Es­te ca­ro pac­to go­tea com­bus­ti­ble

○ Así mue­ve la ad­qui­si­ción de Rock­well Co­llins por par­te de UTC a la industria áe­rea.

Bloomberg BusinessWeek Mexico - - TECNOLOGÍA - — Broo­ke Sut­her­land

Uni­ted Tech­no­lo­gies Corp. (UTC) tie­ne el ob­je­ti­vo de ce­rrar la com­pra del pro­vee­dor de com­po­nen­tes y sis­te­mas de avia­ción Rock­well Co­llins Inc. es­te mes, en es­pe­ra de la apro­ba­ción de los re­gu­la­do­res an­ti­mo­no­po­lio chi­nos. El acuer­do de 30 mil mi­llo­nes de dó­la­res uni­rá los sis­te­mas de ges­tión de na­ve­ga­ción de Rock­well con los mo­to­res de avión y equi­po de ate­rri­za­je de UTC. La idea es que la com­pa­ñía com­bi­na­da po­drá li­diar mejor con las re­duc­cio­nes de cos­tos que Boeing Co. y Air­bus SE de­man­dan de sus pro­vee­do­res y te­ner una ma­yor par­ti­ci­pa­ción en los avio­nes de si­guien­te ge­ne­ra­ción. Hay cier­ta ló­gi­ca en es­to, pe­ro es una me­di­da de­fen­si­va y ca­ra: el pre­cio re­pre­sen­ta uno de los múl­ti­ples flu­jos de ga­nan­cias más ca­ros ja­más pa­ga­dos en un pac­to ae­ro­es­pa­cial.

UTC ya era el prin­ci­pal pro­vee­dor de par­tes de avio­nes; es po­co pro­ba­ble que cre­cer aún más im­pre­sio­ne a Boeing o Air­bus. Es es­cla­re­ce­dor ver lo que su­ce­dió des­pués de que la com­pa­ñía com­pra­ra al pro­duc­tor de par­tes de ae­ro­na­ves Goo­drich Corp. por 18 mil mi­llo­nes de dó­la­res en 2012. Con un ta­ma­ño re­cién au­men­ta­do, UTC res­pal­dó la re­duc­ción de pre­cios que Boeing exi­gió en equi­po de ate­rri­za­je pa­ra el 777X. El fa­bri­can­te di­jo que fue un bluff y en­tre­gó el con­tra­to a un pro­duc­tor ca­na­dien­se.

La re­for­ma fis­cal le ha qui­ta­do al­go de la pre­sión al pre­cio de com­pra. Pe­ro por el la­do ma­lo, Boeing ha ace­le­ra­do su pre­sión al mer­ca­do de par­tes y ser­vi­cios de avio­nes que tí­pi­ca­men­te han es­ta­do al al­can­ce de pro­vee­do­res co­mo UTC. Eso au­men­ta el es­pec­tro de esa úl­ti­ma em­pre­sa, no so­lo pa­ra acuer­dos de ne­go­cia­ción con Boeing, sino pa­ra al­gún día com­pe­tir con­tra ellos con los pro­pios ne­go­cios de Boeing.

Po­co des­pués del anun­cio de Rock­well en 2017, Boeing lan­zó una uni­dad de avió­ni­ca. Aun­que un pe­que­ño es­fuer­zo, en­fa­ti­za la as­pi­ra­ción de Boeing

de apro­ve­char la de­man­da pa­ra ae­ro­na­ves co­nec­ta­das. UTC es­pe­ra apli­car la ex­pe­rien­cia de soft­wa­re de Rock­well a sus pro­pias par­tes de ae­ro­na­ve pa­ra bus­car la mis­ma opor­tu­ni­dad.

El ma­yor be­ne­fi­cio del acuer­do con Rock­well es que abre ca­mino pa­ra que UTC se se­pa­re. El di­rec­tor ge­ne­ral, Greg Ha­yes, pre­via­men­te ha­bía re­sis­ti­do las pe­ti­cio­nes de se­pa­rar la industria ae­ro­es­pa­cial de las di­vi­sio­nes de ele­va­do­res y con­trol cli­má­ti­co, en par­te por­que el desa­rro­llo de mo­to­res de avión es ca­ro y ne­ce­si­ta di­ne­ro de otros ne­go­cios pa­ra fi­nan­ciar­lo. Su­mar a Rock­well fa­ci­li­ta­rá que las uni­da­des ae­ro­es­pa­cia­les se in­de­pen­di­cen.

Los in­ver­so­res ac­ti­vis­tas Dan Loeb y Bill Ack­man han apo­ya­do la se­pa­ra­ción. Pe­ro lo­grar­la sig­ni­fi­ca que Rock­well se­rá una ma­yor par­te del res­to de la com­pa­ñía, lo que au­men­ta la pre­sión a Ha­yes pa­ra lle­gar a que el acuer­do sea be­né­fi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.