EN POR­TA­DA: Jo­sé Ma­nuel Con­tre­ras Lomelí

Bizz - - Índice - POR ESTHER HE­RRE­RA / FOTOS: ABO PALOMO

JO­SÉ MA­NUEL CON­TRE­RAS LOMELÍ, DI­REC­TOR GE­NE­RAL DE GRU­PO SEN­DA DES­DE EL 2012.

La em­pre­sa se per­fi­la pa­ra con­so­li­dar sus ope­ra­cio­nes en ca­da uno de los seg­men­tos que par­ti­ci­pa; en es­te año ven po­ten­cial pa­ra crear nue­vas ru­tas en EU.

Lue­go de nue­ve años de per­te­ne­cer al cuer­po de fi­nan­zas de Ce­mex, Jo­sé Ma­nuel Con­tre­ras Lomelí, un in­ge­nie­ro in­dus­trial con maes­tría en fi­nan­zas, acep­tó el re­to de di­ri­gir una em­pre­sa de trans­por­te de pa­sa­je­ros que do­mi­na el 60% de la in­dus­tria de trans­por­te fe­de­ral en el no­res­te del país.

Gru­po Sen­da, fun­da­do por don Pro­ta­sio Ro­drí­guez Cué­llar, es una em­pre­sa que ha lle­ga­do a la ter­ce­ra ge­ne­ra­ción ba­jo el li­de­raz­go de Jai­me Ro­drí­guez Sil­va, y aun­que se man­tie­ne co­mo una com­pa­ñía fa­mi­liar, su es­truc­tu­ra or­ga­ni­za­cio­nal es la de una em­pre­sa pú­bli­ca.

Cuen­ta con un con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción in­de­pen­dien­te, con­ta­bi­li­dad in­ter­na­cio­nal y cum­ple con to­dos los es­tán­da­res mun­dia­les y re­gu­la­cio­nes de Mé­xi­co y Es­ta­dos Uni­dos. Por to­do ello es­tá lis­ta pa­ra sa­lir al mer­ca­do de va­lo­res cuan­do el con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción así lo de­ter­mi­ne.

Con­tre­ras Lomelí, es un apa­sio­na­do de los nú­me­ros, del can­to y el te­ma de desa­rro­llo de ta­len­to; sus es­tu­dios de in­ge­nie­ría in­dus­trial le die­ron la ba­se pa­ra en­ten­der los fie­rros y los pro­ce­sos in­dus­tria­les, se­gún sus pro­pias pa­la­bras.

“Es más fá­cil com­pren­der las fi­nan­zas y la ad­mi­nis­tra­ción que la in­ge­nie­ría”, des­ta­có.

Ba­jo es­ta ló­gi­ca y con el coaching de su pa­dre, Jo­sé Ma­nuel Con­tre­ras Mar­tí­nez, Con­tre­ras Lomelí hi­zo su ca­mino que lo con­du­jo a con­ver­tir­se en el di­rec­tor ge­ne­ral de Gru­po Sen­da, un car­go en el que ya lle­va cua­tro años.

“Siem­pre me gus­ta­ron mu­cho las fi­nan­zas, me apa­sio­na dar­le la vuel­ta a los ne­go­cios, es­cu­dri­ñar los nú­me­ros has­ta sa­car­les reali­da­des que nos lle­ven a pla­near, a in­no­var en nue­vos pro­ce­sos o for­mas de ha­cer las co­sas”, in­di­có.

Co­men­tó que su ex­pe­rien­cia la­bo­ral siem­pre ha es­ta­do en el área de fi­nan­zas. En Ce­mex es­tu­vo nue­ve años, for­mó par­te del equi­po de Héctor Me­di­na que di­ri­gió la rees­truc­tu­ra­ción de la deu­da de la ce­men­te­ra.

Jus­ta­men­te esa ex­pe­rien­cia en fi­nan­zas en una fir­ma glo­bal co­mo Ce­mex le dio la vi­sión fi­nan­cie­ra, la pla­nea­ción y la re­la­ción con ban­cos ex­tran­je­ros que más tar­de apli­có en Gru­po Sen­da.

El di­rec­ti­vo re­cor­dó que su lle­ga­da a la com­pa­ñía fue un en­cuen­tro mu­tuo, co­mo di­ce el re­frán, el ham­bre se jun­tó con las ga­nas de co­mer.

