Ce­les­te

Lle­ga a es­ta edi­ción, un es­pe­cial en don­de co­no­ce­rás el la­do más sen­si­ble de los al­tos cargos de nues­tro Tam­pi­co- Ma­de­ro.

Chic Magazine Tamaulipas - - Enportada - POR: IVETH GAR­CÍA/ FO­TOS: JO­SÉ CHANG LOCACIÓN: ES­TA­DIO TA­MAU­LI­PAS

Brau­lio, con­si­de­ra­do co­mo una per­so­na de re­tos, apa­sio­na­do en ca­da ac­ti­vi­dad que rea­li­za, nos con­tó que el es­fuer­zo y la ilu­sión son los in­gre­dien­tes prin­ci­pa­les pa­ra cum­plir los sue­ños, su fór­mu­la exac­ta pa­ra for­mar el éxi­to es de­fi­nir la me­ta y pa­so a pa­so cum­plir los ob­je­ti­vos.

Ja­vier, ha he­cho la com­bi­na­ción per­fec­ta en­tre su fa­mi­lia y su vi­da la­bo­ral, lo que mas le gus­ta del fút­bol es la pa­sión con la que re­fle­jan la en­tre­ga, la ilu­sión de ga­nar y el es­tar com­pro­me­ti­dos con el tra­ba­jo en equi­po pa­ra lo­grar una vic­to­ria. Lo que más dis­fru­ta ha­cer en fa­mi­lia es ju­gar golf con sus pa­pás, ir al ci­ne, com­par­tir los ali­men­tos en com­pa­ñía de su fa­mi­lia, es lo que real­men­te va­lo­ra en la vi­da.

An­drés, pa­dre de fa­mi­lia, fe­liz de dis­fru­tar de sus dos ma­yo­res pa­sio­nes, el fút­bol y su fa­mi­lia con­for­ma­da por su es­po­sa Dia­ne­la y su hi­jo Fer­nan­do de 16 años que siem­pre lo ha apo­ya­do in­con­di­cio­nal­men­te en su ca­rre­ra.

Na­ció en la Ciu­dad de Mé­xi­co, Li­cen­cia­do en Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas, que cam­bio su uni­for­me de­por­ti­vo de fut­bo­lis­ta por el tra­je de em­pre­sa­rio, nos com­par­te un po­co de su his­to­ria. “Soy muy apa­sio­na­do y com­pe­ti­ti­vo en lo que ha­go”. Des­de pe­que­ño asis­tía en com­pa­ñía de sus her­ma­nos a los par­ti­dos de su pa­pá Fer­nan­do San Román, pos­te­rior­men­te, él com­pró un equi­po de ter­ce­ra di­vi­sión que lo­gró su­bir a se­gun­da y des­pués a li­ga de as­cen­so, la pa­sión de su fa­mi­lia por el fút­bol los une.

Su pa­dre un ejem­plo a se­guir; “Mi pa­pá ju­ga­ba co­mo de­lan­te­ro, en una oca­sión le to­có ser por­te­ro y le ano­ta­ron 4 go­les en el pri­mer tiem­po, yo me reía y bur­la­ba pe­ro él me di­jo una fra­se que me mar­có, nun­ca ven­ci­dos, aún ven­ci­dos, en el se­gun­do tiem­po de ese mis­mo par­ti­do, mi pa­pá re­gre­so a su po­si­ción de de­lan­te­ro y me­tió 5 go­les, dán­do­le la vuel­ta al mar­ca­dor”. Tam­pi­co co­rre por sus ve­nas, ya que su abue­li­ta es tam­pi­que­ña, ca­da ve­rano la vi­si­ta­ba, al pa­sar por es­ta ciu­dad siem­pre asis­tía a los par­ti­dos de la Jaiba cuan­do se en­con­tra­ba en pri­me­ra di­vi­sión, el des­tino se ha en­car­ga­do de de­vol­ver­lo a és­te puer­to y él muy fe­liz de ser par­te de la his­to­ria del Club. Su sue­ño en unos años; “En un fu­tu­ro me veo ca­sa­do, con el equi­po de pri­me­ra y apos­tan­do por los ni­ños de la zo­na pa­ra desa­rro­llar su ta­len­to, con un gran pro­yec­to so­cial de­por­ti­vo que agre­gue va­lor a la zo­na”.

De Ciu­dad de Mé­xi­co, el fút­bol co­rre por sus ve­nas, su pa­sión ini­ció gra­cias a su pa­pá, quien fue pre­si­den­te de la Co­mi­sión de Ar­bi­tra­je du­ran­te 30 años, por lo que An­drés to­da su vi­da se la ha pa­sa­do de es­ta­dio en es­ta­dio. “Mi pa­pá siem­pre me di­jo que bus­ca­ra un tra­ba­jo que me apa­sio­na­ra y en­ton­ces nun­ca más en la vi­da ten­dría que tra­ba­jar”. Pa­ra An­drés su ma­má fue la pie­dra an­gu­lar de sus vi­das, co­no­ce­do­ra del de­por­te y has­ta la fe­cha si­gue el tra­ba­jo de su hi­jo en el Tam­pi­co Ma­de­ro. Lo que más re­cuer­da An­drés de su in­fan­cia son los via­jes con su pa­pá, los mun­dia­les y las olim­pia­das, mo­men­tos que se que­da­ron en su co­ra­zón. Él es Li­cen­cia­do en Mer­ca­do­tec­nia, ac­tual­men­te es el di­rec­tor co­mer­cial y de mer­ca­do­tec­nia del Club, lo bo­ni­to de es­te tra­ba­jo es que va cam­bian­do to­dos los días, ca­da se­ma­na hay una nue­va opor­tu­ni­dad y un nue­vo re­to o una bue­na for­ma de en­fo­car el tra­ba­jo. Ha lo­gra­do com­pa­gi­nar sus tiem­pos pa­ra via­jar a la Ciu­dad de Mé­xi­co en cual­quier opor­tu­ni­dad pa­ra vi­si­tar a su fa­mi­lia sin des­cui­dar el equi­po. Su es­po­sa e hi­jo han lo­gra­do en­ten­der su tra­ba­jo y pa­sión, ya que es un pro­yec­to de vi­da y he­ren­cia fa­mi­liar. “Lo que más disfruto es la so­bre­me­sa, via­jar y con­vi­vir con mi hi­jo, es­tá en una eta­pa muy pa­dre don­de com­par­ti­mos pun­tos de vis­ta di­fe­ren­tes y rea­li­za­mos ac­ti­vi­da­des en con­jun­to, él me ha en­se­ña­do a en­ten­der mu­chas co­sas y a ser más to­le­ran­te.” Un hom­bre apa­sio­na­do por el tra­ba­jo y la fa­mi­lia, con­ten­to y pleno en es­tos mo­men­tos. Su pro­yec­to pa­ra el fu­tu­ro es que la Jaiba se si­túe en la pri­me­ra di­vi­sión, se­guir en el club y cum­plir me­tas más al­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.