EN POR­TA­DA:

Pa­dre e hi­jo com­par­ten sus ex­pe­rien­cias y su le­ga­do

Chic Magazine Laguna - - INDICE - COOR­DI­NA­CIÓN Y TEX­TO: EMILÚ CÁZARES FO­TOS: MATTHEW PHOTOGRAPHER

Don Jor­ge Fran­co es un hom­bre vi­sio­na­rio y tra­ba­ja­dor que por el año de 1952, a los 21 años de edad, co­men­zó a tra­ba­jar en el sec­tor agrí­co­la, des­cu­brien­do des­pués de unos años que no ha­bía mu­chas per­so­nas in­cur­sio­nan­do en la avi­cul­tu­ra, por lo que de­ci­dió tra­ba­jar en ese ra­mo. Des­pués di­ver­si­fi­có sus ne­go­cios a la cons­truc­ción y ac­tual­men­te in­cur­sio­na en la ra­ma de la ho­te­le­ría. Se sien­te un hom­bre afor­tu­na­do por con­tar con el ca­ri­ño de su fa­mi­lia, des­ta­can­do que tie­ne cua­tro hi­jos que lo han lle­na­do de sa­tis­fac­cio­nes: Ma­ría del Car­men, Cris­ti­na, Es­pe­ran­za, Jor­ge y Ra­món. Co­men­ta que den­tro de los va­lo­res que siem­pre les in­cul­có a sus hi­jos des­ta­ca pri­me­ro la fa­mi­lia, el amor y el res­pe­to por el tra­ba­jo, así co­mo la leal­tad. Afir­ma que siem­pre les es­tá re­cal­can­do a sus hi­jos “lo que te es­tá pa­san­do en es­te mo­men­to es lo me­jor que te pue­de es­tar pa­san­do, aun­que no lo pa­rez­ca, así que no te preo­cu­pes, ocú­pa­te”. Ac­tual­men­te tie­ne 19 nie­tos in­creí­bles: Eri­ka, San­dra, Claudia, Pao­la, Raúl, Cris­ti­na, Mar­ce­la, Jo­sé Ar­man­do, Bren­da, Pe­dro An­to­nio, Jor­ge, Lo­re­lla, Pau­li­na, Beto, Kar­la, Ana Cecilia, Ra­món, So­fía y Scar­lett. Con­si­de­ra que es muy im­por­tan­te re­tri­buir a la tie­rra que te vio na­cer y eso siem­pre se los di­ce a sus hi­jos, so­bre to­do a Ra­món, quien tra­ba­ja jun­to a él. “Es im­por­tan­te ge­ne­rar be­ne­fi­cios pa­ra to­dos y a tra­vés de los años he tra­ta­do de que si­gan mi ejem­plo, ge­ne­ran­do em­pleos, tra­tan­do siem­pre de apro­ve­char las opor­tu­ni­da­des, de ha­cer las co­sas me­jor y con men­ta­li­dad abier­ta, ya que tam­bién a mis nie­tos les di­go: Lo peor que pue­des ha­cer es no ha­cer na­da, uno no ob­tie­ne lo que me­re­ce, sino lo que ne­go­cia”, concluye.

Ra­món es un de­ci­di­do em­pre­sa­rio, pe­ro so­bre to­do un pa­dre de fa­mi­lia que se mues­tra or­gu­llo­so de com­par­tir con su pa­dre, no só­lo los va­lo­res fa­mi­lia­res, sino tam­bién el tra­ba­jo y sus con­se­jos.

Des­de chi­co, Ra­món fue muy cer­cano a su pa­dre, le gus­ta­ba acom­pa­ñar­lo a su tra­ba­jo y em­pa­par­se de lo que se es­ta­ba ha­cien­do. Re­cuer­da que siem­pre han es­ta­do jun­tos en los ne­go­cios, pe­ro ade­más com­par­ten via­jes, con­se­jos y, so­bre­to­do, ex­pe­rien­cias.

Re­cal­ca que es­tá fe­liz­men­te ca­sa­do con Scar­lett y tie­ne cua­tro hi­jos: Ana Cecilia, Ra­món, So­fia y Scar­lett. In­di­ca que “ser pa­pá es una ben­di­ción y una gran res­pon­sa­bi­li­dad pa­ra for­mar hom­bres y mu­je­res de bien, así co­mo lo hi­zo mi pa­dre con no­so­tros”.

Afir­ma que al igual que su pa­pá siem­pre tra­ta de tras­mi­tir­les a sus hi­jos que es im­por­tan­te la leal­tad y el amor al tra­ba­jo, y que sea cual sea la edad es im­por­tan­te que des­de pe­que­ños lo apren­dan.

Cuan­do ha­bla de dar­le un con­se­jo a sus hi­jos en­fa­ti­za: “Siem­pre les di­go que se atre­van a rea­li­zar sus sue­ños, aun­que pa­rez­can im­po­si­bles”.

Y fi­nal­men­te, Ra­món me­di­ta unos mo­men­tos y concluye la char­la con una frase:

"El exi­to en la vi­da no se mi­de por lo que lo­gras, sino por los obs­tacu­los que su­pe­ras"

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.