“Ten­go que re­co­no­cer que en el fon­do yo bus­ca­ba un re­to dis­tin­to, ha­bía cum­pli­do mi ci­clo en Ce­mex. En ese en­ton­ces, Héctor Me­di­na me co­men­tó que se re­ti­ra­ba de la com­pa­ñía, y sen­tía la ne­ce­si­dad de em­pren­der otros ho­ri­zon­tes”, re­la­tó el di­rec­ti­vo.

Eran los años 2009 y 2010 cuan­do Ce­mex aca­ba­ba de con­cluir su pro­ce­so de rees­truc­tu­ra­ción fi­nan­cie­ra, en uno de los tan­tos via­jes que ha­cía a Nue­va York, se en­con­tró en el avión a unos ban­que­ros de in­ver­sión ami­gos de él, quie­nes le ma­ni­fes­ta­ron que les gus­ta­ba mu­cho su per­fil pro­fe­sio­nal pa­ra un clien­te de ellos.

Lue­go de una lar­ga con­ver­sa­ción lo con­ven­cie­ron pa­ra que les en­via­ra su cu­rrí­cu­lum y se lo hi­cie­ron lle­gar a los due­ños de Gru­po Sen­da, re­cor­dó Con­tre­ras Lomelí.

La em­pre­sa bus­ca­ba a un fi­nan­cie­ro que les ayu­da­ra en el pro­ce­so de institucionalizar a la em­pre­sa. Así que la idea de bus­car nue­vos re­tos no le des­agra­da­ba, so­bre to­do por­que im­pli­ca­ba di­ri­gir des­de el área de fi­nan­zas el pro­ce­so de trans­for­mar una em­pre­sa fa­mi­liar a una fir­ma ins­ti­tu­cio­nal.

Se­ña­ló que su tra­ba­jo en Ce­mex con­sis­tía en ce­rrar transac­cio­nes fi­nan­cie­ras y lle­var la re­la­ción con los ban­cos de in­ver­sión de va­rios paí­ses. Pe­ro con Gru­po Sen­da, di­jo, se abría el es­pec­tro don­de ten­dría que in­vo­lu­crar­se en va­rios as­pec­tos de la com­pa­ñía, al­go que lo mo­ti­va­ba.

Aun­que re­co­no­cía que no sa­bía na­da so­bre el sec­tor de trans­por­te fe­de­ral de pa­sa­je­ros en el país, es­ta­ba dis­pues­to a pre­pa­rar­se, lo que tam­bién re­pre­sen­ta­ba un nue­vo desafío.

Re­cor­dó que cuan­do lo en­tre­vis­tó Da­vid Ro­drí­guez Be­ní­tez, vi­ce­pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de Gru­po Sen­da, lo pri­me­ro que le di­jo: “Tú no eres lo que an­da­mos bus­can­do, ne­ce­si­ta­mos a al­guien con más ex­pe­rien­cia y más ca­nas. Pe­ro al cabo de una ho­ra y me­dia de char­la le ex­pre­só to­do lo con­tra­rio”.

Sin em­bar­go, su pro­ce­so de in­cor­po­ra­ción a la com­pa­ñía to­mó un mes más.

Pa­ra su pro­pia sor­pre­sa, Con­tre­ras Lomelí ter­mi­nó sien­do el di­rec­tor ge­ne­ral de la com­pa­ñía y asu­mió el re­to del pro­ce­so de trans­for­ma­ción.

Afir­ma que es un or­ques­ta­dor, un ha­bi­li­ta­dor pa­ra lo­grar que las co­sas se den y cum­plir los ob­je­ti­vos tra­za­dos.

“Me gus­ta ro­dear­me de per­so­nas que sa­ben más que yo, ser un fa­ci­li­ta­dor pa­ra lo­grar jun­tos las me­tas co­mo equi­po de tra­ba­jo”, in­di­có.

Co­mo par­te de institucionalizar a la em­pre­sa, la fa­mi­lia Ro­drí­guez Be­ní­tez se fue sa­lien­do po­co a po­co de la di­rec­ción y ope­ra­ción del ne­go­cio. Hoy só­lo fun­gen co­mo miem­bros del con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción.

SUS ORÍ­GE­NES

La em­pre­sa con 86 años de ope­rar en el trans­por­te fe­de­ral fue fun­da­da por don Pro­ta­sio Ro­drí­guez Cué­llar, un em­pre­sa­rio oriun­do de Li­na­res, Nue­vo León. Su idea ori­gi­nal era com­prar un ca­mión de car­ga, pe­ro no en­con­tró nin­guno, así que le ofre­cie­ron una “Ju­lia”.

