Pe­mex quie­re ser de nue­vo la gran em­pre­sa del sec­tor ener­gé­ti­co en Mé­xi­co, pe­ro pri­me­ro de­be­rá za­far­se de los problemas que arras­tra.

LA PE­TRO­LE­RA ARRAS­TRA GRAN­DES PROBLEMAS FI­NAN­CIE­ROS Y ATA­DU­RAS OPE­RA­TI­VAS QUE EL PRÓ­XI­MO GO­BIERNO FE­DE­RAL SE HA PRO­PUES­TO RE­SOL­VER

Bloomberg BusinessWeek Mexico - - CONTENIDO - Por Amy Still­man y At­za­yaelh Torres

No im­por­ta la pro­mul­ga­ción de la re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal de 2013 ni las le­yes se­cun­da­rias de 2014 o mu­cho me­nos los 107 con­tra­tos pe­tro­le­ros con em­pre­sas pri­va­das y los com­pro­mi­sos de in­ver­sión que ya hay en pa­pel, el go­bierno de An­drés Manuel Ló­pez Obra­dor pre­ten­de con­ver­tir­se en el gran se­xe­nio de Pe­mex en ma­te­ria ener­gé­ti­ca.

La lle­ga­da al po­der del po­lí­ti­co ta­bas­que­ño ha bo­rra­do pau­la­ti­na­men­te el dis­cur­so de un ‘pi­so pa­re­jo’ pa­ra los par­ti­ci­pan­tes de la re­na­cien­te in­dus­tria pe­tro­le­ra pri­va­da en Mé­xi­co y en su lu­gar, po­co a po­co se con­for­ma la idea de que en los pró­xi­mos seis años, o más, la me­ta se­rá for­ta­le­cer nue­va­men­te a Pe­mex, des­pren­der­la de la di­ná­mi­ca de de­bi­li­ta­mien­to en la que se en­cuen­tra ac­tual­men­te y do­tar­la de au­to­no­mía y re­cur­sos pa­ra vol­ver­se el eje do­mi­nan­te en el sec­tor.

Ya hay mues­tras de que el nue­vo plan va. Uno de los pri­me­ros sig­nos de ello se dio ha­ce ape­nas unas se­ma­nas con

el nom­bra­mien­to de Oc­ta­vio Ro­me­ro Oro­pe­za co­mo pró­xi­mo di­rec­tor de Pe­mex. Se tra­ta de un per­so­na­je de la en­te­ra con­fian­za de Ló­pez Obra­dor, y a quien po­co le han im­por­ta­do los re­flec­to­res, aten­der los cues­tio­na­mien­tos de los me­dios o las du­das que se acu­mu­lan en el mun­do fi­nan­cie­ro, so­bre to­do por los pro­yec­tos de in­fra­es­truc­tu­ra ener­gé­ti­ca (en­tién­da­se prin­ci­pal­men­te las re­fi­ne­rías) que le­van­tan ce­jas por las du­das de su via­bi­li­dad fi­nan­cie­ra.

Ro­me­ro, al igual que el presidente elec­to, es oriun­do de Ta­bas­co y fue el ofi­cial ma­yor de Ló­pez Obra­dor cuan­do es­te fue Je­fe de Go­bierno de la Ciu­dad de Mé­xi­co. Que na­die du­de que el pró­xi­mo di­rec­tor de Pe­mex ten­drá am­plia co­mu­ni­ca­ción con Pa­la­cio Na­cio­nal o don­de sea que el presidente va­ya a des­pa­char, es­pe­cial­men­te por la can­ti­dad de re­cur­sos que ha­brá de ope­rar la em­pre­sa.

De en­tra­da, Ro­me­ro ten­drá ba­jo su res­pon­sa­bi­li­dad la ges­tión de un am­plio pre­su­pues­to, del que al me­nos 75 mil mi­llo­nes se des­ti­na­rían pa­ra ex­plo­ra­ción y pro­duc­ción, con el ob­je­ti­vo de au­men­tar la pro­duc­ción en un ter­cio en dos años. Otros 49 mil mi­llo­nes de pe­sos se des­ti­na­rán pa­ra mo­der­ni­zar las seis re­fi­ne­rías de Pe­mex, que ac­tual­men­te pro­du­cen el 41 por cien­to de su pro­duc­ción po­ten­cial. Ló­pez Obra­dor quie­re que ope­ren a ple­na ca­pa­ci­dad, y tam­bién con­tem­pla cons­truir re­fi­ne­rías nue­vas.

