AN­DREA SIL­VA

Una de las jó­ve­nes más pro­me­te­do­ras del es­ta­do en la in­dus­trial de la mo­da, An­drea Sil­va con só­lo 18 años de edad, de co­ra­zón al­truis­ta, fuer­te, y con me­tas muy de­fi­ni­das, ha pi­sa­do en tan só­lo dos años es­ce­na­rios inima­gi­na­bles, en los que ha ex­pues­to su

Chic Magazine Tamaulipas - - #Entrevista / Socia - POR: IVETH GAR­CÍA / FO­TOS: JO­SÉ CHANG / STYLIST: GABRIELA GABUNDO / M&H: CRIS­TÓ­BAL GU­TIÉ­RREZ

Su fa­mi­lia ha si­do su pi­lar, “Nos apo­ya­mos to­dos en nues­tros pro­yec­tos y me­tas, y siem­pre exis­te un amor in­con­di­cio­nal. Real­men­te creo que mi prio­ri­dad es la fa­mi­lia y por ellos me es­fuer­zo pa­ra ser una me­jor per­so­na y lo­grar que se sien­tan or­gu­llo­sos de mí”.

¿Cuál es el rin­cón fa­vo­ri­to de tu ho­gar?

Yo creo que es don­de es­té mi ma­má. Con ella he pa­sa­do los mo­men­tos más im­por­tan­tes de mi vi­da y sien­to que en el lu­gar don­de ella se en­cuen­tre, ese se­rá mi rin­cón fa­vo­ri­to.

¿Cuál es la me­jor enseñanza que te han da­do tus pa­pás?

Siem­pre me cria­ron en un am­bien­te de fe­li­ci­dad y amor in­con­di­cio­na­les sin im­por­tar la si­tua­ción, pien­so que la me­jor enseñanza que me pu­die­ron dar, es esa; que el ser fe­liz no se ba­sa só­lo en vi­vir có­mo­da­men­te sino en es­tar en ar­mo­nía con no­so­tros mis­mos, con nues­tros se­res que­ri­dos y es­tar agra­de­ci­dos siem­pre por las opor­tu­ni­da­des que se nos pre­sen­tan.

¿Có­mo ini­ció tú pasión por el mo­de­la­je?

Fue a par­tir de mi in­te­rés por la mo­da que me em­pe­zó a lla­mar la aten­ción el mo­de­la­je y con­for­me pa­sa­ba el tiem­po su­pe que era a es­to a lo que que­ría de­di­car­le par­te de mi vi­da.

¿Quién fue tu ins­pi­ra­ción?

Pa­ra lle­gar al mun­do del mo­de­la­je no tu­ve a una per­so­na que me ins­pi­ra­ra a que­rer ser­lo, sino que co­men­cé a dar­me cuen­ta que real­men­te me gus­ta­ba y con­for­me fue cre­cien­do mi gus­to por el mo­de­la­je, tam­bién fue­ron cre­cien­do mis ga­nas por que­rer ha­cer al­go im­por­tan­te en es­ta ac­ti­vi­dad.

¿Có­mo es­tás vi­vien­do es­ta eta­pa, aho­ra que ga­nas­te DMX32?

Es­toy muy emo­cio­na­da y a la vez un po­co ner­vio­sa de las nue­vas ex­pe­rien­cias que vi­vi­ré aho­ra, pe­ro me sien­to muy fe­liz de que es­toy lo­gran­do co­sas que son im­por­tan­tes pa­ra mi y creo que es­to ape­nas es el co­mien­zo de al­go gran­de.

¿Quié­nes son tus mo­de­los a se­guir?

En cuan­to a la in­dus­tria de la mo­da, ad­mi­ro a la me­xi­ca­na Ma­ria­na Za­ra­go­za, tam­bién a Kendall Jenner y a Ca­ra De­le­vig­ne. Pien­so que una mo­de­lo de­be de ser una per­so­na con se­gu­ri­dad, hu­mil­dad y tam­bién que sea pro­fe­sio­nal.

¿Dón­de te gus­ta­ría des­fi­lar?

Me en­can­ta­ría es­tar en una Fas­hio­nWeek, o des­fi­lar en el Chan­ne­lC­rui­se

¿Qué sien­tes ca­da vez que pi­sas una pa­sa­re­la o po­sas fren­te a una cá­ma­ra?

Que es­toy ha­cien­do lo que me apa­sio­na y me gus­ta. La sen­sa­ción de po­sar pa­ra una fo­to­gra­fía o de ca­mi­nar so­bre una pa­sa­re­la ha­ce que sien­ta que va­le la pe­na to­do el es­fuer­zo y el tra­ba­jo que se ha­ce.

¿Cuál es el ri­tual pre­vio an­tes de mo­de­lar?

Soy una per­so­na que cree en Dios, con mu­cha fé, lo que hago an­tes de las pa­sa­re­las es agra­de­cer­le a Dios por las opor­tu­ni­da­des que me da, tam­bién le de­di­co mis pen­sa­mien­tos a mi pa­pá, que a pe­sar de que no es­tá con­mi­go, sien­to que me acom­pa­ña en ca­da pa­so que doy.

¿En qué pa­sa­re­las has par­ti­ci­pa­do?

He par­ti­ci­pa­do pa­ra las me­jo­res tien­das de ves­ti­dos de la zo­na, pa­ra al­gu­nos di­se­ña­do­res de la Ciu­dad de México y cla­ro en la pa­sa­re­la de Di­se­ñan­do México 32 que fue una muy gra­ta ex­pe­rien­cia.

¿Cuá­les son tus me­tas a cum­plir?

Aho­ra que he ga­na­do el con­cur­so, pues ten­go mu­chí­si­mas me­tas que quie­ro cum­plir, co­mo tra­ba­jar más en mi cuer­po y en mi sa­lud, así co­mo tam­bién lo­grar es­tar en las me­jo­res pa­sa­re­las de México y si Dios quie­re, del mun­do.

¿Cuál es tu con­se­jo pa­ra los jó­ve­nes que quie­ren de­di­car­se al mo­de­la­je?

Que en­tren al mun­do del mo­de­la­je cuan­do se sien­tan pre­pa­ra­dos y que cui­den mu­cho su sa­lud. Tam­bién es im­por­tan­te que man­ten­gan a sus pa­dres in­for­ma­dos y cer­ca de us­te­des siem­pre.

¿Có­mo te vi­sua­li­zas en 30 años?

Es­pe­ro que, pa­ra en­ton­ces ten­ga una vi­da tran­qui­la, con las per­so­nas que amo y que ya ha­yan da­do fru­tos las la­bo­res al­truis­tas que he pla­nea­do des­de muy pe­que­ña.

VES­TI­DO: PAO­LA ROCHA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.