APA­SIO­NAN­TE Y CAR­DIA­CA

Neu­má­ti­cos da­ña­dos, mo­to­res en lla­mas, re­ba­ses for­za­dos y gran adre­na­li­na es lo que se vi­vió en el Gran Pre­mio de Mé­xi­co.

4 Ruedas - - Terreno El Equipo De -

Los 337,043 afi­cio­na­dos que se die­ron ci­ta en el Au­tó­dro­mo Her­ma­nos Ro­drí­guez pa­ra pre­sen­ciar una de las ca­rre­ras más in­tere­san­tes del año, no les im­por­tó el in­ten­so sol que cu­brió el even­to du­ran­te los tres días y así dis­fru­ta­ron de los múl­ti­ples shows que in­va­die­ron el lu­gar. Co­mo las prác­ti­cas, las ca­li­fi­ca­cio­nes, la Pors­che Mo­bil Su­per­cup, la ca­rre­ra de au­tos clá­si­cos y la Fór­mu­la 4, así co­mo el des­fi­le de día de muer­tos y la pre­sen­ta­ción de los pi­lo­tos a bor­do de los clá­si­cos que re­co­rrie­ron el au­tó­dro­mo un día an­tes del gran cir­co.

Con to­da es­ta adre­na­li­na y pa­sión por el automovilismo, los afi­cio­na­dos die­ron vi­da al emo­ti­vo canto del Himno Na­cio­nal a to­do pul­món on­dean­do la ban­de­ra de Mé­xi­co con mu­cho or­gu­llo mi­nu­tos an­tes del ban­de­ra­zo.

Sin du­da, la Fór­mu­la Uno es uno de los me­jo­res es­pec­tácu­los del mun­do re­co­rrien­do los me­jo­res cir­cui­tos en aque­llos mo­no­pla­zas que ape­nas pe­san 728 kgs. in­cluí­dos el pi­lo­to y el com­bus­ti­ble.

La emo­ción co­men­zó al es­cu­char ru­gir las uni­da­des de po­ten­cia V6 tur­bo­car­ga­dos que hi­cie­ron vi­brar el cir­cui­to y el co­ra­zón de los asis­ten­tes.

A pe­sar del os­cu­ro pa­no­ra­ma ini­cial pa­ra Ha­mil­ton y Vet­tel, el fi­nal fue alen­ta­dor. Co­men­za­ron a sa­car la cas­ta y ade­lan­tar a los pi­lo­tos de­lan­te de ellos re­cor­tan­do dé­ci­mas, vuel­ta a vuel­ta. Lo­gra­ron re­ba­sar a Mag­nus­sen y Erics­son po­si­cio­nán­do­se en la sép­tima y de­ci­mo­cuar­ta po­si­ción has­ta es­te mo­men­to del GP. El mo­no­pla­zo del bri­tá­ni­co lu­ció la au­sen­cia de la fa­mo­sa “ale­ta de ti­bu­rón” que mu­chos de­ci­die­ron ocu­par pa­ra me­jo­rar la ae­ro­di­ná­mi­ca del bó­li­do. Vet­tel sa­có el co­bre y lo­gró es­ca­lar a ca­da uno de sus con­trin­can­tes in­clu­yen­do la mal obra de Mas­sa quien le ce­rró el pa­so pa­ra em­pu­jar­lo (fue pe­na­li­za­do).

A pe­sar de su mo­vi­mien­to, Mas­sa no im­pi­dió el avan­ce del ale­mán, quien fi­nal­men­te se co­lo­có en cuar­to lu­gar, ja­más se dió por ven­ci­do a sin im­por­tar de la des­ven­ta­ja que ob­tu­vo en la pri­me­ra vuel­ta y el des­alen­ta­dor pa­no­ra­ma. In­clu­so, hi­zo una vuel­ta rá­pi­da lo­gran­do ade­lan­tar por dos se­gun­dos a Es­te­ban Ocon pa­ra se­guir su avan­ce.

El bi­cam­peón Fer­nan­do Alonso ade­lan­ta a Ro­main Gros­jean al­can­zan­do a to­car­se sin gran­des da­ños en su mo­no­pla­za por lo que si­guió co­lo­cán­do­se en la un­dé­ci­ma pla­za, jus­to por de­trás de su com­pa­ñe­ro Stof­fel Van­door­ne, la jo­ven pro­me­sa bel­ga de la es­cu­de­ría Mcla­ren. Bue­na tác­ti­ca de la ca­sa de Wo­king que par­tían des­de la par­te tra­se­ra de la pa­ri­lla de­bi­do a las pe­na­li­za­cio­nes por cam­bios en su uni­dad de po­ten­cia.

