EL PER­SO­NA­JE

Chic Magazine Hidalgo - - ENPORTADA -

Peñafiel ase­gu­ra que se sien­te or­gu­llo­so de ser me­xi­cano e hi­dal­guen­se. Pa­ra él, es­ta tem­po­ra­da es muy her­mo­sa, el te­ma de la muer­te es de­li­ca­do, pe­ro pa­ra los me­xi­ca­nos es una fes­ti­vi­dad don­de se hon­ra a los fie­les di­fun­tos y es una tra­di­ción me­xi­ca­na que per­du­ra­rá por siem­pre; ex­pre­só el ar­tis­ta. El atuen­do que mos­tró es de­no­mi­na­do co­mo La muer­te del tiem­po, un dis­fraz que tie­ne un gran sig­ni­fi­ca­do y que mues­tra a de­ta­lle uno de los prin­ci­pa­les pro­ble­mas del ser hu­mano: no va­lo­rar el pre­sen­te. “To­dos los se­res hu­ma­nos tra­ba­ja­mos pa­ra un fu­tu­ro me­jor, por lo re­gu­lar la­bo­ra­mos pa­ra al­go ma­te­rial, por ejem­plo, un co­che me­jor. To­do el tiem­po es­ta­mos pen­san­do en qué que­re­mos com­prar. Por lo re­gu­lar los se­res hu­ma­nos tra­ba­ja­mos mu­cho en el ego, pe­ro lle­ga el mo­men­to en que és­to se con­vier­te en fu­tu­ro y pue­de ser in­cier­to. Yo, La muer­te del tiem­po, es­toy vien­do en qué mo­men­to pue­do es­tar y to­car­te, voy a ve­nir por ti, por­que el pa­sa­do fue una lec­ción de vi­da, en don­de de­bis­te apren­der, pe­ro hay gen­te que nun­ca cre­ce por­que no quie­re apren­der de ese pa­sa­do. El fu­tu­ro es in­cier­to, lo pue­des in­ven­tar e ima­gi­nar, pe­ro nun­ca pen­sa­mos en el pre­sen­te. La muer­te del tiem­po te pue­de lle­gar en cual­quier mo­men­to, ya que no te preo­cu­pas por el pre­sen­te. Por eso de­be­mos de dis­fru­tar con lo que con­ta­mos ac­tual­men­te; ex­pu­so Ar­man­do Peñafiel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.