Era un co­che que se le adap­ta­ba un cha­sis pa­ra alar­gar la ca­rro­ce­ría y se le mo­di­fi­ca­ban los asien­tos pa­ra con­ver­tir­los en ban­cas. Así na­ció el ca­mión ur­bano que más tar­de da­ría lu­gar al au­to­bús.

Con una “Ju­lia” co­men­zó la his­to­ria de Gru­po Sen­da. Vi­lla Mai­ne­ro (Ta­mau­li­pas) a Li­na­res (Nue­vo León) fue el pri­mer ca­mino re­co­rri­do por el em­pre­sa­rio Pro­ta­sio Ro­drí­guez Cué­llar y des­de en­ton­ces no pa­ró.

La “Ju­lia” te­nía una ca­pa­ci­dad de 10 a 12 pa­sa­je­ros, Ro­drí­guez bau­ti­zó a su in­ci­pien­te ne­go­cio con el nom­bre de Trans­por­tes Ta­mau­li­pas.

La de­di­ca­ción y las ga­nas de cons­ti­tuir una em­pre­sa, lle­vó a don Pro­ta­sio Ro­drí­guez Cué­llar a ir te­jien­do sus re­des e in­cor­po­ran­do nue­vas ru­tas.

En 1957, su úni­co hi­jo va­rón Jai­me Ro­drí­guez Sil­va, se in­cor­po­ró a la em­pre­sa. Con él lle­ga­ba la se­gun­da ge­ne­ra­ción e ini­cia­ba una nue­va eta­pa pa­ra la com­pa­ñía.

CA­MINO AL AN­DAR

Or­gu­llo­so de for­mar par­te, Con­tre­ras Lomelí des­cri­be a Gru­po Sen­da co­mo un lí­der en el trans­por­te de pa­sa­je­ros y per­so­nal en el país, con la más avan­za­da tec­no­lo­gía, la cual ha si­do pie­za fun­da­men­tal pa­ra al­can­zar es­tán­da­res in­ter­na­cio­na­les e in­di­ca­do­res lí­de­res en el sec­tor.

Y ma­yor es la sa­tis­fac­ción por­que Gru­po Sen­da per­te­ne­ce al 14% de las em­pre­sas fa­mi­lia­res a ni­vel mun­dial que lle­gó a la ter­ce­ra ge­ne­ra­ción y va pa­ra más.

Jai­me Ro­drí­guez Sil­va, ac­tual pre­si­den­te de la com­pa­ñía, es un vi­sio­na­rio. Su ma­yor preo­cu­pa­ción era que la em­pre­sa que su pa­dre fun­dó tras­cen­die­ra.

Así que cons­cien­te de la pro­ble­má­ti­ca a ni­vel mun­dial de que só­lo el 14% de las em­pre­sas fa­mi­lia­res lle­gan has­ta la ter­ce­ra ge­ne­ra­ción, Ro­drí­guez Sil­va se aso­ció con Fa­mily Bu­si­ness Net­work, una aso­cia­ción sui­za traí­da a Mé­xi­co por Bru­ce Gross­man, dis­tri­bui­dor de Pep­sico en Tam­pi­co y cu­ya prin­ci­pal ac­ti­vi­dad es dar con­se­jos a los due­ños de las em­pre­sas fa­mi­lia­res.

Afor­tu­na­da­men­te, has­ta aho­ra, Sen­da for­ma par­te de ese 14%, ex­pre­sa Jai­me Ro­drí­guez Sil­va en el li­bro “La sen­da de Sen­da”.

En es­te es­cri­to, el em­pre­sa­rio re­la­ta que fue Mi­guel Ga­llo, uno de los asesores so­bre em­pre­sas fa­mi­lia­res, quien lle­gó a con­ver­tir­se en con­se­je­ro de Gru­po Sen­da por sie­te años y los guío pa­ra al­can­zar di­cho ob­je­ti­vo.

Hoy la em­pre­sa a sus 86 años, cuen­ta con to­da la es­truc­tu­ra or­ga­ni­za­cio­nal de una em­pre­sa que co­ti­za en Bol­sa.

La su­ce­sión y la lle­ga­da de la ter­ce­ra ge­ne­ra­ción a la com­pa­ñía es una reali­dad, sus ci­mien­tos son só­li­dos que le per­mi­ti­rán man­te­ner­se por más ge­ne­ra­cio­nes.

