~ Da­vid Co­ci­na del Re­cuer­do Mon­to­ya ~

El chef Mon­to­ya con­quis­ta los corazones un pla­ti­llo a la vez res­ca­tan­do las re­ce­tas tra­di­cio­na­les de To­lu­ca

Chic Magazine Edo de México - - En Portada -

Com­pro­me­ti­do con la re­es­truc­tu­ra­ción y cre­ci­mien­to gas­tro­nó­mi­co de la ciu­dad, el Chef Da­vid Mon­to­ya nos pla­ti­có un po­co so­bre su aporte a To­lu­ca a tra­vés de la co­mi­da, su pa­sión por los ingredientes y sus co­mien­zos en la co­ci­na. Ori­gi­na­rio de Du­ran­go, Da­vid siem­pre su­po que que­ría de­di­car su vi­da a la gas­tro­no­mía, de pe­que­ño pre­fe­ría acom­pa­ñar a su abue­la en la co­ci­na que ju­gar vi­deo­jue­gos o cual­quier otra co­sa; los aro­mas y sa­bo­res lo con­quis­ta­ron así que per­si­guió el sue­ño de ser chef mu­dán­do­se a To­lu­ca a sus 17 años pa­ra sus es­tu­dios en la Es­cue­la Cu­li­na­ria In­ter­na­cio­nal.

Des­pués de via­jar y tra­ba­jar en dis­tin­tos pun­tos de la Re­pú­bli­ca Me­xi­ca­na, el Chef Mon­to­ya em­pren­dió una aven­tu­ra en 2007 y via­jó a Me­dio Orien­te gra­cias a su amor por la co­ci­na ára­be y to­do lo re­la­cio­na­do con sus tra­di­cio­nes, lo que le per­mi­tió te­ner los co­no­ci­mien­tos pa­ra des­pués im­par­tir cla­ses en la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma del Es­ta­do de Mé­xi­co.

Fi­na­li­zan­do sus prac­ti­cas pro­fe­sio­na­les en 2014, lo en­gan­chó la fi­lo­so­fía del res­tau­ran­te e ini­ció su pri­mer gran pro­yec­to Ca­sa Gra­cia­na, mis­mo que re­afir­mó su com­pro­mi­so con el uso de pro­duc­tos lo­ca­les y se con­vir­tió en un se­llo dis­tin­ti­vo pa­ra su si­guien­te res­tau­ran­te. Aho­ra con 31 años Da­vid enamo­ra los corazones de los to­lu­cos con sus pla­ti­llos en su más re­cien­te pro­yec­to res­tau­ran­te­ro Apapacho por la ne­ce­si­dad de un es­pa­cio con co­mi­da tra­di­cio­nal de la ciu­dad y así reac­ti­var la eco­no­mía de la ciu­dad al con­su­mir y uti­li­zar úni­ca­men­te pro­duc­tos lo­ca­les des­de los ingredientes au­to­sus­ten­ta­bles, sus pla­tos de ba­rro, ma­te­rial tra­di­cio­nal me­xi­quen­se o un coc­tel de au­tor que in­te­gra co­mo in­gre­dien­te prin­ci­pal los his­tó­ri­cos mos­cos de los por­ta­les, siem­pre con el ob­je­ti­vo de en­ri­que­cer la ciu­dad, res­ca­tar nues­tras tra­di­cio­nes y man­te­ner vi­gen­te lo que des­ta­ca a To­lu­ca.

Jun­to con su so­cio Ale­jan­dro Ra­yón crea­ron es­te pro­yec­to con la in­ten­ción de brin­dar nos­tal­gia, re­cuer­dos y su to­que per­so­nal a las re­ce­tas pe­ro siem­pre res­pe­tan­do los ingredientes, al­go que el chef men­cio­nó du­ran­te la en­tre­vis­ta fue la im­por­tan­cia de con­tar con un gran equi­po de tra­ba­jo, des­de su sous­chef, me­se­ros, ba­ris­tas has­ta los en­car­ga­dos del va­let par­king; to­dos apa­sio­na­dos por su tra­ba­jo y que se no­ta disfrutan de la co­ci­na y las tra­di­cio­nes aún mas que quie­nes vi­si­tan el res­tau­ran­te.

“Sin equi­po, uno no es na­die; an­tes que te­ner los me­jo­res cu­bier­tos o cris­ta­le­ría, el éxi­to se ba­sa en te­ner un buen equi­po de tra­ba­jo que sea res­pe­tuo­so, apa­sio­na­do y com­pro­me­ti­do”.

Pa­ra Da­vid el re­to más gran­de es se­guir in­no­van­do en los de­ta­lles que ha­cen úni­co ca­da pla­ti­llo, ha­cien­do ba­lan­ce en­tre la tra­di­ción y su to­que per­so­nal que da un re­fresh con los ingredientes lo­gran­do que és­te chef du­ran­guen­se pe­ro con co­ra­zón me­xi­quen­se con­quis­te día a día con sus re­ce­tas que trans­por­tan a los prin­ci­pios de los pla­ti­llos to­lu­que­ños.

SIEM­PRE ME GUS­TÓ BASARME EN LA MA­TE­RIA PRI­MA PA­RA ECHAR A VO­LAR LA IMA­GI­NA­CIÓN Y PO­DER CREAR UN ME­NÚ”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.