AR­QUI­TEC­TU­RA Re­na­ci­mien­to ur­bano.

En la Ciu­dad de Mé­xi­co, es­te edi­fi­cio fue trans­for­ma­do con el ob­je­ti­vo de re­sal­tar sus ca­rac­te­rís­ti­cas de ori­gen y adap­tar­se a las ne­ce­si­da­des ac­tua­les.

AD (México) - - Contents - AR­QUI­TEC­TU­RA BAAQ / JO­SÉ AL­FON­SO QUI­ÑO­NES POR KARINE MONIÉ • FO­TO­GRA­FÍA LUIS GA­LLAR­DO/LGM STU­DIO

En una ca­lle tran­qui­la de la co­lo­nia San­ta Ma­ría La Ri­be­ra, en la ca­pi­tal me­xi­ca­na, se des­cu­bre es­te en­can­ta­dor edi­fi­cio es­ti­lo art déco que ha te­ni­do va­rias vi­das. Cons­trui­do en los años 20, al­ber­gó pri­me­ro unos ba­ños pú­bli­cos en la dé­ca­da de los 30; se vol­vió un sa­na­to­rio en los años 50, y lue­go, una em­pre­sa de se­gu­ri­dad an­tes de ser aban­do­na­do.

Gra­cias a la in­ter­ven­ción re­cien­te del equi­po de BAAQ, li­de­ra­do por Jo­sé Al­fon­so Qui­ño­nes, Li­rio 7 alo­ja hoy 12 de­par­ta­men­tos en una su­per­fi­cie de mil 100 me­tros cua­dra­dos. El pun­to de par­ti­da del ar­qui­tec­to fue una re­fle­xión so­bre la den­si­dad de po­bla­ción en la Ciu­dad de Mé­xi­co (seis mil ha­bi­tan­tes por ki­ló­me­tro cua­dra­do), el nú­me­ro de vi­vien­das (dos mi­llo­nes 500 mil), el im­pac­to en cuan­to a emi­sio­nes de car­bono y, por en­de, la im­por­tan­cia de em­plear los re­cur­sos exis­ten­tes adap­tán­do­los a las ne­ce­si­da­des de los usua­rios ac­tua­les. An­tes de em­pe­zar el pro­yec­to, fue esen­cial pa­ra Qui­ño­nes co­no­cer la his­to­ria del edi­fi­cio, el ba­rrio y eva­luar có­mo me­jo­rar la ex­pe­rien­cia de los in­di­vi­duos que iban a vi­vir aquí, así co­mo te­ner un im­pac­to po­si­ti­vo so­bre la co­mu­ni­dad lo­cal.

El pa­tio —que se vol­vió “un lu­gar de in­tros­pec­ción, ya no tan­to de pa­so”, de acuer­do al ar­qui­tec­to— es el nú­cleo del pro­yec­to al­re­de­dor del cual se or­ga­ni­zan las vi­vien­das. Pris­mas de con­cre­to de dis­tin­tas al­tu­ras amor­ti­guan el so­ni­do del agua de la fuen­te re­cu­pe­ra­da, acen­tuan­do la sen­sa­ción de es­tar en un re­man­so de paz. El vi­drio re­fle­jan­te de al­gu­nos ele­men­tos de la fa­cha­da pro­por­cio­na pri­va­ci­dad y ca­mu­fla­je.

Ba­ña­dos de luz na­tu­ral y con te­chos de la­dri­llo ex­pues­to, los es­pa­cios de vi­da cuen­tan con cu­bier­tas de 3.6 me­tros en las dos pri­me­ras plan­tas, mien­tras que en la ter­ce­ra y en las nue­vas es­truc­tu­ras im­ple­men­ta­das la al­tu­ra es es­tán­dar.

En es­te edi­fi­cio, el ar­qui­tec­to vio el va­lor en la re­uti­li­za­ción y el apro­ve­cha­mien­to de una es­truc­tu­ra va­lio­sa que en­ri­que­ció con una vi­sión con­tem­po­rá­nea pe­ro res­pe­tuo­sa de la his­to­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.