El en­tu­sias­ta

Automovil Panamericano (México) - - Primer Contacto -

Con fre­cuen­cia la­men­ta­mos –y re­pro­cha­mos– la au­sen­cia en Mé­xi­co del GTI Per­for­man­ce Pack co­mer­cia­li­za­do úni­ca­men­te en el mer­ca­do ame­ri­cano. Pues bien, en es­ta presentación es­pe­cial en Pal­ma de Ma­llor­ca, Volks­wa­gen lo pu­so a dis­po­si­ción nues­tra y tu­vi­mos que apro­ve­char­lo al má­xi­mo.

Con res­pec­to al GTI que co­no­ce­mos, los cam­bios en el nue­vo Per­for­man­ce Pack son más so­bre­sa­lien­tes que sus­tan­cia­les. Aun­que se en­cuen­tra dis­po­ni­ble una ca­rro­ce­ría de tres puer­tas, la de cin­co si­gue ge­ne­ran­do po­lé­mi­ca. El res­to es so­lo pu­ris­mo, des­de las tex­tu­ras del ha­bi­tácu­lo don­de, co­mo dic­ta la tra­di­ción GTI, el ro­jo, el ne­gro y el gris pre­do­mi­nan en los aca­ba­dos. Al igual que en sus her­ma­nos, se ha­ce pre­sen­te el Dis­play Ac­ti­vo Di­gi­tal del ta­ble­ro, in­cor­po­ran­do por pri­me­ra vez el nue­vo Com­po­si­tion Me­dia Ra­dio de ocho bo­ci­nas fir­ma­do por Dy­nau­dio.

En el ex­te­rior des­ta­can las tra­di­cio­na­les pa­rri­llas Ho­ney­comb, acom­pa­ña­das por un par de di­fu­so­res y sa­li­da do­ble de es­ca­pe que re­cuer­dan al po­de­ro­so Clubs­port. Am­bos pa­que­tes de lu­ces em­plean LED, mien­tras que las lu­ces prin­ci­pa­les cuen­tan con bi-xe­nón, luz di­ná­mi­ca y diur­na, don­de no po­día fal­tar el tra­di­cio­nal ri­be­te ro­jo. Me­cá­ni­ca­men­te, el GTI Per­for­man­ce uti­li­za una fór­mu­la bien co­no­ci­da: un mo­tor 2.0 L Tur­bo TSI y una trans­mi­sión DSG, aho­ra de sie­te ve­lo­ci­da­des. Tam­bién hay una ver­sión ma­nual de seis mar­chas, pe­ro pa­ra am­bos ca­sos, los 245 HP y 370 Nm de tor­que se en­tre­gan to­tal­men­te al eje de­lan­te­ro. Con res­pec­to a un GTI nor­mal, el ex­tra de po­ten­cia se sien­te in­me­dia­ta­men­te evi­den­cian­do los ajus­tes en la elec­tró­ni­ca o el sis­te­ma de es­ca­pe. Con mu­cho me­nos tur­bo lag, la po­ten­cia es bien con­te­ni­da por un ex­ce­len­te tra­ba­jo en la sus­pen­sión; a don­de apun­te­mos, va con gran aplo­mo y mu­cha se­gu­ri­dad –tam­bién cuen­ta con blo­queo de di­fe­ren­cial de­lan­te­ro–, per­mi­tién­do­nos al­gu­nos ex­ce­sos en el vo­lan­te, los que ca­si de ma­ne­ra im­per­cep­ti­ble co­rre­gi­rá a nues­tro fa­vor sin ne­ce­si­dad de uti­li­zar el sis­te­ma de fre­nos con cua­tro pis­to­nes. Al apa­gar las asis­ten­cias, el Per­for­man­ce Pack es ca­paz de re­vi­vir y mul­ti­pli­car las sen­sa­cio­nes de aquel di­ver­ti­do e im­pe­tuo­so Gran Tu­ris­mo de In­yec­ción na­ci­do ha­ce 41 años. Un GTI en to­da la ex­ten­sión de la pa­la­bra: di­se­ño, po­ten­cia ra­zo­na­ble, buen ma­ne­jo… el úni­co problema con él, es que no se co­mer­cia­li­za­rá en Mé­xi­co.

Nos­tal­gia. El ha­bi­tácu­lo es el me­jor ho­me­na­je a la tra­di­ción del Golf GTI.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.