DO'S & DON'TS

Chic Passport Nacional - - FOR THE ELITE TRAVELER -

María Fer­nan­da Mal­do­na­do y An­dré Pou­sa­da, Di­rec­to­ra de Mar­ke­ting y Di­rec­tor de Ro­yal Ca­rib­bean Mé­xi­co, nos com­par­ten sus su­ge­ren­cias pa­ra dis­fru­tar Harmony of the Seas. Co­mer en un res­tau­ran­te di­fe­ren­te ca­da no­che. A to­dos nos gus­ta­ría que­dar­nos a vi­vir en el buf­fet pe­ro va­le la pe­na co­no­cer las de­más pro­pues­tas gas­tro­nó­mi­cas.

Em­pa­car ro­pa for­mal, so­bre to­do pa­ra la ce­na del pri­mer día que es con el ca­pi­tán y tam­bién la pe­núl­ti­ma. No es ne­ce­sa­rio cor­ba­tas o ves­ti­dos lar­gos.

Con­ven­cer­te de que es la me­jor op­ción pa­ra co­no­cer dis­tin­tos des­ti­nos, pues só­lo des­em­pa­ca­rás una vez, es una mis­ma ha­bi­ta­ción y no tie­nes la ne­ce­si­dad de ha­cer check in, check outs y bus­car trans­por­ta­ción. Pen­sar que un cru­ce­ro es só­lo pa­ra adul­tos, que es abu­rri­do. Por el con­tra­rio su ofer­ta de en­tre­te­ni­mien­to es pa­ra to­das las eda­des.

Te­ner mie­do a ma­rear­te. En reali­dad de­pen­de de las cues­tio­nes cli­ma­to­ló­gi­cas pe­ro de­bi­do al ta­ma­ño del bar­co y su tec­no­lo­gía de ba­lan­ce el im­pac­to es mu­cho me­nor y el mo­vi­mien­to es ca­si im­per­cep­ti­ble.

Des­car­tar­lo por­que pa­re­ce ca­ro. Ro­yal Ca­rib­bean ofre­ce dis­tin­tos ran­gos de pre­cios y ca­bi­nas pa­ra aco­mo­dar­se a tu pre­su­pues­to y es una de las op­cio­nes más eco­nó­mi­cas con­si­de­ran­do el nú­me­ro de no­ches y lu­ga­res que vi­si­ta en un so­lo via­je.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.