¿SABÍAS QUE?

Basta - - Foro -

Ciudad de Mé­xi­co.- La tar­de de ayer, Emi­lio Az­cá­rra­ga or­de­nó a to­da su em­pre­sa Te­le­vi­sa, en San Án­gel , que asis­tie­ra a la mi­sa que or­ga­ni­zó el mis­mo em­pre­sa­rio pa­ra mos­trar su res­pe­to a dos tra­ba­ja­do­res ejem­pla­res que mos­tra­ron amor y res­pe­to por la la­bor que desem­pe­ña­ron por más de dos dé­ca­das en di­chas ins­ta­la­cio­nes, los mis­mos que fa­lle­cie­ron en un ac­ci­den­te au­to­mo­vi­lís­ti­co en ho­ra­rio la­bo­ral, cuan­do se tras­la­da­ban de una lo­ca­ción de la te­le­no­ve­la Me de­cla­ro cul­pa­ble, de Cuer­na­va­ca a la CDMX.

Ma­ru Due­ñas, di­rec­to­ra de diá­lo­gos y Clau­dio Re­yes, di­rec­tor de es­ce­na de la pro­duc­ción de An­ge­lli Nes­ma, fa­lle­cie­ron la ma­dru­ga­da del sá­ba­do pre­sun­ta- men­te por­que el cho­fer de la ca­mio­ne­ta en la que via­ja­ban, pro­pie­dad de Te­le­vi­sa, se que­dó dor­mi­do des­pués de una du­ra jor­na­da de tra­ba­jo en la que su la­bor era tras­la­dar de la CDMX a Cuer­na­va­ca y de re­gre­so, a los ac­to­res y ele­men­tos de la pro­duc­ción de la te­le­no­ve­la, apa­ren­te ra­zón por la que el can­san­cio al­can­zó al con­duc­tor oca­sio­nan­do que se im­pac­ta­ra con­tra un ca­mión de ba­su­ra que es­ta­ba es­ta­cio­na­do.

Los tri­pu­lan­tes del ca­mión es­tán de­te­ni­dos por in­ten­to de ho­mi­ci­dio en ca­rre­te­ra. Uno de ellos es­tá en una cár­cel pre­ven­ti­va, en lo que se ter­mi­na de abrir la car­pe­ta de in­ves­ti­ga­ción por el su­pues­to cri­men, y otro es­tá hos­pi­ta­li­za­do a cau­sa del ac­ci­den­te y es­tá cus­to­dia­do por ele­men­tos de la Po­li­cía Fe­de­ral pa­ra evi­tar una po­si­ble fu­ga. Ma­ru per­te­ne­ció a la obra La jau­la de las lo­cas y Clau­dio era hi­jo de Ma­ría Ru­bio, a quien no han in­for­ma­do del de­ce­so por te­ner Alz­hei­mer.

Emi­lio pi­dió un re­zo por sus com­pa­ñe­ros de tra­ba­jo du­ran­te la mi­sa

|

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.