DA­MA LA PER­FEC­TA

De­trás de esa son­ri­sa en­can­ta­do­ra no só­lo le gus­tan los de­por­tes sino tam­bién ama la ve­lo­ci­dad.

4 Ruedas - - Mundo Sobre Ruedas -

Des­de esd ha­ce unos me­ses deseá­ba­mos des pla­ti­car con Ma­ria­na Eche­ve­rría, rría sa­bía­mos que ade­más ade de ser ca­ris­má­ti­ca, má aman­te de los de­por­tes dep ex­tre­mos y muy mu gua­pa, te­nía una cier­ta cie pa­sión por los au­to­mó­vi­les, auu­to­mó­vi­les, y así fue fue, la ac­triz des­de muy pe­que­ña co­menz co­men­zó a ma­ne­jar y co­mo mu­chos de no­so­tros, lo hi­zo a es­con­di­das de dee sus pa­pás. “Si “SSI la me­mo­ria no me fa­lla, la pri­me­ra raa vez que ma­ne­jé fue a los 14 años. Re­cuer­do que la li­cen­cia li­cen te la da­ban has­ta hhas­ta los 16, pe­ro te­nía ten ami­gos que me pres­ta­ban ppres­ta­ban su co­che p pa­ra que de for­ma “ile­gal” me die­ra al­gu­nas alg vuel­tas en ellos. ee­llos. Des­de me pri­me­ra prim ex­pe­rien­cia me en­can­tó con­du­cir”, con­duc co­men­tó.

La tam­bién con­duc­to­ra con­duc re­cuer­da aún el mo­de­lo del co­che coch en el que co­men­zó a ma­ne­jar, y re rem­me­mo­ra lo que le su­ce­dió a ese veh vehícu­lo. “Era un Ford Esc Es­cort XT, de esos que ya no exis­ten. Pe Per­te­ne­cía a un buen ami­go que me lo pres­ta­ba pa­ra te­ner más con­fian­za con­fi­fia tras el vo­lan­te, pe­ro la­men­tabl la­men­ta­ble­men­te lo cho­qué. De ese su­ce­so m me que­da­ron bue­nas y ma­las ex­pe­rien­cias, co­mo que sí y que no ha­cer al mo­men­to de es­tar ma­ne­ja ma­ne­jan­do”.

El pri­mer au­to q que Ma­ria­na tu­vo fue un Jet­ta mod mo­de­lo 1994, su pa­pá se lo re­ga­ló a ella y a su her­ma­na pa­ra mo­ver­se po por la ciu­dad, pe­ro nos cuen­ta que con su di­ne­ro su pri­mer vehícu­lo fue un Peu­geot Pe 206 CC. “Mi sue­ño era te­ner te­ne un con­ver­ti­ble, por eso es­co­gí un 2 206 CC; me en­can- ta­ba, ade­más vi­ví una de las ex­pe­rien­cias más cu­rio­sas de mi vi­da en él. Un tiem­po ra­di­qué en Man­za­ni­llo, y des­pués de un día a otro me mu­dé a Puer­to Va­llar­ta, pe­ro co­mo no te­nía mu­dan­za, me­tí to­das mis co­sas en mi co­che y ¡en­tra­ron!, que eso fue lo mas chis­to­so por­que es un au­to muy pe­ro muy pe­que­ño. De tan­tas ca­jas y equi­pa­je que lle­va­ba en la ca­rre­te­ra iba cir­cu­lan­do co­mo a 20 km/h, pues el pe­so no me de­ja­ba avan­zar más rá­pi­do. Lo más gra­cio­so de es­ta historia fue ha­ber­me lle­va­do el col­chón en el tol­do, li­te­ral lo ama­rré y así me lo trans­por­té to­do el ca­mino”, re­cuer­da en­tre ri­sas.

¿SI TUVIERAS LA OPOR­TU­NI­DAD DE REA­LI­ZAR UN VIA­JE EN AU­TO A DÓN­DE SE­RÍA?

Por to­do Amé­ri­ca La­ti­na has­ta lle­gar a Argentina.

¿PREFIERES MA­NE­JAR O QUE LO HA­GAN POR TI?

Cien por cien­to ma­ne­jar y que sea rá­pi­do.

¿QUÉ CA­RRE­TE­RA DE MÉ­XI­CO NOS RECOMENDARÍAS?

Ha­ce po­co re­co­rrí la de Quin­ta­na Roo y me fas­ci­nó.

¿CUÁL ES TU AU­TO DE ENSUEÑO? ¿QUÉ PRO­YEC­TOS TIE­NES EN PUER­TA?

Es­toy en el “Pri­vi­le­gio de Man­dar” que se trans­mi­te por re­des so­cia­les, pe­ro pron­to es­ta­ré en al­gu­nos pro­gra­mas de­por­ti­vos y en­tre­te­ni­mien­tos.

una mu­jer mu ex­tre­ma; se en­cuen­tra

Amo el Ko­de57 del di­se­ña­dor Ken Oku­ya­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.