MA­NE­JAN­DO 4 X 4

Exis­ten in­fi­ni­dad de ele­men­tos pre­men­tos­que­nos­pue­de­ne­na­yu­da­rav que nos pue­den ayu­dar a pre­ve­nir ac­ci­den­tes, sin em­bar­go, la pru­den­cia, el con­trol y san­gre fría son as­pec­tos que nun­ca de­be­mos per­der. Si fue inevi­ta­ble, lo me­jor es es­tar pre­pa­ra­do para re­du

4 Ruedas - - Todo Terreno -

To­dos los au­to­mó­vi­les fa­bri­ca­dos hoy en día cum­plen con acuer­dos in­ter­na­cio­na­les los cua­les revi­san y re­gu­lan la se­gu­ri­dad de quie­nes via­jan en ellos. Pe­ro para los vehícu­los Jeep las con­di­cio­nes de uso son ge­ne­ral­men­te más se­ve­ras que las apli­ca­das a un au­to co­mún.

Lo más im­por­tan­te es no so­bre­pa­sar los lí­mi­tes sin te­ner ex­pe­rien­cia o apo­yo de un ex­per­to. No siem­pre se pue­de y, por sen­ti­do co­mún, po­de­mos po­ner en ries­go el vehícu­lo y la in­te­gri­dad de los ocu­pan­tes.

Exis­ten al­gu­nas op­cio­nes para dis­mi­nuir el ries­go de le­sio­nes, una es in­cre­men­tan­do las ca­pa­ci­da­des de nues­tro Jeep con ac­ce­so­rios es­pe­cia­li­za­dos Mo­par con los cua­les no pier­des ga­ran­tía y es­tán di­se­ña­dos por In­ge­nie­ros para en­fren­tar a la na­tu­ra­le­za sin pie­dad, así co­mo tam­bién las ha­bi­li­da­des del pi­lo­to para no te­ner ave­rías se­ve­ras y per­der el con­trol; y la otra es re­for­zan­do la es­truc­tu­ra para que re­sis­ta los im­pac­tos sin de­for­mar­se, ob­via­men­te la com­bi­na­ción de am­bos, nos ayu­da­rán a pro­te­ger nues­tra in­ver­sión y la vi­da.

Un as­pec­to im­por­tan­te y esen­cial es la po­si­ción de con­duc­ción del pi­lo­to, el asien­to de­be fa­vo­re­cer la vi­si­bi­li­dad ha­cia el en­torno fue­ra del vehícu­lo, es­to nos ayu­da­rá en la ma­nio­bra­bi­li­dad, y con­trol to­tal. De­be exis­tir una dis­tan­cia mí­ni­ma de 10 cen­tí­me­tros en­tre la ca­be­za y el tol­do o “roll­bar”. La dis­tan­cia al vo­lan­te de­be per­mi­tir lle­var los bra­zos con una li­ge­ra fle­xión al to­mar­lo, y las pier­nas nun­ca de­ben que­dar to­tal­men­te es­ti­ra­das.

UNA HIS­TO­RIA SIN FIN

El sol es­tá ba­jan­do, hay can­san­cio acu­mu­la­do de las ho­ras tras el vo­lan­te y es­ta­mos lle­nos de pol­vo o con el lo­do has­ta las ro­di­llas; pe­ro hay son­ri­sas que de­la­tan que no que­re­mos es­tar en otro lu­gar, sino pre­ci­sa­men­te ahí; en­tre esos atar­de­ce­res in­ter­mi­na­bles.

Ca­da mes lle­ga ese mo­men­to en que de­ja­mos las preo­cu­pa­cio­nes y la ru­ti­na; nos po­ne­mos las bo­tas y car­ga­mos el Jeep con el equi­po bá­si­co ne­ce­sa­rio, para sa­lir del pa­vi­men­to y atra­ve­sar los más di­ver­sos pai­sa­jes de nues­tro her­mo­so Mé­xi­co.

Ape­nas es­ta­mos a mi­tad de año y to­da­vía que­dan mu­chas emo­cio­nes por vi­vir. En­tre las más in­tere­san­te te­ne­mos la Ex­pe­di­ción Cas­ca­da del Agua Llo­vi­da en Du­ran­go, la cual ha cau­sa­do mu­cha ex­pec­ta­ti­va, el Fes­ti­val de Lo­do, Las Lu­ciér­na­gas, ex­pe­rien­cias que no pue­des per­der­te a bordo de tu Jeep, se­rá al­go com­ple­ta­men­te inol­vi­da­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.