Pa­ra ca­sos ex­tre­mos...

Basta - - Fut & Más - Ro­dri­go Mo­ji­ca mo­ji­ca­ro­dri­go@ hot­mail.com

Son cua­tro días de pe­gar­le a la te­cla en Las Ve­gas, Ne­va­da. La cuen­ta re­gre­si­va se ago­ta, hoy lo que si­gue es el pe­sa­je de Ca­ne­lo y GGG, aun­que por te­mas de puen­te, só­lo po­dre­mos ru­bri­car a tra­vés de nues­tro si­tio web y las re­des so­cia­les, que to­dos di­cen es lo de hoy.

Es­cri­bo, di­cen, por­que cau­sa una gran ale­gría que en una na­ción tan po­de­ro­sa co­mo és­ta, de pri­mer mun­do, aún se edi­tan pe­rió­di­cos de car­ne y hue­so, o sea de pa­pel y con esa tin­ta que cuan­do los lees te pin­tan los de­dos. No hay co­mo eso. Aun cuan­do aquí los te­lé­fo­nos son en plan, lo que im­pli­ca te­ner in­ter­net to­do el tiem­po, a los es­ta­dou­ni­den­ses les gus­ta pa­sar y aven­tar­se to­das las pá­gi­nas de sus ro­ta­ti­vos.

De he­cho, en la sa­la de pren­sa ins­ta­la­da en el im­po­nen­te MGM, tra­ba­jan­do co­do a co­do y mano a mano, pu­di­mos com­par­tir le­tras con un co­le­ga fran­cés.

La di­fe­ren­cia, que se­gu­ra­men­te ayu­da­ría, co­mo cuan­do te es­tán pre­sio­nan­do con el cie­rre, es que le man­dan las planas di­se­ña­das des­de Fran­cia y él só­lo se en­car­ga de me­ter los tex­tos.

Pa­ra ello usa un pro­gra­ma, que es­pe­ro no es­tar alu­ci­nan­do por tan­tas ho- ras de tra­ba­jo, en el que es­cri­ben en una ho­ja ti­po Word, pe­ro que va lle­nan­do la plan­ti­lla que ya le man­da­ron.

Por cier­to, así co­mo yo es­ta­ba de chis­mo­so en su com­pu, él tam­bién le echó un vis­ta­zo a la mía y, al ver las pá­gi­nas 10-11, nos co­men­tó que es­ta­ban chin­go­nas. Bueno no lo di­jo con esas pa­la­bras, pe­ro le gus­ta­ron.

Pa­ra que en­ten­die­ra el nom­bre, le di­je en fran­cés que las hi­zo el Ke­vin (Luis), en su cham­ba tam­bién hay otro Ke­vin, aun­que no sé si es su nom­bre o su apo­do, co­mo el del nues­tro.

Hoy es la ce­re­mo­nia de pe­sa­je en la Grand Gar­den Are­na, los me­xi­ca­nos y el pú­bli­co que es­tá con Gen­nady Go­lov­kin de a po­co lle­ga a la Ciu­dad del Jue­go.

Por cues­tio­nes de un con­cier­to de la ban­da

me­xi­ca­na Ma­ná, el even­to an­te la ro­ma­na se ade­lan­tó un par de ho­ras, por­que no se quie­re per­ju­di­car la no­che roc­ke­ra, que ser­vi­rá pa­ra que mu­chos pai­sa­nos den el gri­to co­mo se de­be. Es­tá cla­ro que las li­bras

no se­rán un pro­ble­ma, pues es el pe­so na­tu­ral del eu­ro­peo y el ta­pa­tío tam­bién se sien­te có­mo­do. Fal­ta na­da, ma­ña­na es la ho­ra de la ver­dad pa­ra sa­ber quién se lle­va la Pelea del Año, la Pelea de la Ver­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.