MOI­SÉS HERNÁNDEZ

El pro­yec­to que lo co­lo­ca como Di­se­ña­dor del Año es Dia­rio, mar­ca lan­za­da en 2013 que re­di­se­ña ob­je­tos co­ti­dia­nos me­dian­te una re­fle­xión so­bre cua­tro te­mas can­den­tes del di­se­ño con­tem­po­rá­neo en Mé­xi­co: lo so­cial, lo cul­tu­ral, lo cu­ra­to­rial y lo na­cio­nal.

Casa Viva (México) - - Carta Editorial - CON­TAC­TO WWW.MOI­SES-HERNANDEZ.COM

uran­te una es­tan­cia de dos años en Sui­za, pa­ra con­cluir una maes­tría en el ECAL, sur­gió es­ta re­fle­xión de Moi­sés Hernández so­bre lo me­xi­cano. La pri­me­ra colección ex­po­lo­ra­ba los ca­mi­nos del ba­rro ro­jo de San Mar­cos, los tex­ti­les de Oa­xa­ca y los ac­ce­so­rios de me­sa en pla­ta fa­bri­ca­dos en Tax­co.

¿Qué lí­neas tie­ne aho­ra Dia­rio? Las de ce­rá­mi­ca aho­ra só­lo son por pe­di­dos gran­des por­que no pue­do ha­cer só­lo un pla­to o un va­so. Cuan­do re­gre­sé a Mé­xi­co sen­tí que le fal­ta­ba al­go a Dia­rio. El po­der ar­te­sa­nal es muy va­lio­so pe­ro tam­bién que­ría en­fo­car­me en pro­duc­tos in­dus­tria­les. Em­pe­cé a tra­ba­jar con el pel­tre, reali­cé unas ta­zas pa­ra ca­fé ex­pres­so y te­qui­la. Te­nía cu­rio­si­dad de tra­ba­jar con la cha­ro­la de pa­na­de­ría; to­das tie­nen la mis­ma cha­ro­la y la fa­bri­ca la mis­ma em­pre­sa. Me acer­qué a ellos, y lo mo­di­fi­qué un po­co; ese ob­je­to era muy fun­cio­nal pe­ro no se adap­ta­ba a una vida ho­ga­re­ña, por­que es de un ma­te­rial muy frío; la re­cu­brí con pin­tu­ra y

Daho­ra la pue­des usar en tu ca­sa; no se ra­ya y no es tó­xi­ca pa­ra los ali­men­tos.

¿Dón­de se con­si­guen tus pro­duc­tos? En la tien­da en lí­nea www.dia­rios­hop.com. En Gua­da­la­ja­ra te­ne­mos un dis­tri­bui­dor que se lla­ma To­co Ma­de­ra; es­ta­mos a pun­to de en­trar al Ta­ma­yo. Hay una tien­da en San­ta Fe que se lla­ma Al­baha­ca. Nues­tro dis­tri­bui­dor más fuer­te es­tá en Nue­va York y en Bél­gi­ca; se lla­ma The Ga­me De­sign, que es tal vez el más im­por­tan­te del mun­do.

¿Qué ob­je­tos de di­se­ño te han mar­ca­do? Vi­tra y Mu­ji mar­can de al­gu­na ma­ne­ra mi tra­ba­jo. Mi ad­mi­ra­ción por esas mar­cas es por la ca­li­dad de sus pro­duc­tos. Vi­tra por­que sus ob­je­tos per­du­ran, por­que el ver­du­go y juez del di­se­ño es el tiem­po. Mu­ji por­que la simpleza es la ade­cua­da, muy sus­ten­ta­da. Mu­ji vie­ne de una épo­ca en Ja­pón en la que se po­día ven­der só­lo lo bá­si­co. Dia­rio va por ahí, no tie­ne ex­ce­sos, sa­tis­fa­ce cier­tas ne­ce­si­da­des. Y un li­bro que es mi bi­blia: Su­per­nor­mal, de Nao­to Fu­ka­sa­wa y Jas­per Mo­rri­son.

Ban­de­ja de pan in­ter­ve­ni­da por Dia­rio. Hay en cua­tro co­lo­res. Mi­de 38cm. Cues­ta 32 dó­la­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.