Da­vid Ro­drí­guez Be­ní­tez, hi­jo de Jai­me Ro­drí­guez Sil­va, fun­ge co­mo vi­ce­pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de la com­pa­ñía, en man­cuer­na con Jo­sé Ma­nuel Con­tre­ras Lomelí des­de la di­rec­ción ge­ne­ral han plan­cha­do prác­ti­ca­men­te el ca­mino de Gru­po Sen­da, com­pa­ñía que ha cre­ci­do en la pe­ne­tra­ción del seg­men­to de pa­sa­je­ros o tra­ba­ja­do­res agrí­co­las de­no­mi­na­do Charter Brot­her, el cual re­pre­sen­ta ca­si el 20%.

Un ser­vi­cio que ini­cia­ron en el 2010 pa­ra aten­der a los me­xi­ca­nos que van a tra­ba­jar tem­po­ral­men­te a las zo­nas agrí­co­las de la Unión Ame­ri­ca­na.

La em­pre­sa in­ten­tó sa­lir a la Bol­sa en el 2006 cuan­do ad­qui­rió Trans­por­tes del Nor­te, el di­rec­tor ge­ne­ral con­si­de­ró que si bien la com­pa­ñía es­tá lis­ta pa­ra sa­lir al mer­ca­do de va­lo­res aún no era el mo­men­to.

“Tie­nen que es­tar ali­nea­dos los pro­yec­tos de cre­ci­mien­to con los mer­ca­dos, cuan­do se den am­bas co­sas es cuan­do nos van a ver ahí. Sa­lir a Bol­sa im­pli­ca sa­lir a bus­car ca­pi­tal, y en es­te mo­men­to no an­da­mos tras eso”, men­cio­nó el di­rec­ti­vo.

La com­pa­ñía con ope­ra­cio­nes en los seg­men­tos de ser­vi­cio de trans­por­te fe­de­ral de pa­sa­je­ros; trans­por­te in­ter­na­cio­nal de pa­sa­je­ros; de per­so­nal y es­tu­dian­tes y ser­vi­cios de pa­que­te­ría y men­sa­je­ría, es­ti­ma un buen año con cre­ci­mien­to de do­ble dí­gi­to.

Di­jo que gra­cias a las in­ver­sio­nes que rea­li­za­ron en el pa­sa­do en sis­te­mas, el seg­men­to de trans­por­te de per­so­nal re­gis­tra una ta­sa de cre­ci­mien­to de 15%, un ru­bro que ven con gran po­ten­cial en otras re­gio­nes del país.

Ac­tual­men­te re­pre­sen­ta el 31% del por­ta­fo­lio del gru­po y la ex­pec­ta­ti­va es que en me­nos de 5 años ya sea del 50% del ta­ma­ño del ne­go­cio.

“Que­re­mos es­tar sa­nos y fi­nan­cie­ra­men­te lis­tos pa­ra apro­ve­char las opor­tu­ni­da­des que se pre­sen­ten en el fu­tu­ro”, in­di­có Con­tre­ras Lomelí.

“Me apa­sio­na dar­le la vuel­ta a los ne­go­cios, es­cu­dri­ñar los nú­me­ros has­ta sa­car­les reali­da­des que nos lle­ven a pla­near, a in­no­var en nue­vos pro­ce­sos o for­mas de ha­cer las co­sas”.

VI­LLA MAI­NE­RO (TA­MAU­LI­PAS) A LI­NA­RES (NUE­VO LEÓN) FUE EL PRI­MER CA­MINO RE­CO­RRI­DO POR EL EM­PRE­SA­RIO DON PRO­TA­SIO RO­DRÍ­GUEZ CUÉ­LLAR, QUIEN BAU­TI­ZÓ AL NE­GO­CIO CO­MO TRANS­POR­TES TA­MAU­LI­PAS.

EN LA AC­TUA­LI­DAD GRU­PO SEN­DA CUEN­TA CON UN AM­PLIO POR­TA­FO­LIO DE TRANS­POR­TE QUE IN­CLU­YE LOS AU­TO­BU­SES AVE EJE­CU­TI­VO, TRANS­POR­TES DEL NOR­TE DIA­MAN­TE, TRANS­POR­TES DEL NOR­TE, TRANS­POR­TES TA­MAU­LI­PAS Y TRANS­POR­TES COAHUI­LEN­SES. OTROS DE LOS SER­VI­CIOS DE LA COM­PA­ÑÍA SON EL TRANS­POR­TE ES­CO­LAR Y LA PA­QUE­TE­RÍA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.