IS­LAS MAL­DI­VAS, UN PA­RAÍ­SO

Chic Passport Monterrey - - SUMERJASE -

Os­ten­tan el ré­cord de ser el país más plano del mun­do, con una al­ti­tud má­xi­ma de só­lo 2,8 me­tros en la Is­la Vi­llin­gi­li en el ato­lón Ad­du. El ar­chi­pié­la­go tie­ne cer­ca de 1,190 Is­las Co­ra­li­nas agru­pa­das en una do­ble ca­de­na de 26 ato­lo­nes y ocu­pan una ex­ten­sión apro­xi­ma­da de 90 mil ki­ló­me­tros cua­dra­dos, por lo que se tra­ta de uno de los paí­ses más dis­per­sos del mun­do. Es­tán com­pues­tos por arre­ci­fes de co­ral vi­vos y ba­rras, si­tua­das en la ci­ma de una ca­de­na sub­ma­ri­na de 960 ki­ló­me­tros que sur­ge abrup­ta­men­te de las pro­fun­di­da­des del Océano Ín­di­co. Só­lo al sur de es­ta ba­rre­ra de co­ral hay dos pa­sos se­gu­ros pa­ra la na­ve­ga­ción de un la­do a otro del Ín­di­co a tra­vés del te­rri­to­rio mal­di­vano.

Tras la in­de­pen­den­cia de 1965 y el boom del tu­ris­mo in­ter­na­cio­nal, es­te des­tino co­men­zó a re­ci­bir sus pri­me­ras vi­si­tas ex­tran­je­ras. El éxi­to del país con el tu­ris­mo, se de­be a la ri­que­za cro­má­ti­ca de sus aguas y la abun­dan­cia de la vi­da su­ba­cuá­ti­ca, por lo mis­mo es uno de los des­ti­nos top pa­ra bu­cea­do­res. Por sus ca­rac­te­rís­ti­cas tro­pi­ca­les y el va­lor aña­di­do de sus com­ple­jos ho­te­le­ros, se ha con­ver­ti­do en un des­tino muy apre­cia­do por el tu­ris­mo de lu­jo. Los eu­ro­peos re­pre­sen­tan la ma­yo­ría de los vi­si­tan­tes con al­go más de un 75 por cien­to. Aun­que tam­bién hay un buen nú­me­ro de tu­ris­tas de eco­no­mías desa­rro­lla­das de Asia, co­mo Ja­pón y Sin­ga­pur sien­do es­te con­ti­nen­te el que más au­men­ta sus vi­si­tas úl­ti­ma­men­te.

Cuen­tan con ho­te­le­ría de to­do ti­po y en los úl­ti­mos 10 años se han cons­trui­dos ver­da­de­ros pa­raí­sos ho­te­le­ros que son idea­les pa­ra pa­re­jas y lu­na-mie­le­ros, otros pa­ra fa­mi­lias, don­de ofre­cen bún­ga­los en la sel­va, en la pla­ya o so­bre el agua. Tras­la­dar­se des­de el ae­ro­puer­to de Ma­lé, su ca­pi­tal, ha­cia los di­fe­ren­tes ho­te­les ubi­ca­dos en ato­lo­nes in­de­pen­dien­tes pue­de ser en ya­te o hi­dro­avión. Hos­pe­dar­se aquí sig­ni­fi­ca que el ho­tel que se es­co­ja, va a ser tu es­ca­pe y re­la­ja­ción du­ran­te el tiem­po de es­tan­cia pa­ra dis­fru­tar de las ins­ta­la­cio­nes y no hay na­da que ha­cer fue­ra de la pro­pie­dad, pues ca­da uno es­tá edi­fi­ca­da en ato­lo­nes o is­las in­de­pen­dien­tes.

ONE & ONLY REETHI RAH

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.