IM­PUL­SA­RÁ ES­TE CHO­CO AL SU­R­ES­TE

Su vue­lo lle­gó a tiem­po, pe­ro el fuer­te agua­ce­ro tam­bién ● El Pre­si­den­te elec­to di­jo que no se­rá rehén de na­die ● Ha­bló del desa­rro­llo que es­tá por lle­gar al su­r­es­te

Basta - - MÉXICO - ALEJANDRO LELO DE LARREA GRU­PO CANTÓN

CANCÚN, Q. ROO.– Aho­ra es sim­ple y lla­na­men­te el cli­ma. Cuan­do ate­rri­za el avión en que lle­ga el pre­si­den­te elec­to An­drés Ma­nuel López Obrador a es­ta ciu­dad, no es po­si­ble des­em­bar­car. La llu­via es muy in­ten­sa, un agua­ce­ro, y los pa­sa­je­ros de­ci­den es­pe­rar, por­que hay que sa­lir a la in­tem­pe­rie.

Es una llu­via de esas que, des­pués, el mis­mo López Obrador des­cri­bi­ría co­mo tí­pi­ca de El Ca­ri­be: muy in­ten­sa, pe­ro cor­ta en tiem­po. "Y rá­pi­do sa­le el sol. Por eso es­ta es una tie­rra tan her­mo­sa y atrac­ti­va pa­ra el tu­ris­mo".

Pa­ra que pu­die­sen des­cen­der to­dos los pa­sa­je­ros del avión, mo­vie­ron és­te ha­cia un to­bo­gán, y así sa­lir di­rec­to al edi­fi­cio ter­mi­nal. López Obrador sa­lió con su cha­ma­rra con­tra el agua, aun­que no se co­lo­có la go­rra de és­ta. Así, se di­ri­gió a su en­cuen­tro con el go­ber­na­dor Carlos Joaquín.

Más tar­de, López Obrador con­ta­ría dos ve­ces es­ta anéc­do­ta. Y de nue­vo des­ta­ca­ría su es­ti­lo de no via­jar en avio­nes pri­va­dos, sino co­mer­cia­les.

En am­bas oca­sio­nes, un anun­cio de la ae­ro­lí­nea, fa­mo­sa por ser de ba­jo cos­to y tam­bién por sus re­tra­sos fre­cuen­tes, co­mo ha­ce po­co más de un mes, cuan­do el mis­mo López Obrador pa­de­ció una de­mo­ra de 5 ho­ras.

"Vi­ne en avión de Vi­va Ae­ro­bús. Lle­gó a tiem­po. Cum­pli­mos con el pro­gra­ma. Les rei­te­ro que no va­mos a usar el avión pre­si­den­cial, y tam­po­co al Es­ta­do Ma­yor Pre­si­den­cial.

"Ya ha­blé con quien ha­bía que •

PROYECTOS EN LA ZO­NA La mar­ca

Obrador di­jo que Cancún es la mar­ca más co­no­ci­da de Mé­xi­co en el mun­do

Tren Ma­ya

El Pre­si­den­te elec­to re­afir­mó el pro­yec­to del Tren Ma­ya en es­ta zo­na •

ha­blar pa­ra ello. Có­mo di­cen en mi tie­rra: ‘Ay mo­jo, mais­tro’. No me voy a de­jar ro­dear, no voy a ser rehén de na­die", ex­pre­sa en un mi­tin an­te más de 5 mil per­so­nas en la Pla­za de las Palapas.

Ya en el mi­tin, López Obrador re­sal­ta que aquí en Quin­ta­na Roo se sien­te co­mo en su tie­rra. “En mi agua”, to­ma la fra­se del poe­ta ta­bas­que­ño Carlos Pe­lli­cer.

Su­r­es­te me­xi­cano, que “va a cre­cer mu­cho, por­que el pre­si­den­te va a ser un cho­co-ta­bas­que­ño”, pre­su­me el man­da­ta­rio elec­to.

Destaca, igual en fra­ses tí­pi­cas de Ta­bas­co y la re­gión, la im­por­tan­cia de ha­ber ga­na­do la ma­yo­ría en el Con­gre­so.

Apa­pa­cha­do por la gen­te en Quin­ta­na Roo

Tam­bién hi­zo un mi­tin frente a la Ca­te­dral de San Marcos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.