El di­ne­ro pa­ra reha­bi­li­tar las re­fi­ne­rías pro­ven­drá del pre­su­pues­to de Pe­mex, de acuer­do con Ro­cío Nah­le, la fu­tu­ra se­cre­ta­ria de Ener­gía. Y ese es el pro­ble­ma pa­ra los in­ver­sio­nis­tas, que te­men vol­ver a los ma­los tiem­pos cuan­do la pe­tro­le­ra pa­ga­ba im­pues­tos des­co­mu­na­les, asu­mía pro­yec­tos de gas­to que no ge­ne­ra­ron nuevos in­gre­sos y se en­fo­ca­ba en áreas me­nos ren­ta­bles, co­mo la re­fi­na­ción en lu­gar de la per­fo­ra­ción.

“El ries­go nú­me­ro uno pa­ra Pe­mex se­ría un ma­yor gas­to de ca­pi­tal de una em­pre­sa que no es­tá ge­ne­ran­do esa mis­ma can­ti­dad de di­ne­ro”, ad­vir­tió Ny­mia Almeida, prin­ci­pal ofi­cial de cré­di­tos de Moody’s In­ves­tors Ser­vi­ce.

Moody’s ca­ta­lo­ga la deu­da de Pe­mex so­lo un ni­vel por en­ci­ma del bono ba­su­ra. Esa ca­li­fi­ca­ción po­dría re­plan­tear­se si hay un cam­bio en la tra­yec­to­ria del gas­to, afir­mó Almeida. Aun­que la deu­da al­can­zó los 104 mil mi­llo­nes de dó­la­res a fi­nes de ju­nio, Pe­mex ha es­ta­do “en el ca­mino co­rrec­to” al re­du­cir gra­dual­men­te la can­ti­dad de nuevos prés­ta­mos, ase­gu­ró la ana­lis­ta. Los pla­nes ac­tua­les de Pe­mex son co­lo­car en los mer­ca­dos una deu­da de en­tre 3 mil mi­llo­nes a 3 mil 500 mi­llo­nes de dó­la­res en lo que res­ta del año.

En ge­ne­ral, Pe­mex es una em­pre­sa que es­tá se­ria­men­te en­fer­ma en tér­mi­nos fi­nan­cie­ros. Ló­pez Obra­dor pro­me­te re­vi­vir­la, pe­ro el tra­ta­mien­to po­dría ter­mi­nar de ma­tar al pa­cien­te.

La me­xi­ca­na es una de las com­pa­ñías pe­tro­le­ras más en­deu­da­das en to­do el mun­do y ya no tie­ne mu­cho pe­tró­leo pa­ra com­pen­sar por ello: la pro­duc­ción ha ba­ja­do ca­da año des­de 2004, y las re­ser­vas han dis­mi­nui­do más de la mi­tad en los úl­ti­mos seis años.

Sus re­fi­ne­rías pier­den di­ne­ro, y cuan­to más re­fi­nan, más pier­den.

En me­dio de es­te gris pa­no­ra­ma, Pe­mex ha lo­gra­do man­te­ner ca­li­fi­ca­cio­nes cre­di­ti­cias de gra­do in­ver­sión, re­cor­tan­do el gas­to de ca­pi­tal y re­ca­ban­do ayu­da de com­pa­ñías pri­va­das pa­ra desa­rro­llar ac­ti­vos pe­tro­le­ros a cam­bio de par­ti­ci­pa­cio­nes en ellas. In­ver­sio­nis­tas y ana­lis­tas te­men que Ló­pez Obra­dor ha­ga exac­ta­men­te lo con­tra­rio.

El nue­vo presidente no asu­mi­rá el car­go has­ta di­ciem­bre, pe­ro ya es­tá ocu­pa­do es­bo­zan­do el cam­bio que se ave­ci­na y cu­brien­do pues­tos cla­ve, in­clu­so en la in­dus­tria pe­tro­le­ra, don­de su re­ce­ta es muy si­mi­lar a la de la eco­no­mía en ge­ne­ral: au­men­tar la in­ver­sión.

