LEON LEDERMAN

Al Día La Piedad - - REPÚBLICA -

la mo­des­tia y sen­ci­llez de lederman es anec­dó­ti­ca, un ejem­plo en­tre mi­les fue su pro­pues­ta “scien­ce­cen­tral” en la que él mis­mo ca­mi­na­ba en las ca­lles de im­por­tan­tes ciu­da­des nor­te­ame­ri­ca­nas res­pon­dien­do pre­gun­tas cien­tí­fi­cas a los tran­seún­tes.

Re­cien­te­men­te, el pa­sa­do 3 de oc­tu­bre, fa­lle­ció un sin­gu­lar e ico­no­clas­ta cien­tí­fi­co, el Dr. Leon M. Lederman quien fue­ra ga­lar­do­na­do con el Pre­mio No­bel en 1988 por su tra­ba­jo ex­pe­ri­men­tal en par­tí­cu­las ele­men­ta­les. Es­te pre­mio fue com­par­ti­do con Mel­vin Scha­wartz y Jack Stein­ber­ger, la men­ción del pre­mio di­ce: “por su método de ha­ces de neu­tri­nos y la de­mos­tra­ción de la es­truc­tu­ra do­ble­te de los lep­to­nes a tra­vés de su des­cu­bri­mien­to del neu­trino muon”.

Lederman fue di­rec­tor emé­ri­to del La­bo­ra­to­rio Na­cio­nal de Ace­le­ra­dor Fer­mi (Fer­mi­lab) en Ba­ta­via, Illi­noins, cer­ca de la ciu­dad de Chica­go y tam­bién fue fun­da­dor de la Aca­de­mia de Cien­cia y Ma­te­má­ti­cas de Illi­nois en la ciu­dad de Au­ro­ra. Es­ta úl­ti­ma ins­ti­tu­ción de­di­ca­da a aten­der a ni­ños con ca­pa­ci­da­des es­pe­cia­les so­bre­sa­lien­tes. La mo­des­tia y sen­ci­llez de Lederman es anec­dó­ti­ca, un ejem­plo en­tre mi­les fue su pro­pues­ta “Scien­ce­cen­tral” en la que él mis­mo ca­mi­na­ba en las ca­lles de im­por­tan­tes ciu­da­des nor­te­ame­ri­ca­nas res­pon­dien­do pre­gun­tas cien­tí­fi­cas a los tran­seún­tes co­mo “¿Qué es la teo­ría de cuer­das? ¿Qué es la fuer­za fuer­te? ¿Qué pa­só an­tes del Big Bang? En­tre mu­chas otras. En la ciu­dad de León, Gua­na­jua­to, le re­cor­da­mos con gra­ti­tud por su apo­yo al na­cien­te Ins­ti­tu­to de Fí­si­ca de la Uni­ver­si­dad de Gua­na­jua­to. En va­rias oca­sio­nes vi­si­tó es­ta ciu­dad e in­vi­tó a va­rios es­tu­dian­tes e in­ves­ti­ga­do­res de la Uni­ver­si­dad de Gua­na­jua­to a rea­li­zar ex­pe­ri­men­tos en Fer­mi­lab. Ofre­cién­do­les de es­te mo­do una opor­tu­ni­dad pro­fe­sio­nal úni­ca en su vi­da.

Per­so­nal­men­te re­cuer­do sus con­fe­ren­cias en el Ins­ti­tu­to de Fí­si­ca so­bre los más re­cien­tes des­cu­bri­mien­tos en par­tí­cu­las ele­men­ta­les, así co­mo su tra­ba­jo a fa­vor de la edu­ca­ción de ni­ños y jó­ve­nes con ap­ti­tu­des es­pe­cia­les. Lederman es re­cor­da­do en el mun­do de la edu­ca­ción, en­tre mu­chas otras co­sas, por su en­fo­que “pri­me­ro Fí­si­ca” en don­de el pro­po­nía que la en­se­ñan­za de las cien­cias en edu­ca­ción bá­si­ca de­be de ini­ciar por Fí­si­ca, se­gui­da de Quí­mi­ca y fi­nal­men­te Bio­lo­gía. Sien­do que el en­fo­que tra­di­cio­nal es exac­ta­men­te al re­vés, pues tí­pi­ca­men­te pri­me­ro se en­se­ña Bio­lo­gía, des­pués Quí­mi­ca y fi­nal­men­te Fí­si­ca. La ra­zón de es­to es que la Fí­si­ca es la cien­cia que ex­pli­ca a ni­vel bá­si­co los pro­ce­sos quí­mi­cos, y la Quí­mi­ca es la cien­cia que ex­pli­ca a ni­vel bá­si­co los pro­ce­sos bio­ló­gi­cos. Por tan­to, Lederman ar­gu­men­ta­ba, su pro­pues­ta “pri­me­ro Fí­si­ca” es más con­gruen­te con una ex­pli­ca­ción ló­gi­ca y cien­tí­fi­ca del mun­do que la tra­di­cio­nal.

To­dos los que lo co­no­ci­mos re­cor­da­mos su sin­gu­lar sen­ti­do del hu­mor. Es­pe­cial­men­te sus anéc­do­tas so­bre sus en­cuen­tros con el pre­si­den­te Ro­nald Rea­gan en la Ca­sa Blan­ca. Lederman se­gui­rá vi­vo en­tre to­dos los que le co­no­ci­mos y le re­cor­da­mos con gra­ti­tud, afec­to y ad­mi­ra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.