(PRE­GÚN­TA­NOS, ¡NO CO­BRA­MOS!)

Chilango - - BUZÓN -

Qué po­dría es­tu­diar pa­ra ha­cer di­ne­ro?

AM­BI­CIÓN DE LAS CA­SAS.

Pri­me­ro, des­car­ta las ca­rre­ras que sa­be­mos que no de­jan di­ne­ro, co­mo la de maes­tro, di­se­ña­dor o edi­tor de re­vis­tas, me­jor bús­ca­te una es­pe­cia­li­dad de me­di­ci­na que no vea mu­chas emer­gen­cias, co­mo of­tal­mo­lo­gía. És­tos son los doc­to­res más bus­ca­dos por los chilangos por­que des­pués del mal del puerco, el pro­ble­ma que más nos aque­ja es la fa­ti­ga vi­sual.

Es­te ti­po de “can­san­cio” afec­ta a los go­dí­nez por tan­tas ho­ras que pa­san fren­te a la compu­tado­ra re­vi­san­do do­cu­men­tos (en Fa­ce­book y Twitter), a los no­mo­fó­bi­cos, que ha­cen biz­cos tra­tan­do de ver los sub­tí­tu­los de las pe­lí­cu­las en sus ce­lu­la­res y a los hips­ters, que usan len­tes sin ne­ce­si­tar­los. Ellos son tus clien­tes po­ten­cia­les.

Pu­bli­cí­ta­te. Co­no­ce los sín­to­mas de la fa­ti­ga vi­sual pa­ra que pue­das iden­ti­fi­car si al­guien los tie­ne; los más co­mu­nes son: si al­guien te cuen­ta que to­dos le di­cen que la vie­ja que le gus­ta es­tá bien fea y él in­sis­te en que no es­tá na­da mal, si se ven en el es­pe­jo y no se ven gor­dos sino lle­ni­tos, si les man­dan co­rreos o SMS a al­guien y creen que no les con­tes­tó por­que no lo vie­ron, da­les tu tar­je­ta de in­me­dia­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.