El me­xi­cano Ser­gio Pérez se ale­jó de la quin­ta po­si­ción por cam­bio de neu­má­ti­cos, es­tra­te­gia que le ro­bó se­gun­dos ter­mi­nan­do sép­ti­mo en su ca­sa des­pués de una gran lu­cha en su For­ce In­dia con el Fe­rra­ri de Ki­mi Raik­ko­nen que al fi­nal lo­gró ade­lan­tar­lo gra­cias al buen rit­mo de su Ca­va­llino Ram­pan­te que po­día su­pe­rar los mil ca­ba­llos de fuer­za.

Sin du­da, el re­ba­se más car­dia­co fue el de Ha­mil­ton a Alonso, a pe­sar de que el es­pa­ñol no se de­ja­ba el bri­tá­ni­co lo con­si­guió obli­gán­do­lo a ha­cer­se a un la­do, iba de­ci­di­do a ser cam­peón mun­dial.

Tan­tas si­tua­cio­nes en un mis­mo es­ce­na­rio se su­ci­ta­ron en la For­mu­la1 2017, dra­má­ti­cas des­com­pos­tu­ras, al­can­ces en­tre los mo­no­pla­zas, neu­má­ti­cos ro­tos, in­cen­dios y has­ta aban­do­nos ines­pe­ra­dos co­mo la del mo­no­pla­za de Ni­co Hül­ken­berg quien tu­vo que sa­lir ya que la es­cu­de­ría se lo or­de­nó al no ser un au­to se­gu­ro por una des­com­pos­ru­ta. To­do es­to cau­só la aten­ción del pú­bli­co en to­do mo­men­to.

Al fi­nal del Gran Pre­mio de Mé­xi­co to­da la aten­ción se la lle­vó -ni el pri­mer lu­gar ni el hé­roe lo­cal- sino Le­wis Ha­mil­ton que hi­zo nú­me­ros y só­lo ne­ce­si­tó un no­veno lu­gar pa­ra ce­rrar ma­te­má­ti­ca­men­te el cam­peo­na­to en mues­tro país, con­si­guién­do­lo con gran es­tra­te­gia y pa­cien­cia des­pués de ver­se en el úl­ti­mo lu­gar.

La vic­to­ria se la lle­vó Max Vers­tap­pen se­gui­do de Valt­te­ri Bot­tas, la ter­ce­ra po­si­ción fue pa­ra Ki­mi Raik­ko­nen, se­gui­do por el cuar­to y muy va­lio­so lu­gar de Vet­tel quien real­men­te se es­for­zó pa­ra con­se­guir­lo, eso sí, sin lo­grar im­pe­dir que el bri­tá­ni­co y afa­ma­do Le­wis Ha­mil­ton fue­ra nom­bra­do cam­peón del mun­do del Mun­dial de Fór­mu­la 1 2017.

4R

FÓR­MU­LA

LA PRI­ME­RA cur­va del Her­ma­nos Ro­drí­guez fue la más desafian­te y de­ci­si­va pa­ra los pi­lo­tos. CAS­CO QUE uti­li­zó Da­niel Ric­ciar­do con ele­men­tos ca­rac­te­rís­ti­cos de la cul­tu­ra me­xi­ca­na.

DA­NIEL RIC­CIAR­DO a bor­do de su Red Bull pa­san­do por las cur­vas de Fo­ro Sol. MO­NO­PLA­ZA DEL equi­po Mer­ce­des-benz con el pi­lo­to Le­wis Ha­mil­ton a bor­do.

HAAS SE ha con­ver­ti­do en el equi­po B de Fe­rra­ri.

SEBASTIAN VET­TEL arran­có des­de la po­si­ción de pri­vi­le­gio. DRA­MÁ­TI­CO AL­CAN­CE en­tre Le­wis Ha­mil­ton y Da­niel Ric­ciar­do.

EL DES­FI­LE del Día de Muer­tos fue es­pec­ta­cu­lar.

TRAS EL sis­mo, la unión del país se hi­zo no­tar. CHE­CO PÉREZ fue ova­cio­na­do en­tre las mul­ti­tu­des.

MAX VERS­TAP­PEN as­cen­dió a lo más al­to del po­dio en el Gran Pre­mio de Mé­xi­co 2017.

EL NO­VENO lu­gar de Ha­mil­ton no le im­pi­dió ga­nar su cuar­to Mun­dial de F1.

FOR­CE IN­DIA ase­gu­ró el cuar­to si­tio del cam­peo­na­to de cons­truc­to­res.

LA BE­LLE­ZA pre­sen­te en ca­da pad­dock de la Fór­mu­la 1. EL AMG GT R se lu­ció con Ha­mil­ton en Aus­tin.

HA­MIL­TON FES­TE­JÓ des­de Es­ta­dos Uni­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.