SANDRA & RO­BER­TO

Lo que co­men­zó co­mo juego en­tre ni­ños, hoy se con­vier­te en una his­to­ria de en­sue­ño que une a dos al­mas des­ti­na­das a acom­pa­ñar­se por la eter­ni­dad.

Chic Magazine Hidalgo - - #ENPORTADA - POR: COR­TE­SÍA / FO­TOS: HU­GO ZUVIRI

Acom­pa­ña­dos por sus fa­mi­lias y ami­gos más cer­ca­nos ce­le­bra­ron el acon­te­ci­mien­to que uni­rá pa­ra siem­pre sus vi­das. Si­guien­do la tra­di­ción de rea­li­zar la bo­da en el lu­gar de ori­gen de la no­via, el en­la­ce fue rea­li­za­do en la Ciu­dad de Mé­xi­co. La pa­rro­quia de San Agus­tín en Po­lan­co fue tes­ti­go del gran amor que se pro­fe­sa­ron los no­vios, don­de, con una her­mo­sa mantilla es­pa­ño­la que en­mar­ca­ba su entrada, Sandy ca­mi­nó del bra­zo de su pa­pá por el pa­si­llo ador­na­do con be­llí­si­mos arre­glos flo­ra­les ha­cia el al­tar, en el que ya la es­pe­ra­ba Ro­ber­to, pa­ra re­ci­bir la ben­di­ción. Un mo­men­to in­com­pa­ra­ble y muy es­pe­cial pa­ra la fa­mi­lia, fue la mi­sa ofi­cia­da por el sa­cer­do­te Joa­quín Za­mo­ra Nú­ñez, que es tío del no­vio, y que en sus ben­di­cio­nes pro­fun­di­zó en la im­por­tan­cia del ma­tri­mo­nio y la uni­dad fa­mi­liar. Des­pués del emo­ti­vo in­ter­cam­bio de vo­tos y la ce­re­mo­nia que los con­vir­tió en es­po­sos an­te Dios, los no­vios se tras­la­da­ron al Mu­seo “Ca­sa de la Bo­la” don­de ya los es­pe­ra­ban los in­vi­ta­dos pa­ra con­ti­nuar ce­le­bran­do la unión de la fe­liz pa­re­ja. Los no­vios hi­cie­ron su arribo al ma­jes­tuo­so mu­seo de es­ta ciu­dad, ella lu­cien­do un es­pec­ta­cu­lar ves­ti­do de la mis­ma fir­ma eu­ro­pea del ves­ti­do que uti­li­zó en la ce­re­mo­nia re­li­gio­sa, y el no­vio con un cha­qué con­fec­cio­na­do a la me­di­da y ex­clu­si­va­men­te pa­ra esa no­che. En es­te re­cin­to his­tó­ri­co del Si­glo XVI, con un mag­ní­fi­co jar­dín es­ti­lo co­lo­nial que le da un to­que de ro­man­ti­cis­mo sin igual, a la vis­ta de la fa­mi­lia e in­vi­ta­dos de los no­vios, ce­le­bra­ron su en­la­ce ci­vil ofi­cia­do por el Arq. Gregorio Her­nán­dez Se­rrano, Pre­si­den­te Mu­ni­ci­pal de Ac­to­pan, Hi­dal­go. Con mú­si­ca clá­si­ca y un to­que elec­tró­ni­co, el quin­te­to de vio­li­nis­tas “Moz­zart” in­tro­du­jo el re­cin­to en un at­mos­fe­ra má­gi­ca que du­ran­te la ce­na cau­ti­vó a los in­vi­ta­dos y que con­clu­yó en una fies­ta inol­vi­da­ble al rit­mo de ba­tu­ca­da al que de po­co en po­co fa­mi­lia­res y ami­gos se fue­ron su­man­do, con­ta­gia­dos por la emo­ción y la fe­li­ci­dad que irra­dia­ban los no­vios que, en me­dio de fe­li­ci­ta­cio­nes no pa­ra­ron de bai­lar jun­to a sus ami­gos, has­ta pri­me­ras ho­ras de la ma­ña­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.