Mar­ce­la Te­rán

Chic Magazine Tamaulipas - - #enportada - POR: IVETH GAR­CÍA / FO­TOS: JOR­GE ANA­YA

Si­gue co­se­chan­do éxi­tos, crea­do­ra del blog The Ro­se In Pink, en el que com­par­te su pa­sión por la li­te­ra­tu­ra, es­ti­lo de vi­da y mo­da, y con un li­bro pu­bli­ca­do al que ti­tu­ló Co­mo al­go ines­pe­ra­do, en el que plas­mó su la­do más ro­mán­ti­co ha lo­gra­do po­si­cio­nar­se en la crea­ción del len­gua­je es­cri­to.

Leer, es­cri­bir mien­tras es­cu­cha su mú­si­ca pre­fe­ri­da, di­se­ñar, pin­tar y sa­lir a ca­mi­nar un ra­to con su pe­rro Max por las tar­des, son só­lo al­gu­nas de las ac­ti­vi­da­des que nues­tra blo­gue­ra ta­mau­li­pe­ca dis­fru­ta al má­xi­mo.

“Siem­pre me ha en­can­ta­do leer, de mi fa­mi­lia y mis ami­gas, siem­pre soy la ro­mán­ti­ca y cur­si, con co­men­ta­rios in­ten­sos y ex­tre­mis­tas so­bre la vi­da, los li­bros me ins­pi­ra­ban a crear mis pro­pios es­cri­tos, po­co a po­co em­pe­cé a es­cri­bir más so­bre el amor y el sen­ti­do de la vi­da, has­ta que un día sin pla­near­lo lo hi­ce par­te de mí.”

“Un día al­guien me di­jo, no te preo­cu­pes por­que la gen­te ha­ble de ti, preocú­pa­te cuan­do lo de­jen de ha­cer, en­ton­ces pen­sé, si me van a cri­ti­car que sea bien y se­guí mi sue­ño.”

“Ha­ce 3 años, me en­con­tra­ba ojean­do una re­vis­ta, vi una mo­de­lo de ves­ti­do ro­sa pas­tel, lle­na de ro­sas, y de la na­da se me vino ese nom­bre, hoy es fe­cha que mis ami­gos me di­cen The Ro­se. Me ha de­ja­do mil sen­ti­mien­tos y ex­pe­rien­cias pa­drí­si­mas, si­go cre­cien­do y apren­dien­do, es pa­dre co­no­cer a más blo­gue­ros y gen­te que le gus­ta es­to, he, re­ci­bi­do men­sa­jes so­bre gen­te que me di­ce que fui su ins­pi­ra­ción, o gen­te que me man­da men­sa­jes pa­ra pe­dir­me con­se­jos so­bre que po­ner­se y que no, eso ha si­do creo yo, lo más gra­ti­fi­can­te.”

Es­toy fe­liz, tris­te, an­sio­sa, nos­tál­gi­ca, ener­gé­ti­ca, un po­co de to­do, sien­to que es­toy en el ca­mino in­di­ca­do, amo mi ca­rre­ra.”

“Me sen­tí rea­li­za­da, era una me­ta mía a lar­go pla­zo, ja­más pen­sé que a mi cor­ta edad, tu­vie­ra la opor­tu­ni­dad de cum­plir­la gra­cias a Dios y a mis pa­pás que me apo­ya­ron siem­pre, fue muy pa­dre el día que re­ci­bí la ca­ja lle­na de co­pias con mi fo­to de por­ta­da y al mo­men­to de pre­sen­tar­lo an­te las per­so­nas”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.