○ El mu­ro de Trump se­ría un au­tén­ti­co mo­nu­men­to a la irres­pon­sa­bi­li­dad fis­cal.

○ Una ofi­ci­na del go­bierno de EU de­ter­mi­nó que el pro­yec­to en la fron­te­ra se rea­li­za sin es­tán­da­res ade­cua­dos de gas­to y efi­cien­cia.

Bloomberg BusinessWeek Mexico - - CONTENIDO -

Por los es­can­da­lo­sos es­tán­da­res en la po­lí­ti­ca mi­gra­to­ria es­ta­dou­ni­den­se, pa­re­ce­ría que los úl­ti­mos cam­bios y even­tos no son la gran co­sa. Con una cor­te fe­de­ral exi­gien­do que los pa­dres se­pa­ra­dos de sus hi­jos en la fron­te­ra con Mé­xi­co sean reuni­dos, y la ad­mi­nis­tra­ción de Do­nald Trump ase­gu­ran­do que no sa­be exac­ta­men­te dón­de es­tán to­dos, ins­tan­cias de in­com­pe­ten­cia or­di­na­ria pa­re­cen que no son dig­nas de men­cio­nar­se. Aun así, las nue­vas re­ve­la­cio­nes de un re­por­te de la Ofi­ci­na de Ren­di­ción de Cuen­tas del Go­bierno de EU so­bre el mu­ro fron­te­ri­zo no de­be­rían pa­sar des­aper­ci­bi­das.

El pé­si­mo plan se es­tá lle­van­do a ca­bo, de acuer­do con el re­por­te, sin in­for­ma­ción cla­ve de los cos­tos, li­nea­mien­tos y de­ta­lles de los con­tra­tos o las

con­tri­bu­cio­nes de ba­rre­ras pre­via­men­te es­ta­ble­ci­das y el des­plie­gue de tec­no­lo­gía en la zo­na. En to­dos los sen­ti­dos, el mu­ro de Trump pro­me­te ser un au­tén­ti­co mo­nu­men­to a la irres­pon­sa­bi­li­dad fis­cal.

La ad­mi­nis­tra­ción aún de­be de­ta­llar las ra­zo­nes pa­ra la cons­truc­ción de una ba­rre­ra fí­si­ca de por lo me­nos 3 mil 200 ki­ló­me­tros a lo lar­go de te­rre­nos que a ve­ces son in­hós­pi­tos y en otros per­te­ne­cen a due­ños pri­va­dos, y que po­co ha­rá pa­ra re­du­cir la mi­gra­ción ile­gal. Se co­mi­sio­na­ron di­se­ños pa­ra el mu­ro sin que la idea es­tu­vie­ra se­gu­ra en el Con­gre­so o con­ta­ra con el apo­yo de la ma­yo­ría de la po­bla­ción o, por lo me­nos, de los po­lí­ti­cos de es­ta­dos fron­te­ri­zos de EU cu­yos te­rri­to­rios y eco­no­mías se­rían las más afec­ta­das por el mu­ro. Con ba­se en el re­por­te, una co­sa es bas­tan­te se­gu­ra: es­te pro­yec­to pé­si­ma­men­te pla­nea­do se­rá in­ne­ce­sa­ria­men­te cos­to­so, in­clu­so pa­ra los es­tán­da­res que usual­men­te ma­ne­jan pla­nes que no cuen­tan con el cui­da­do y desa­rro­llo ne­ce­sa­rios.

A los vo­tan­tes es­ta­dou­ni­den­ses, so­bre to­do aque­llos que le die­ron su con­fian­za a Do­nald Trump, se les di­jo que Mé­xi­co se­ría quien pa­ga­ría por el mu­ro en la fron­te­ra, pe­ro eso, des­de lue­go, no ha su­ce­di­do y es prác­ti­ca­men­te im­po­si­ble que al­go re­mo­ta­men­te cer­cano a ello ocu­rra. Así que serán los ciu­da­da­nos es­ta­dou­ni­den­ses quie­nes de­be­rán pa­gar la ele­va­da fac­tu­ra, mien­tras que el Con­gre­so de EU que es res­pon­sa­ble de con­tro­lar el gas­to pú­bli­co de­be­rá to­mar me­di­das en el asun­to.

El presidente ha ame­na­za­do en días re­cien­tes con un cie­rre de go­bierno es­te oto­ño si no se le otor­ga el di­ne­ro pa­ra su mu­ro. El re­por­te ofi­cial so­bre el pro­yec­to es una ra­zón adi­cio­nal, por si aca­so se ne­ce­si­ta­rá al­gu­na más, pa­ra que el Con­gre­so le nie­gue los re­cur­sos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.