El mis­mo día que Ló­pez Obra­dor des­ta­pó a Ro­me­ro co­mo su hom­bre en Pe­mex, la em­pre­sa re­por­tó una pér­di­da tri­mes­tral de 8 mil 800 mi­llo­nes de dó­la­res, la ma­yor des­de 2016. En la se­ma­na que si­guió, sus bo­nos con ven­ci­mien­to en 2028 re­gis­tra­ron su peor desem­pe­ño des­de su ven­ta.

Una co­sa que atrae­rá el es­cru­ti­nio de los ob­ser­va­do­res en la nue­va ad­mi­nis­tra­ción es la in­ter­ac­ción en­tre las fi­nan­zas de Pe­mex y las del go­bierno, y cuán ní­ti­da­men­te se dis­tin­gan y di­fe­ren­cien.

In­clu­so los es­pe­cia­lis­tas tie­nen problemas pa­ra ex­pli­car la fór­mu­la ba­jo la cual Pe­mex pa­ga im­pues­tos a su úni­co pro­pie­ta­rio: el Es­ta­do me­xi­cano. Pe­ro sea cual sea la fór­mu­la, la can­ti­dad equi­va­le a una bue­na par­te del pre­su­pues­to fe­de­ral, al­re­de­dor del 20 por cien­to en 2017.

Ha­ce una dé­ca­da esa ci­fra era del 40 por cien­to. Pe­ro, con el au­men­to de los pre­cios del cru­do en el úl­ti­mo año, los im­pues­tos vol­ve­rán a su­bir, y eso can­ce­la­rá gran par­te del be­ne­fi­cio que Pe­mex ob­tie­ne del re­pun­te del pe­tró­leo, se­gún Ser­gio Rodríguez, ana­lis­ta de Fitch Ra­tings.

Los pla­nes de Ló­pez Obra­dor de re­fi­nar más pe­tró­leo en el país y con­ge­lar el pre­cio de la ga­so­li­na po­drían acre­cen­tar la pre­sión fi­nan­cie­ra.

El cos­to de la ga­so­li­na subió has­ta un 20 por cien­to el año pa­sa­do en al­gu­nas re­gio­nes des­pués de que el go­bierno de­ja­ra de im­po­ner un lí­mi­te y li­be­ra­li­za­ra el pre­cio. El lla­ma­do ga­so­li­na­zo pro­vo­có pro­tes­tas ge­ne­ra­li­za­das. Ló­pez Obra­dor ha di­cho que no ha­brá más ga­so­li­na­zos ba­jo su ad­mi­nis­tra­ción, y eso po­dría sig­ni­fi­car sub­si­dios. Pe­ro no es­tá cla­ro quién cu­bri­rá los cos­tos, si la Se­cre­ta­ría de Ha­cien­da y Cré­di­to Pú­bli­co o Pe­mex.

Es­to úl­ti­mo se­ría “per­ju­di­cial” pa­ra el flu­jo de ca­ja, apun­tó Lu­cas Aris­ti­za­bal, di­rec­ti­vo de Fitch Ra­tings. Al mis­mo tiem­po, si se es­pe­ra que Pe­mex pa­gue la fac­tu­ra de las nue­vas re­fi­ne­rías, “se tra­ta de un ni­vel muy al­to de in­ver­sión con un ni­vel muy ba­jo de re­torno”, ex­pli­có. La nue­va re­fi­ne­ría pro­pues­ta por Ló­pez Obra­dor en Ta­bas­co, por ejem­plo, ten­drá un cos­to es­ti­ma­do de 8 mil 700 mi­llo­nes de dó­la­res.

La di­vi­sión de re­fi­na­ción de Pe­mex ha lo­gra­do me­jo­ras fi­nan­cie­ras mar­gi­na­les, pe­ro los ana­lis­tas es­ti­man que no es su­fi­cien­te. La com­pa­ñía re­du­jo sus pér­di­das de re­fi­na­ción a la mi­tad el año pa­sa­do, a una pér­di­da ne­ta de 31 mil 600 mi­llo­nes de pe­sos. La pro­duc­ción to­có el ni­vel más ba­jo des­de 1990. La re­fi­ne­ría de Sa­li­na Cruz, la más gran­de de Mé­xi­co, es­tu­vo parada du­ran­te ca­si la mi­tad del año de­bi­do a inun­da­cio­nes, in­cen­dios y te­rre­mo­tos, mien­tras que otras su­frie­ron re­tra­sos por man­te­ni­mien­to.

