COR­DE­RO FE­ROZ

AU­DI RS 3 La mar­ca de los cua­tro aros alar­dea con el mo­tor de cin­co ci­lin­dros más po­ten­te del mun­do, el cual le da vi­da al pri­mer se­dán que re­ci­be la de­no­mi­na­ción RS de la fa­mi­lia Au­di Sport. Ade­más de pre­su­mir que la sa­ga con­ti­núa, nos de­jó sin alien­to e

4 Ruedas - - Dato -

Adi­fe­ren­cia de otras prue­bas de ma­ne­jo es­ta re­sul­tó más di­ver­ti­da y ex­tre­ma que otras, no so­lo por el di­ná­mi­co y lla­ma­ti­vo au­to que con­du­cía­mos sino por la ru­ta que to­ma­mos pa­ra la se­sión de fotos que ve­rán en es­tas pá­gi­nas. El Au­di RS3 se­dán sa­lió a lu­cir­se por la au­to­pis­ta ha­cia Cuernavaca, Morelos, has­ta que de­ci­di­mos des­viar­nos por un tra­mo don­de pa­só lo que te­nía que pa­sar.

A LA VIS­TA

Lla­ma­mos la aten­ción en to­das par­tes por esas fas­cias y lí­neas mus­co­lo­sas, ese co­lor azul que lo ha­ce ver me­ga de­por­ti­vo y por el ru­gi­do de su mo­tor que re­tum­ba en los oí­dos des­de el mo­men­to en que pre­sio­nas el bo­tón pa­ra en­cen­der­lo. Sin la ne­ce­si­dad de ace­le­rar los es­ca­pes tro­na­ban y ru­gían co­mo to­do un león, aun­que lo fe­roz lle­ga­ba con el mo­do de ma­ne­jo Dy­na­mic, al ele­gir el bo­tón Dri­ve Se­lect pa­ra así en­viar más po­ten­cia al eje tra­se­ro, y cla­ro, si bus­cas un man­so cor­de­ro, tam­bién es po­si­ble con el mo­do Con­fort pa­ra ha­cer los cam­bios a ba­jo ré­gi­men dán­do­te una con­duc­ción más sua­ve.

Por­ta un mo­tor de cin­co ci­lin­dros en lí­nea con in­yec­ción di­rec­ta de ga­so­li­na, tur­bo­com­pre­sor con in­ter­coo­ler pa­ra re­fri­ge­ra­ción del ai­re de car­ga, cua­tro vál­vu­las por ci­lin­dro y do­ble ár­bol de le­vas en ca­be­za (DOHC) pa­ra dar­le un me­jor con­trol al mo­tor y una ma­yor po­ten­cia. Su ca­pa­ci­dad de ace­le­ra­ción es de 0 a 100 km/h en 4.1 se­gun­dos, y jus­to aquí es don­de nos di­mos cuen­ta que ese “pe­que­ño” de 4Rue­das me­re­cía un pa­seo más lar­go y un es­ce­na­rio tan mag­ní­fi­co co­mo él.

Es­té­ti­ca­men­te, el fren­te le dice a cual­quie­ra que es un mons­truo al ace­cho con la enor­me pa­rri­lla en for­ma de pa­nal y la ins­crip­ción “quat­tro” que in­di­ca la ya co­no­ci­da trac­ción in­te­gral per­ma­nen­te de la mar­ca. Es­to le da un ma­ne­jo muy equi­li­bra­do que com­pro­ba­mos en una ca­rre­te­ra con de­ma­sia­das cur­vas ce­rra­das y un so­lo ca­rril has­ta lle­gar a la co­no­ci­da La­gu­na de Zem­poa­la, jus­to la ru­ta que de­ci­di­mos to­mar pa­ra en­con­trar­nos con adre­na­li­na pu­ra al vo­lan­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.