ELI­MI­NA­DOS

Al Día La Piedad - - RUSSIA 2018 -

Una vez más, Mé­xi­co es eli­mi­na­do an­tes de lle­gar al quinto par­ti­do. En­fren­tó a Bra­sil, que ju­gan­do a me­dio gas fue muy su­pe­rior al equi­po tri­co­lor.

Bra­sil es fa­vo­ri­to pa­ra ga­nar la Co­pa del Mun­do, va a es­tar den­tro de los cua­tro me­jo­res de es­te cer­ta­men en tie­rras ru­sas.

Y Mé­xi­co, sen­ci­lla­men­te, no pu­do tras­cen­der, aun­que a los ju­ga­do­res les lle­na­ran la ca­be­za di­cien­do ton­te­rías, co­mo acos­tum­bran al­gu­nos me­dios, ha­cién­do­les creer que son los dio­ses de la exis­ten­cia fut­bo­lís­ti­ca del país, cuan­do en ge­ne­ra­cio­nes y ge­ne­ra­cio­nes no ha pa­sa­do ab­so­lu­ta­men­te na­da.

Mé­xi­co que­dó eli­mi­na­do por­que Bra­sil es mu­cho me­jor hom­bre por hom­bre y lí­nea por lí­nea, y tie­ne a un crack, que es Ney­mar, a quien qui­sie­ron mal­tra­tar los ju­ga­do­res me­xi­ca­nos. Mi­guel La­yún le da un pi­so­tón fue­ra de la can­cha muy fuer­te, exa­ge­ra­do, que me­re­cía la tar­je­ta ro­ja.

No hay ni pa­ra ade­lan­te ni pa­ra atrás, Mé­xi­co se que­da una vez más en la ori­lla y to­ca vol­ver a em­pe­zar. ¿Cuán­do, có­mo y con quién? Ya se ve­rá, o ya lo ve­rán los due­ños de la se­lec­ción, que acu­mu­lan un fra­ca­so más en los 50 años que lle­van di­ri­gien­do el mer­ca­do del con­jun­to na­cio­nal.

¿Has­ta cuán­do ha­brá una es­truc­tu­ra real del fut­bol me­xi­cano que ter­mi­ne por crear una se­lec­ción po­de­ro­sa? Pe­ro es así, mien­tras la se­lec­ción la si­gan ma­ne­jan­do a su an­to­jo, pen­san­do en sus be­ne­fi­cios eco­nó­mi­cos so­la­men­te, no va a pa­sar ab­so­lu­ta­men­te na­da. Ni con Oso­rio, ni con nin­gún téc­ni­co va a pa­sar na­da.

Mu­chos ju­ga­do­res se re­ti­ran, ya no ju­ga­rán la si­guien­te Co­pa del Mun­do, y los jó­ve­nes que que­dan son po­cos, y hay que sa­car a una nue­va ca­ma­da de ele­men­tos de pe­so, y eso va a tar­dar mu­cho tiem­po en vol­ver a sur­gir.

Si mu­chos de es­tos ju­ga­do­res par­ti­ci­pa­ron en su ter­cer Mun­dial y no pa­só ab­so­lu­ta­men­te na­da con ellos, ima­gí­ne­se con los nue­vos, los que vie­nen pre­pa­rán­do­se pa­ra re­pre­sen­tar a Mé­xi­co en pró­xi­mas Co­pas del Mun­do, pues ten­drán que ser me­jo­res, te­ner más ca­li­dad y pe­sar más.

El fut­bol me­xi­cano no va a cam­biar, la es­truc­tu­ra es­tá he­cha pa­ra ga­nar di­ne­ro, las Co­pas del Mun­do es­tán he­chas pa­ra ga­nar di­ne­ro, y los par­ti­dos de fut­bol son tam­bién pa­ra ga­nar di­ne­ro. Pun­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.