TA­LE­NTO MA­TA BI­LLE­TES

OGIER, HEPTACAMPEÓN

4 Ruedas - - Dato -

Las lá­gri­mas de Sé­bas­tien Ogier y Julien In­gras­sia al fi­nal del Rally de Ga­les era la ex­pre­sión de unos hep­ta­cam­peo­nes que de­mos­tra­ron an­te el mun­do que el pi­lo­to pue­de ser una gran di­fe­ren­cia en el de­por­te mo­tor, jus­to en una era en que los pre­su­pues­tos y los res­pal­dos de las gran­des au­to­mo­tri­ces do­mi­nan.

La tem­po­ra­da 2017 de Ogier fue un vai­vén de emo­cio­nes. A fi­na­les del año pa­sa­do se en­con­tró a un pa­so de no com­pe­tir en lue­go de la sa­li­da abrup­ta de Volks­wa­gen del Cam­peo­na­to Mun­dial de Ra­llies.

El fu­tu­ro del fran­cés se acla­ró cuan­do M-sport, el úni­co pri­va­do que com­pi­te en la má­xi­ma di­vi­sión del WRC, le dio un lu­gar en uno de los Ford Fies­ta WRC de nue­va ge­ne­ra­ción.

“Fue una apuesta ir con M-sport. Ya en se­rio, tal vez no lo fue, pe­ro sí fue un re­to que acep­ta­mos”, ex­pli­có Ogier en la web ofi­cial de la se­rie.

El re­to de 2017 no fue sen­ci­llo pa­ra él, es­te año, la ca­te­go­ría es­tre­nó una nue­va ge­ne­ra­ción de co­ches más po­ten­tes. Hyun­dai, Ci­troën y To­yo­ta ha­bían te­ni­do más he­rra- mien­tas pa­ra desa­rro­llar sus vehícu­los, en com­pa­ra­ción con M-sport, y a pe­sar de ello los do­ble­gó.

“Cin­co es só­lo un nú­me­ro. Cla­ro que es un nú­me­ro her­mo­so. Yo nun­ca me ima­gi­né es­tar en es­ta po­si­ción de ga­nar cin­co tí­tu­los”, agre­gó.

Tal vez cuan­do us­ted lea es­to, Ogier ya ten­ga de­ci­di­do su fu­tu­ro pa­ra 2018. Sea cual sea su des­tino, ya es el se­gun­do pi­lo­to más exi­to­so de la his­to­ria de la se­rie.

4R

SÉ­BAS­TIEN OGIER, de­re­cha, fes­te­ja su cam­peo­na­to. VIC­TO­RIAS

Sé­bas­tien Ogier gol­peó el or­gu­llo de tres mar­cas au­to­mo­tri­ces al ga­nar el tí­tu­lo del WRC con un co­che pri­va­do de M-sport.

WRC

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.