TEX­TU­RAS DRA­MÁ­TI­CAS

La in­terio­ris­ta So ía As­pe di­se­ñó una re­si­den­cia ar­tsy con ca­rác­ter mas­cu­lino y so is­ti­ca­dos to­ques re­tro.

AD (México) - - Summario -

La in­terio­ris­ta So­fía As­pe di­se­ñó una re­si­den­cia ar­tsy con ca­rác­ter mas­cu­lino y to­ques re­tro.

hha­bi­tar un de­par­ta­men­to con vis­tas es­pec­ta­cu­la­res al Bos­que de Cha­pul­te­pec es un gra­to pri­vi­le­gio. Sin em­bar­go, es­ta ex­pe­rien­cia pue­de ser aún más go­zo­sa gra­cias a la vi­sión de una in­terio­ris­ta co­mo So­fía As­pe, quien se en­car­gó de di­se­ñar una so­fis­ti­ca­da re­si­den­cia con tin­tes ar­tsy y re­tro en la Ciu­dad de Mé­xi­co.

En es­te pro­yec­to, la ins­pi­ra­ción prin­ci­pal fue el pro­pio clien­te, con quien la di­se­ña­do­ra com­par­te una vi­sión es­té­ti­ca si­mi­lar, pun­to cla­ve pa­ra lo­grar una co­la­bo­ra­ción flui­da, en con­fian­za y sin res­tric­cio­nes crea­ti­vas.

“Mi ins­pi­ra­ción fue mi clien­te, un hom­bre jo­ven; de allí que los es­pa­cios sean mas­cu­li­nos y mo­der­nos. El pro­yec­to tie­ne aca­ba­dos de lu­jo y con­tem­po­rá­neos, pe­ro a la vez atem­po­ra­les, que en­ve­je­ce­rán bien con el tiem­po”, com­par­tió So­fía As­pe. Uno de los se­llos de la in­terio­ris­ta es el juego de tex­tu­ras en per­fec­to ba­lan­ce que so­bre­sa­le en ca­da uno de sus pro­yec­tos, y es­ta re­si­den­cia no fue la ex­cep­ción.

“El juego de tex­tu­ras es cla­ve pa­ra mí. Por ejem­plo, el cris­tal ave­jen­ta­do, el dra­ma­tis­mo de las ve­tas de los már­mo­les y gra­ni­tos, la ca­li­dez y el co­lor sua­ve de la due­la, los to­nos té­rreos del no­gal, el lu­jo y la sen­sa­ción de con­fort de las te­las en cor­ti­nas y co­ji­ne­ría, y el co­lor y los pa­tro­nes a tra­vés de los

ta­pi­ces. Es­tas tex­tu­ras dan ca­rác­ter y per­so­na­li­dad al es­pa­cio y co­exis­ten de ma­ne­ra ar­mó­ni­ca”, ase­gu­ró.

Asi­mis­mo, ese equi­li­brio se ex­tien­de al mo­bi­lia­rio, los ac­ce­so­rios y las obras de ar­te, pues se se­lec­cio­na­ron tan­to pie­zas con­tem­po­rá­neas co­mo ob­je­tos icó­ni­cos, ta­les co­mo la chai­se lon­gue LC4 de Le Cor­bu­sier, la si­lla Bar­ce­lo­na pa­ra la re­cá­ma­ra o el can­dil de los años 60 de Dirk Jan Ki­net ubi­ca­do en el co­me­dor.

El im­pac­to del ar­te fue tan im­por­tan­te pa­ra la di­se­ña­do­ra que in­clu­so de­fi­nió la pa­le­ta de co­lo­res a par­tir de la pie­za de ce­rá­mi­ca de Adán Pa­re­des y los óleos de Omar Sáenz y Car­los Mé­ri­da. “Ins­pi­ra­da en esas pie­zas ele­gí to­nos azu­les y blan­cos con to­ques de ro­jo pa­ra la sa­la-co­me­dor y la re­cá­ma­ra. En el ca­so de la cocina, gris, azul y ne­gro, mien­tras que pa­ra la sa­la de ba­ño se eli­gie­ron dis­tin­tos ma­ti­ces de ver­de”, in­di­có As­pe.

Gra­cias a la co­la­bo­ra­ción con Artigas Ar­qui­tec­tos, se lo­gró que los am­bien­tes tu­vie­ran la am­pli­tud y la fun­cio­na­li­dad ne­ce­sa­rias, par­ti­cu­lar­men­te la re­cá­ma­ra prin­ci­pal y el co­me­dor.

“Mi es­pa­cio pre­di­lec­to es la sa­la-co­me­dor, por las im­pre­sio­nan­tes vis­tas al Bos­que de Cha­pul­te­pec, y por la me­sa azul de gra­ni­to, que es es­pec­ta­cu­lar. Es un es­pa­cio lu­jo­so, mas­cu­lino y co­lo­ri­do, que par­te de un Mé­xi­co con­tem­po­rá­neo, ar­tís­ti­co y con pro­pues­ta”, con­clu­yó la in­terio­ris­ta. •

La in­terio­ris­ta So a As­pe se ins­pi­ró en la per­so­na­li­dad de su clien­te pa­ra di­se­ñar un de­par­ta­men­to mas­cu­lino, con­tem­po­rá­neo y so­fis­ti­ca­do. Pá­gi­na opues­ta (arri­ba) En el co­me­dor destacan la me­sa de gra­ni­to azul, di­se­ño de So a As­pe; las si­llas de Na­muh...

AR­QUI­TEC­TU­RA ARTIGAS AR­QUI­TEC­TOS DI­SE­ÑO INTERIOR SO­FÍA AS­PE POR KA­TIA ALBERTOS FO­TO­GRA­FÍA ALFONSO DE BÉJAR

Un ex­qui­si­to juego de lu­ces, lí­neas y re­fle­jos crea un am­bien­te ele­gan­te e ín­ti­mo en el ba­ño y en el ves­ti­dor prin­ci­pal. Pá­gi­na opues­ta El pa­pel ta­piz de la nue­va co­lec­ción de Co­le and Son atra­pa mi­ra­das en el ba­ño de vi­si­tas. Un es­cul­tu­ral la­va­bo en...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.