La li­be­ra­li­za­ción de los pre­cios del com­bus­ti­ble de­be­ría per­mi­tir­le a la pe­tro­le­ra me­xi­ca­na ga­nar al­go de di­ne­ro de la re­fi­na­ción si fue­ran com­pe­ti­ti­vos y si fue­ran efi­cien­tes, di­jo Almeida de Moody’s. “El pro­ble­ma es que los cos­tos de la com­pa­ñía son de­ma­sia­do al­tos”, aña­dió.

Pe­mex ya in­vier­te me­nos que sus pa­res re­gio­na­les en los ne­go­cios más ren­ta­bles

de ex­plo­ra­ción y pro­duc­ción y re­cu­rrir al di­ne­ro pri­va­do pa­ra cu­brir esa bre­cha fue de he­cho un ob­je­ti­vo cla­ve del presidente sa­lien­te Enrique Pe­ña Nie­to du­ran­te su ad­mi­nis­tra­ción. Su re­for­ma his­tó­ri­ca, pro­mul­ga­da en di­ciem­bre de 2013, abrió los mer­ca­dos ener­gé­ti­cos me­xi­ca­nos a la com­pe­ten­cia des­pués de ca­si ocho dé­ca­das de mo­no­po­lio es­ta­tal.

Ló­pez Obra­dor tie­ne el man­da­to de des­ace­le­rar ese pro­ce­so, si no es que re­ver­tir­lo. Su equi­po es­tá re­vi­san­do 105 con­tra­tos ya fir­ma­dos con em­pre­sas pri­va­das, en bus­ca de irre­gu­la­ri­da­des.

Las pró­xi­mas subas­tas a ce­le­brar­se en sep­tiem­bre y oc­tu­bre, por de­re­chos de ex­plo­ra­ción y ope­ra­ción con­jun­ta con Pe­mex, se pos­pu­sie­ron has­ta fe­bre­ro, mo­men­to en el que Ló­pez Obra­dor ya es­ta­rá en el car­go.

De ma­ne­ra pa­ra­le­la, Ro­me­ro lle­va­rá la res­pon­sa­bi­li­dad de ha­cer vá­li­da otra pro­me­sa del fu­tu­ro man­da­ta­rio: la de re­du­cir la co­rrup­ción que se ha pre­sen­ta­do en la em­pre­sa por me­dio de la fis­ca­li­za­ción de la se­rie de asig­na­cio­nes di­rec­tas que se han rea­li­za­do du­ran­te es­te año, prin­ci­pal­men­te en Pe­mex Ex­plo­ra­ción y Pro­duc­ción y que co­no­ce bien Nah­le, quien des­de la tri­bu­na le­gis­la­ti­va ad­vir­tió de ma­los ma­ne­jos en la pe­tro­le­ra na­cio­nal.

Por ejem­plo, de acuer­do con un re­por­te in­terno del área de Pro­cu­ra y Abas­te­ci­mien­to de Pe­mex, que con­cen­tra las com­pras, ac­tual­men­te la pe­tro­le­ra tie­ne en re­vi­sión 28 pro­ce­sos de con­tra­ta­ción en bus­ca de ser asig­na­dos lo más pron­to po­si­ble. Al­gu­nos de ellos son de ser­vi­cios de re­cep­ción de só­li­dos por 217.3 mi­llo­nes de dó­la­res y que se fir­ma­rá el 31 de agos­to y ter­mi­na­rá has­ta 2020. Des­ta­can ade­más otros de ma­ne­jo de hi­dro­car­bu­ros, con­den­sa­dos y agua por au­to­tan­que en los blo­ques nor­te por has­ta 384.6 mi­llo­nes de pe­sos, y que se fir­ma­rá en la mis­ma fe­cha que el an­te­rior. Adi­cio­nal­men­te, Pe­mex Ex­plo­ra­ción y Pro­duc­ción tie­ne con­tem­pla­do ad­ju­di­car di­rec­ta­men­te cua­tro con­tra­tos de su­mi­nis­tro de ca­be­zas, ár­bo­les de vál­vu­las y otros, por un mon­to to­tal de 2 mil 15 mi­llo­nes de pe­sos, ade­más de otras cua­tro ad­ju­di­ca­cio­nes di­rec­tas por un mon­to no de­ter­mi­na­do, y que tam­bién se en­cuen­tran en aná­li­sis de mer­ca­do, de acuer­do con el re­por­te al que tu­vo ac­ce­so Bloom­berg Bu­si­ness­week Mé­xi­co, y que es­tá fe­cha­do ape­nas el 3 de ju­lio, es de­cir, a sa­bien­das de que no con­ti­nua­ría el PRI en el po­der.

