Due­ños del BA­LÓN

Chic Magazine Hidalgo - - EN PORTADA - COOR­DI­NA­CIÓN: HUGO ZUVIRI - AXEL MÁR­QUEZ | FO­TO­GRA­FÍA: CARLOS MER­CA­DO TEX­TO: LUIS AN­TO­NIO MON­ROY | LOCACIÓN: BIFE SPORTS

En ex­clu­si­va pla­ti­ca­mos con Armando Mar­tí­nez, Jesús Mar­tí­nez, An­dres Fassi y Mar­tín Peláez di­rec­ti­vos de Gru­po Pa­chu­ca que son un ejem­plo en el nú­cleo em­pre­sa­rial y fa­mi­liar, ade­más de En­ri­que Bo­ni­lla, pre­si­den­te de la Li­ga MX, quien es­tu­vo co­mo invitado es­pe­cial en la se­sión fo­to­grá­fi­ca.

J ESÚS MAR­TÍ­NEZ PA­TI­ÑO El pre­si­den­te de los Tu­zos del Pa­chu­ca nos pla­ti­có lo in­creí­ble de ser pa­dre y lo ma­ra­vi­llo­sos y ca­ri­ño­sos que son sus hi­jos. Siem­pre es­tán con él en un ne­go­cio com­pli­ca­do que es­tá lleno de pa­sión. De igual ma­ne­ra, ex­pu­so que ca­da fin de se­ma­na es di­fí­cil ver­se por los par­ti­dos de futbol, pe­ro de­fi­ni­ti­va­men­te, sin ellos, se­ría im­po­si­ble desa­rro­llar el pro­yec­to exi­to­so que ha lle­va­do a ca­bo Gru­po Pa­chu­ca, ex­pu­so con gran fe­li­ci­dad Mar­tí­nez Pa­ti­ño. Del mis­mo modo, la me­jor ex­pe­rien­cia que ha te­ni­do Jesús Mar­tí­nez co­mo pa­dre, es te­ner­los sa­nos y que se ha­yan pre­pa­ra­do pa­ra afron­tar re­tos en la vi­da. Siem­pre ha tratado de in­cul­car­les los va­lo­res de la honestidad y el tra­ba­jo. Sin du­da al­gu­na, lo más di­fí­cil de ser papá es la res­pon­sa­bi­li­dad de guiar­los en la vi­da y que sean per­so­nas de bien. En tan­to, aña­dió que cuan­do tie­nen la opor­tu­ni­dad de es­tar to­dos jun­tos, sue­len co­mer y pla­ti­car de sus vi­das per­so­na­les y pro­fe­sio­na­les, to­dos se tie­nen mu­cha con­fian­za. Jesús Mar­tí­nez tie­ne dos hi­jas y un hi­jo, quie­nes tra­ba­jan en con­jun­to en Gru­po Pa­chu­ca.

Los hi­jos son lo má­xi­mo que uno co­mo pa­dre pue­de te­ner y lo más im­por­tan­te, po­ner­les siem­pre el me­jor ejem­plo”.

A RMANDO MAR­TÍ­NEZ PA­TI­ÑO

Pre­si­den­te de Mineros de Zacatecas, equi­po que tam­bién per­te­ne­ce a Gru­po Pa­chu­ca. Armando ex­pre­só que el ser papá de dos hi­jos y una hi­ja es el me­jor pa­pel que ha desa­rro­lla­do en su vi­da. Es lo me­jor que le pu­do pa­sar y re­co­no­ció que uno nun­ca es­tá pre­pa­ra­do pa­ra ser papá, pe­ro se va apren­dien­do en el trans­cur­so de la vi­da. La ma­yor di­fi­cul­tad de ser papá, es cuan­do uno quie­re dar­les to­do, pe­ro uno sa­be que no se les pue­de dar, por­que a fu­tu­ro se les pue­de ha­cer un da­ño, el po­ner lí­mi­tes a los ni­ños es lo más com­pli­ca­do, pun­tua­li­zó Armando Mar­tí­nez. Nor­mal­men­te, por ac­ti­vi­da­des la­bo­ra­les es di­fí­cil es­tar con los hi­jos, pe­ro cuan­do hay un es­pa­cio, Armando dis­fru­ta via­jar con sus hi­jos, ju­gar tenis e ir al cine en fa­mi­lia.

Dis­fru­ten a sus hi­jos, por­que cuan­do me­nos se lo es­pe­ran ya se nos fue­ron. Pá­sen­la in­creí­ble en es­te día y dé­jen­se con­sen­tir por la fa­mi­lia”.

A NDRÉS FASSI JURGENS “El ser pa­dre es la ex­pe­rien­cia más ex­tra­or­di­na­ria que te pue­de dar la vi­da”, in­di­có An­drés Fassi Vi­ce­pre­si­den­te

del Pa­chu­ca. El di­rec­ti­vo ar­gen­tino se mos­tró con­ten­to con la en­tre­vis­ta y ar­gu­men­tó que los hi­jos son la for­ta­le­za, es­pí­ri­tu y mo­tor, lo que la vi­da mo­ti­va pa­ra cre­cer y pa­sar mo­men­tos com­pli­ca­dos y bue­nos. Con 30 años de ma­tri­mo­nio, 3 hi­jos y una hi­ja, An­drés ha for­ma­do una gran fa­mi­lia y a pe­sar de que sus hi­jos se en­cuen­tran fue­ra de México, siem­pre han te­ni­do una im­por­tan­te unión en to­do ti­po de mo­men­tos. El po­ner lí­mi­tes es lo más di­fí­cil pa­ra un pa­dre, lo cual es un ar­gu­men­to que la vi­da va en­se­ñan­do, pe­ro sin du­da, es lo que más se les de­be en­se­ñar a los hi­jos, pa­ra que a fu­tu­ro sean per­so­nas de bien, pun­tua­li­zó An­drés.

El pri­mer men­sa­je que les doy a los pa­dres hi­dal­guen­ses, pri­me­ro, que le va­yan to­dos a los Tu­zos y se­gun­do, de­cir­les que el va­lor de la fa­mi­lia es al­go que te­ne­mos que cui­dar­lo a más no po­der. To­dos te­ne­mos si­tua­cio­nes di­fí­ci­les; la vi­da, el ma­tri­mo­nio, los hi­jos, pe­ro el va­lor e in­te­gri­dad de la fa­mi­lia es lo úni­co que pue­de sal­var a la so­cie­dad”.

M ARTÍN PELÁEZ ÁL­VA­REZ El Día del Pa­dre la pa­sa con to­da su fa­mi­lia y nor­mal­men­te desa­yu­nan jun­tos y en oca­sio­nes con los sue­gros. La ex­pe­rien­cia de ser pa­dre ha si­do lo má­xi­mo, cuen­ta con dos hi­jos y una hi­ja, lo cual son su mo­tor y mo­ti­va­ción día a día. Lo más di­fí­cil pa­ra Mar­tín de ser papá es dar el ejem­plo y va­lo­res, es el ma­yor le­ga­do que se les pue­de de­jar a los hi­jos, sos­tu­vo el di­rec­ti­vo.

Mu­chas fe­li­ci­da­des a to­dos los pa­dres hi­dal­guen­ses. Los que com­par­ten la di­cha de ser pa­pás sa­ben de lo que es­toy ha­blan­do, no hay ma­yor ben­di­ción y mo­ti­va­ción que ser pa­dre y fe­li­ci­da­des a to­dos en nues­tro día”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.