DE­MA­SIA­DOS LO­BOS AN­DAN SUEL­TOS

Chilango - - LIBROS -

Luis Va­len­cia (coor­di­na­dor), Ra­yue­la, pe­rio­dis­mo, $120.

La me­xi­ca­na Ale­jan­dra S. In­zun­za y los es­pa­ño­les Jo­sé Luis Par­do y Pa­blo Fe­rri aho­rra­ron du­ran­te un año, com­pra­ron un Poin­ter 2003 y en di­ciem­bre de 2011 sa­lie­ron de Mé­xi­co pa­ra ha­cer un road trip has­ta Chile; in­vir­tie­ron más de tres años en­tre via­je y es­cri­tu­ra. En el ca­mino del pro­yec­to, que lla­ma­ron Dro­mó­ma­nos, en­con­tra­ron un te­ma que re­por­tea­ron a lo lar­go del con­ti­nen­te: el trá­fi­co de dro­gas. Pe­ro no es un li­bro pa­ra es­pe­cia­lis­tas, di­ce Jo­sé Luis, «sino pa­ra en­ten­der un con­ti­nen­te. En es­te ca­so, su ca­ra B. La po­bre­za, la de­sigual­dad, la co­rrup­ción, la vio­len­cia, la im­pu­ni­dad». El nar­co les sir­vió de hi­lo con­duc­tor a pe­sar de no te­ner una fas­ci­na­ción por el te­ma, acla­ra Ale­jan­dra. Una de las his­to­rias que más tra­ba­jo les cos­tó es­cri­bir, nos cuen­ta Pa­blo, fue la de Hon­du­ras. «Era muy di­fí­cil plas­mar lo que ge­ne­ra la muer­te, don­de hay tan­tos ase­si­na­tos». Y aun­que en ge­ne­ral su con­clu­sión so­bre la reali­dad la­ti­noa­me­ri­ca­na es te­rri­ble, ellos es­tán enamo­ra­dos de es­te con­ti­nen­te. Dar­le un es­pa­cio a las víc­ti­mas –del nar­co, de las des­apa­ri­cio­nes for­za­das, de la vio­len­cia– era la in­ten­ción de es­ta an­to­lo­gía de cró­ni­cas pe­rio­dís­ti­cas coor­di­na­da por Luis Va­len­cia. Y aun­que los nue­ve tex­tos in­clui­dos en el vo­lu­men ya ha­bían si­do pu­bli­ca­dos, la idea, di­ce Va­len­cia, fue ali­near­los to­dos al­re­de­dor del con­cep­to del pe­rio­dis­mo in­fra­rrea­lis­ta con­ce­bi­do por Die­go En­ri­que Osorno. El li­bro «ha­ce un ho­me­na­je a to­dos esos pe­rio­dis­tas que es­tán re­por­tean­do es­tos te­mas du­ros des­de la trin­che­ra», co­men­ta Va­len­cia. Hay tex­tos so­bre la vio­len­cia en Si­na­loa, Aca­pul­co, Nue­vo León y Hon­du­ras, y otras his­to­rias, co­mo la de la guar­de­ría ABC o la de un bom­be­ro me­xi­cano que res­ca­tó he­ri­dos el 11 de sep­tiem­bre de 2001 en Nue­va York. Ave­lino Sor­do Vil­chis, uno de los gran­des di­se­ña­do­res edi­to­ria­les del país, di­ce Va­len­cia, apos­tó por es­te pro­yec­to co­mo uno de los cin­co li­bros que pu­bli­ca al año en su edi­to­rial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.