DUL­CE GEO­ME­TRÍA

Si eres aman­te de las gran­des do­sis de azú­car y el ar­te, el tra­ba­jo de la chef ucra­nia­na, Di­na­ra Kas­ko, te fas­ci­na­rá.

Chic Lifestyle Nacional - - Gourmet ⁄ - — Ma­ría Ele­na Ga­lle­gos

El tra­ba­jo de la chef DI­NA­RA KAS­KO to­ma co­mo ba­se su pa­sa­do ar­qui­tec­tó­ni­co pa­ra rea­li­zar un equi­li­brio en­tre lo es­té­ti­ca­men­te geo­mé­tri­co y un ex­qui­si­to sa­bor. Cuan­do los vi por pri­me­ra vez no pen­sé que fue­ran pos­tres, ya que lu­cen co­mo pe­que­ñas es­cul­tu­ras dig­nas de una ex­hi­bi­ción en un mu­seo. Lo que sí que­da cla­ro es que son una de­li­cia vi­sual, y más pa­ra gen­te co­mo yo que ama el or­den y la si­me­tría.

Ca­da una de sus crea­cio­nes pa­re­ce una obra ar­qui­tec­tó­ni­ca mo­der­na, y es de es­pe­rar­se, pues Di­na­ra se gra­duó de la Es­cue­la de Ar­qui­tec­tu­ra de la Uni­ver­si­dad de Jár­kov. Es por es­to y su pa­sión por la re­pos­te­ría, que sus ha­bi­li­da­des de diseño van más allá de la ela­bo­ra­ción de pas­te­les con­ven­cio­na­les.

La na­tu­ra­le­za se ha vuel­to una de sus ins­pi­ra­cio­nes más co­mu­nes, ya que to­ma co­mo re­fe­ren­cia las es­pi­ra­les de ca­ra­co­les -que nos re­cuer­da a la es­pi­ral de oro o sec­ción áu­rea-, for­mas de bur­bu­jas, hier­bas y el ro­cío en las plan­tas. En po­cas pa­la­bras, en la geo­me­tría na­tu­ral de nues­tro en­torno. Por ello, uti­li­za téc­ni­cas avan­za­das pa­ra lo­grar dar­les el as­pec­to que ella desea.

Co­mo si fue­ran ma­que­tas de edi­fi­cios, la chef Kas­ko usa el dia­gra­ma de Vo­ro­noi, bio­mi­mé­ti­ca, prin­ci­pios de trian­gu­la­ción y mo­de­la­do en 3D pa­ra di­se­ñar sus es­truc­tu­ra­das y lim­pias dul­zu­ras. Des­pués, uti­li­za im­pre­so­ras 3D pa­ra cons­truir los mol­des de si­li­co­na con los que tra­ba­ja pa­ra eri­gir sus crea­cio­nes co­mes­ti­bles. Una vez lis­tas, pa­re­cen mo­de­los a es­ca­la de ar­qui­tec­tu­ra con­tem­po­rá­nea, pe­ro en lu­gar de usar ce­men­to y vi­drio, los ele­men­tos que las com­po­nen son la ge­la­ti­na, cho­co­la­te y me­ren­gue.

Las cui­da­do­sas com­po­si­cio­nes unen crea­ti­vi­dad con la ar­qui­tec­tu­ra e in­vi­tan a pen­sar fue­ra de la ca­ja. No es sen­ci­llo rea­li­zar­los ni en­ten­der los mé­to­dos con los que los di­se­ña, pe­ro es to­do un de­lei­te ob­ser­var­los y apre­ciar el tra­ba­jo in­ver­ti­do en ellos. Ade­más, no ne­ce­si­tas ser buen ma­te­má­ti­co pa­ra te­ner buen gus­to.

[.] ⁄ @di­na­ra­kas­ko

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.