Es im­po­si­ble ne­gar la enor­me de­man­da con­trac­tual del prin­ci­pal par­ti­ci­pan­te de la in­dus­tria, sin em­bar­go, fuen­tes del sec­tor que pi­die­ron el ano­ni­ma­to ase­gu­ran que lla­ma la aten­ción el rit­mo al que se es­tá lle­van­do a ca­bo los pro­ce­sos. En es­te sen­ti­do, ur­gie­ron que el nue­vo go­bierno to­me par­ti­ci­pa­ción en la tran­si­ción al in­te­rior de la pe­tro­le­ra, pues pa­re­cie­ra que pa­ra ellos la vida ter­mi­na el pró­xi­mo 1 de di­ciem­bre.

En me­dio de las ad­qui­si­cio­nes, Pe­mex ha in­ten­ta­do apli­car al­gu­nas me­di­das de aus­te­ri­dad, en es­pe­ra de las que aña­dan una vez que Ro­me­ro lle­gue al car­go.

De acuer­do con el ofi­cio DFC-423-2018 del 20 de ju­lio, y fir­ma­do por Da­vid Rue­las, di­rec­tor de Fi­nan­zas; Mar­co Mu­ri­llo, di­rec­tor de Ad­mi­nis­tra­ción y Ser­vi­cios; y Miguel Ángel Ser­vín Dia­go, di­rec­tor ope­ra­ti­vo de Pro­cu­ra y Abas­te­ci­mien­to de Pe­mex, los em­plea­dos de la pe­tro­le­ra na­cio­nal ya no po­drán lle­var acom­pa­ñan­tes cuan­do sa­len de co­mi­sión o ad­qui­rir bo­le­tos de avión en pri­me­ra cla­se si no son di­rec­ti­vos.

En es­te con­tex­to, pro­vee­do­res de dis­tin­tos ta­ma­ños y ni­ve­les es­pe­ran que la apues­ta de Ló­pez Obra­dor al re­na­ci­mien­to de Pe­mex y una ma­yor au­to­no­mía pa­ra es­co­ger so­cios se tra­duz­ca en la reaper­tu­ra de flu­jos de re­cur­sos en los es­ta­dos pe­tro­le­ros de Ve­ra­cruz, Ta­bas­co y Cam­pe­che, azo­ta­dos por el des­em­pleo tras la cri­sis de cru­do en 2014 que lle­vó a Pe­mex a rea­li­zar re­cor­tes pre­su­pues­ta­les agre­si­vos y que in­clu­so de­ri­vó en im­pa­gos en su am­plia ca­de­na de pro­vee­do­res.

Al in­te­rior de Pe­mex, exis­ten tam­bién in­te­rro­gan­tes so­bre quiénes po­drían to­mar el li­de­raz­go en áreas cla­ves de la em­pre­sa en el nue­vo ca­mino que em­pren­de­rá. Una de ellas es Pe­mex Trans­for­ma­ción In­dus­trial, una di­vi­sión que ten­drá am­plio mar­gen pa­ra ejer­cer un pre­su­pues­to de 160 mil mi­llo­nes de pe­so en dos años pa­ra la cons­truc­ción de una nue­va re­fi­ne­ría, así co­mo otros 49 mil mi­llo­nes de pe­sos pa­ra dar­le man­te­ni­mien­to a las otras seis en el mis­mo pe­rio­do. Siem­pre de­jan­do es­pa­cio pa­ra que la em­pre­sa pue­da ope­rar con su­fi­cien­te au­to­no­mía ope­ra­ti­va en un en­torno com­pli­ca­do.

