien­te en­du­re­ci­mien­to de las eva­lua­cio­nes.

Aquí es don­de ca­da uno de no­so­tros de­be­ría­mos ser ho­nes­tos: ¿Qué pa­sa­ría si en es­tos mo­men­tos te hi­cie­ran un exa­men de co­no­ci­mien­tos y de ha­bi­li­da­des prác­ti­cas de ma­ne­jo? ¿Real­men­te lo pa­sa­rías? Más allá de la co­rrup­ción que po­dría de­ri­var en pa­gos o ‘mor­di­das’ a quien qui­sie­ra ‘sal­tar­se’ la eva­lua­ción, lo que im­por­ta es que los con­duc­to­res su­pie­ra­mos la res­pon­sa­bi­li­dad que te­ne­mos al con­du­cir un vehícu­lo. 4R

JAPON VS MÉ­XI­CO FÁ­CIL Son las 8:40 AM y Da­niel es­tá fe­liz, aca­ba de cum­plir 18 años y se en­cuen­tra en la fi­la de un cen­tro co­mer­cial en Miguel Ángel de Que­ve­do pa­ra sa­car su li­cen­cia de ma­ne­jo. Lle­gó a las 8 y tie­ne en su po­der su INE, un com­pro­ban­te de do­mi­ci­lio y su fi­cha de pa­go. Cer­ca de 20 mi­nu­tos des­pués sa­le son­rien­te con su nue­va li­cen­cia. Cuan­do se le cues­tio­na si sa­be ma­ne­jar, él son­rien­te di­ce “pues no mu­cho pe­ro voy apren­dien­do”. A Da­niel só­lo le lle­vo una ho­ra y 754 pe­sos tra­mi­tar una li­cen­cia. En nues­tro país hay una ta­sa de 13.3 muer­tos por ca­da 100 mil ha­bi­tan­tes de­ri­va­dos de ac­ci­den­tes de trán­si­to COM­PLI­CA­DO Ma­nuel lle­va tiem­po en Ja­pón y se ha per­ca­ta­do de la di­fi­cul­tad pa­ra tra­mi­tar una li­cen­cia allá. El jo­ven no pu­do com­pro­bar que to­mó un exa­men en nues­tro país por lo que tu­vo que tra­mi­tar la li­cen­cia co­mo cual­quier ciu­da­dano ja­po­nés, ya pa­gó 2,000 dó­la­res de un cur­so de ma­ne­jo, así co­mo 100 dó­la­res que cues­ta el exa­men es­cri­to. Ha gas­ta­do bas­tan­te pe­ro allá las mul­tas de trán­si­to son ca­rí­si­mas y de­be tra­mi­tar es­te do­cu­men­to. Sie­te me­ses y 2,100 dó­la­res des­pués, nues­tro en­tre­vis­ta­do ob­tie­ne su li­cen­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.