DE ES­PA­ÑA PA­RA EL MUN­DO

La crea­ti­vi­dad y buen gus­to son tan só­lo dos de las ca­rac­te­rís­ti­cas que lo han im­pul­sa­do du­ran­te su ca­rre­ra; por ello, ce­le­bra­mos jun­to al di­se­ña­dor Adolfo Do­mín­guez el 40 ani­ver­sa­rio de su im­pe­rio.

Chic Lifestyle Nacional - - Moda ⁄ - — Ma­ría Ele­na Ga­lle­gos

El tem­pe­ra­men­to ar­tís­ti­co y cons­tan­cia de ADOLFO DO­MÍN­GUEZ han he­cho que su nom­bre sea si­nó­ni­mo de atem­po­ra­li­dad. Gran pio­ne­ro de la mo­da en Es­pa­ña, fue el pri­mer di­se­ña­dor de su país en co­mer­cia­li­zar una ga­ma de per­fu­mes ba­jo su nom­bre y en co­ti­zar en el mer­ca­do de va­lo­res. Ac­tual­men­te prac­ti­ca yo­ga, cui­da su ali­men­ta­ción al co­se­char sus fru­tas y ver­du­ras, ade­más de lle­var una die­ta ve­ga­na, y continúa im­preg­nan­do su es­ti­lo en la di­rec­ción crea­ti­va de su em­pre­sa. En ex­clu­si­va pa­ra CHIC LIFESTYLE, el di­se­ña­dor ha­bla sobre su más re­cien­te aper­tu­ra en Mé­xi­co, sus pró­xi­mos pla­nes y nos com­par­te la cla­ve pa­ra ob­te­ner el éxi­to. ¿Có­mo son el hom­bre y la mujer Adolfo Dominguez? Mi­ran más por la ven­ta­na de lo que se mi­ran al es­pe­jo y pre­fie­ren ser que te­ner. Son la in­men­sa mi­no­ría.

¿Cuál es la es­tra­te­gia que la com­pa­ñía es­tá to­man­do an­te los cam­bios tan in­me­dia­tos a con­se­cuen­cia de la tec­no­lo­gía y re­des so­cia­les? Lle­va­mos años apos­tan­do por el e-com­mer­ce y lo se­gui­re­mos ha­cien­do. In­ter­net es el gran azul pa­ra la gen­te con me­nos de cua­ren­ta años. Es el mun­do en el que vi­ven, ya que ca­si to­do lo ha­cen ahí.

Aun­que en los úl­ti­mos cua­tro años se han ce­rra­do múl­ti­ples tien­das y apli­ca­do un ERE, ¿qué ven­drá pa­ra es­te año y mar­ca­rá una nue­va eta­pa de la em­pre­sa? Aca­ba­mos de abrir una tien­da en Antara y se­gui­mos cre­cien­do en Mé­xi­co. Siem­pre es­ta­mos afi­nan­do nues­tra red de tien­das pa­ra am­pliar el pe­so in­ter­na­cio­nal de la mar­ca. Y si una tien­da no fun­cio­na, la ce­rra­mos.

Con la aper­tu­ra de es­ta nue­va bou­ti­que en Antara, ¿có­mo de­fi­ni­rías el com­por­ta­mien­to del con­su­mi­dor me­xi­cano? Com­par­ti­mos el gus­to por lo be­llo y un re­fi­na­mien­to cul­tu­ral his­tó­ri­co, que ya vie­ne de unas cul­tu­ras pre­co­lom­bi­nas muy cul­ti­va­das. Nues­tro ADN es un ca­sual re­fi­na­do, que es jus­to lo que hoy que­réis los me­xi­ca­nos. ¿Qué prácticas son las que ac­tual­men­te se lle­van a ca­bo en la com­pa­ñía pa­ra cui­dar al me­dio am­bien­te? Cuan­do es­co­jo las ma­te­rias con las que voy a tra­ba­jar, ten­go en cuen­ta la hue­lla de car­bono. Por eso uso lino, eco­pie­les y fi­bras ce­lu­ló­si­cas. Una ca­mi­sa de ten­cel se ha pa­sa­do su vi­da an­tes de ser ca­mi­sa, trans­for­man­do CO2 en ce­lu­lo­sa. Su hue­lla de car­bono prác­ti­ca­men­te es ce­ro cuan­do em­pie­zas a usar­la. Nues­tra lí­nea de bol­sos ve­ga­nos es un éxi­to; no só­lo por su pre­cio, sino por el con­cep­to, de­bi­do a que la gen­te ca­da día es más cons­cien­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.