Ex­per­tos, aca­dé­mi­cos, la ini­cia­ti­va pri­va­da e in­clu­so el mis­mo equi­po de tran­si­ción coin­ci­den en que an­tes de lle­gar ese pun­to, es ne­ce­sa­rio re­for­mar a la em­pre­sa. “El go­bierno ten­drá una gran opor­tu­ni­dad en­fren­te con Pe­mex”, co­men­ta Lour­des Mel­gar, in­ves­ti­ga­do­ra aso­cia­da al Ins­ti­tu­to de Tec­no­lo­gía de Mas­sa­chu­setts (MIT) y ex­sub­se­cre­ta­ria de Ener­gía du­ran­te la ela­bo­ra­ción y pu­bli­ca­ción de la Re­for­ma Ener­gé­ti­ca, en re­la­ción al mar­gen de ma­nio­bra que ten­drá el go­bierno de Ló­pez Obra­dor tras su con­tun­den­te vic­to­ria elec­to­ral.

Al res­pec­to, Flu­vio Ruiz, ex­con­se­je­ro de Pe­mex, abun­dó en una en­tre­vis­ta re­cien­te con El Fi­nan­cie­ro que las mo­di­fi­ca­cio­nes prin­ci­pa­les tie­nen que ser en el te­ma fis­cal, pues en su opi­nión hay

que dar­le re­cur­sos pa­ra que su ope­ra­ción sea más sua­ve en los pri­me­ros me­ses de los cam­bios que se lle­va­rán a ca­bo. Otro te­ma, ex­pli­có, tie­ne que ser dar­le a Pe­mex to­da­vía más in­de­pen­den­cia de ele­gir a sus so­cios, pe­ro no a tra­vés de una pu­ja eco­nó­mi­ca co­mo ocu­rre ac­tual­men­te con los far­mouts que or­ga­ni­za la Co­mi­sión Na­cio­nal de Hi­dro­car­bu­ros (CNH). “No es lo mis­mo la au­to­no­mía que ser in­de­pen­dien­te, Pe­mex no es in­de­pen­dien­te, de­pen­de de las de­ci­sio­nes de la Se­cre­ta­ría de Ha­cien­da y de la Se­cre­ta­ría de Ener­gía”, aña­dió Mi­riam Gruns­tein, in­ves­ti­ga­do­ra de la Uni­ver­si­dad Ri­ce.

Y más allá de los re­tos des­cri­tos, un im­por­tan­te ex­pe­dien­te de Pe­mex po­dría ate­rri­zar en el es­cri­to­rio del pró­xi­mo fis­cal de Ló­pez Obra­dor y no pro­ven­drá de las se­cre­ta­rías de Ener­gía o Ha­cien­da.

La prác­ti­ca de or­de­ñar duc­tos ha exis­ti­do du­ran­te dé­ca­das, pe­ro úl­ti­ma­men­te se ha in­ten­si­fi­ca­do con la en­tra­da de gru­pos de nar­co­tra­fi­can­tes. El re­sul­ta­do ha si­do un au­men­to en la vio­len­cia y mi­les de mi­llo­nes de dó­la­res en pér­di­das pa­ra Pe­mex.

“AMLO no ha di­cho mu­cho con res­pec­to al te­ma del ro­bo de com­bus­ti­ble”, in­di­có Ix­chel Cas­tro, ana­lis­ta sé­nior de la con­sul­to­ra de ener­gía Wood Mackenzie en la Ciu­dad de Mé­xi­co. “Pe­ro si quie­re me­jo­rar las ope­ra­cio­nes de Pe­mex, si quie­re re­du­cir las pér­di­das de la com­pa­ñía, es­ta de­be ser una de las prin­ci­pa­les prio­ri­da­des”.

“El ries­go nú­me­ro uno pa­ra Pe­mex se­ría un ma­yor gas­to de ca­pi­tal de una em­pre­sa que no es­tá ge­ne­ran­do esa mis­ma can­ti­dad de di­ne­ro”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.