¡A CO­RRER!

4 Ruedas - - 3 Motores Disponibles Atención -

La ru­ta pre­pa­ra­da por la mar­ca nos lle­vó, du­ran­te dos días, a tran­si­tar bue­na par­te de la is­la de Cre­ta a tra­vés de una ca­rre­te­ra de do­ble sen­ti­do y con cur­vas al por ma­yor, tra­mos por don­de Cayenne mos­tró to­do lo que es ca­paz de ha­cer. Se asen­tó en cur­vas con un aplo­mo apo­teó­si­co y el po­co ba­lan­ceo de la ca­rro­ce­ría en ver­dad asus­tó. En es­te pun­to co­bró es­pe­cial re­le­van­cia el Con­trol Di­ná­mi­co del Cha­sis, el cual eli­mi­na to­da cla­se de ba­lan­ceo la­te­ral den­tro del Cayenne ocu­pa­do por dos per­so­nas in­clu­so en una ace­le­ra­ción trans­ver­sal de has­ta 0,8 g. Cuan­do la ca­rro­ce­ría se in­cli­na, el mo­tor gi­ra am­bas mi­ta­des en sen­ti­dos opues­to, con lo que se man­tie­ne la es­truc­tu­ra en po­si­ción ho­ri­zon­tal. Ade­más, el nue­vo cha­sis lo ha­ce más li­ge­ro.

Pe­ro no to­do es con­duc­ción de­por­ti­va que nos eri­ce la piel, Cayenne tam­bién ofre­ció un po­der co­mu­ni­ta­rio en tér­mi­nos de ca­pa­ci­dad fue­ra del as­fal­to. La mar­ca nos lle­vó por un tra­mo don­de pie­dras y de­más des­per­fec­tos no fue­ron pro­ble­mas pa­ra el vehícu­lo.

Si bien lo an­te­rior ya lo pre­su­mía en la edi­ción pa­sa­da, en ver­dad me sor­pren­dió sus ca­pa­ci­da­des off-road (ahí te ha­blan Jeep), a tra­vés de una dis­tan­cia li­bre al sue­lo de 240 mm, un án­gu­lo de ram­pa de unos 21 gra­dos, una pro­fun­di­dad de va­deo de 525 mm y, la sus­pen­sión neu­má­ti­ca con tres cá­ma­ras op­cio­nal.

A la par aña­de un eje trasero di­rec­cio­nal, don­de las rue­das pos­te­rio­res gi­ran al mis­mo tiem­po y en si­mi­lar di­rec­cion que las de­lan­te­ras pa­ra me­jo­rar la es­ta­bi­li­dad, mien­tras que a ba­jas ve­lo­ci­da­des, gi­ran en sen­ti­do opues­to pa­ra dis­mu­nuir el ra­dio de gi­ro y fa­vo­re­cer las ma­nio­bras de es­ta­cio­na­mien­to.

Qui­zá hu­bo dos pun­tos que no me lle­ga­ron a con­ven­cer del to­do. El pri­me­ro fue el tac­to su­ma­men­te ar­ti­fi­cial de la di­rec­ción que co­mu­ni­ca po­co con el ac­cio­nar de las rue­das; el se­gun­do fue el he­cho de que Pors­che ha­ya de­ci­di­do no mon­tar en es­ta nue­va ge­ne­ra­cion la es­pec­ta­cu­lar trans­mi­sión PDK que in­clu­yo en Pa­na­me­ra.

Con es­to no di­go que la ca­ja con con­ver­ti­dor de par con­ven­cio­nal que aña­de no cum­ple, de he­cho ge­ne­ra unos tiem­pos de reac­ción mu­cho más cor­tos con un arran­que bas­tan­te có­mo­do y es­tá en­fo­ca­da a sol­ven­tar cua­li­da­des de car­ga (pue­den arras­trar sin pro­ble­mas car­gas re­mol­ca­das de has­ta 3,5 to­ne­la­das).

No obs­tan­te me hu­bie­ra en­can­ta­do que Pors­che se ani­ma­ra a equi­par­la con la PDK que des­pier­ta las más ba­jas pa­sio­nes y que per­mi­te a su her­mano Pa­na­me­ra es­tar en otro ni­vel. Cues­tión de gus­tos.

CAYENNE BA­SE: V6 Tur­bo de 3.0 li­tros CAYENNE S: V6 Bi­tur­bo de 2.9 li­tros CAYENNE TUR­BO: V8 Bi­tur­bo de 4.0 li­tros El mo­de­lo es­ta­ría lle­gan­do a nues­tro país en el pri­mer tri­mes­tre del si­guien­te año.

LOS NEU­MÁ­TI­COS rea­li­zan un muy buen tra­ba­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.