ED­MUN­DO SA­LI­NAS

UN ÉXI­TO BIEN DI­SE­ÑA­DO

Chic Magazine Monterrey - - En Portada - POR: LAU­RA SÁN­CHEZ | FO­TOS: CHARBEL VANILLE

En la no­ve­na edi­ción de De­sign Hou­se par­ti­ci­pa­ron 18 de los más re­co­no­ci­dos des­pa­chos ar­qui­tec­tó­ni­cos del país, en­tre ellos, Sa­li­nas Lasheras, en­ca­be­za­do por Ed­mun­do Sa­li­nas.

En los úl­ti­mos años, De­sign Week Mé­xi­co ha si­do la pla­ta­for­ma que pro­yec­ta al di­se­ño me­xi­cano co­mo uno de los re­fe­ren­tes a ni­vel in­ter­na­cio­nal, al con­vo­car a ar­qui­tec­tos, in­terio­ris­tas y ex­per­tos en la ma­te­ria pa­ra in­ter­cam­biar ideas y des­per­tar la crea­ti­vi­dad. Den­tro de sus ac­ti­vi­da­des, des­ta­ca un even­to que lla­ma la aten­ción de los aman­tes del di­se­ño, De­sign Hou­se, un es­pa­cio del que se apro­pian los des­pa­chos más re­co­no­ci­dos del país pa­ra dar­le su to­que úni­co.

En es­ta no­ve­na edi­ción, se con­vo­ca­ron a 18 re­co­no­ci­dos ar­qui­tec­tos pa­ra in­ter­ve­nir una de las ha­bi­ta­cio­nes de la ca­so­na ubi­ca­da en Luis G. Ur­bi­na 84, den­tro de Po­lan­co. Ed­mun­do Sa­li­nas fue uno de ellos. “Cuan­do nos lle­gó la con­fir­ma­ción de los or­ga­ni­za­do­res acep­ta­mos de in­me­dia­to, es un ho­nor for­mar par­te de es­te even­to tan des­ta­ca­do, ade­más, es una gran opor­tu­ni­dad pa­ra mos­trar nues­tro tra­ba­jo a un pú­bli­co muy ge­ne­ral”, ex­pli­có.

Has­ta el año pa­sa­do, ca­da uno de los des­pa­chos par­ti­ci­pan­tes re­ci­bía un es­pa­cio den­tro de la ca­sa y lo trans­for­ma­ba a su gus­to, en es­ta oca­sión, se in­cor­po­ra­ron vo­ce­ros, ce­le­bri­da­des del mun­do de la mo­da y so­cie­dad, quie­nes cum­plie­ron la fun­ción de clien­tes pa­ra ca­da ar­qui­tec­to. Ed­mun­do tra­ba­jó de la mano de Ós­car Ma­dra­zo, ex mo­de­lo, em­pre­sa­rio y un gu­rú de mo­da. “Lo in­vi­té a to­mar un ca­fé pa­ra pla­ti­car sus in­quie­tu­des. Ya nos co­no­cía­mos so­cial­men­te y a tra­vés de es­ta co­la­bo­ra­ción se dio una amis­tad más cer­ca­na, es un ti­pa­zo muy di­ver­ti­do”, re­la­tó. De es­ta ci­ta, Ed­mun­do y Ós­car acor­da­ron crear una ha­bi­ta­ción prin­ci­pal en la que el clien­te pu­die­ra des­co­nec­tar­se de sus obli­ga­cio­nes y re­la­jar­se. El es­pa­cio cuen­ta con una an­te­sa­la pa­ra re­ci­bir in­vi­ta­dos, un área de tra­ba­jo, un pe­que­ño desa­yu­na­dor y un mi­ni bar, to­do con el to­que con­tem­po­rá­neo que dis­tin­gue a Ma­dra­zo.

Ade­más del tiem­po, uno de los prin­ci­pa­les re­tos a en­fren­tar en es­te pro­yec­to fue tra­ba­jar de la mano de los pa­tro­ci­na­do­res del even­to, ase­gu­ró Ed­mun­do, pues tu­vo que ser muy cui­da­do­so de que el mo­bi­lia­rio y pie­zas de ar­te fue­ran con­gruen­tes en­tre sí. “Fue­ron cin­co se­ma­nas de lo­cu­ra. Co­mo se tra­ta­ba de la mis­ma se­de del año pa­sa­do el es­pa­cio es­ta­ba muy de­te­rio­ra­do, así que al lle­gar y ver­lo tu­ve que echar a vo­lar de in­me­dia­to la ima­gi­na­ción. Me fas­ci­nó el po­ten­cial de luz que te­nía y fue al­go que apro­ve­cha­mos a la per­fec­ción. To­das las ideas flu­ye­ron rá­pi­do, real­men­te el di­se­ño se re­sol­vió en la pri­me­ra se­ma­na y a nues­tro clien­te le en­can­tó”, re­cor­dó.

Sin du­da, Ed­mun­do re­co­no­ce que es­ta ex­pe­rien­cia es un gran im­pul­so en su ca­rre­ra, pues re­cien­te­men­te abrió su ofi­ci­na en la Ciu­dad de Mé­xi­co, lo que per­mi­ti­rá que más per­so­nas pue­dan co­no­cer de cer­ca su tra­ba­jo. Aun­que acla­ra que lo que más le gus­tó fue la con­vi­ven­cia con los co­le­gas en el desa­rro­llo de De­sign Hou­se. “Ge­ne­ral­men­te tú tra­ba­jas pa­ra tu clien­te y no sa­bes de lo de­más, y es­tar aquí y ver el pro­ce­so de tus co­le­gas es al­go en­ri­que­ce­dor. Com­par­tir es­te es­pa­cio con otros lí­de­res es ma­ra­vi­llo­so, por­que es­tás tra­ba­jan­do al la­do de per­so­nas muy ta­len­to­sas y de tra­yec­to­rias im­por­tan­tes”, di­jo.

Cuan­do no es­tá in­mer­so en el di­se­ño, Ed­mun­do co­men­tó que dis­fru­ta el con­tac­to con la na­tu­ra­le­za, pues su prin­ci­pal hobby es rea­li­zar ejer­ci­cio al ai­re li­bre. “Pa­ra mí es im­por­tan­tí­si­mo ba­lan­cear el mun­do pro­fe­sio­nal con el ejer­ci­cio, es mi ma­ne­ra de man­te­ner­me sa­lu­da­ble y lleno de ener­gía”, ase­gu­ró.

“La cla­ve pa­ra el éxi­to es tra­ba­jar, tra­ba JAR y tra­ba­jar ”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.