ERRO­RES QUE MATAN TU CE­LU­LAR

Pa­ra al­gu­nos, per­der su te­lé­fono mó­vil pue­de con­ver­tir­se en una ver­da­de­ra tra­ge­dia

Correo - Ocio Dominical - - TECNOLOGÍA -

Sin em­bar­go, no siem­pre se lo tra­ta con de­ma­sia­do afec­to. Más bien se es­pe­ra que sean co­mo ju­gue­tes de ni­ños: re­sis­ten­te a los gol­pes, el agua, el ca­lor, a los pro­pios ni­ños y al uso sin des­can­so.

Pe­ro no son. Y es­tos son al­gu­nos de los erro­res más co­mu­nes que pue­den ter­mi­nar aca­ban­do con él.

Por qué los fa­mo­sos es­tán vol­vien­do a usar los vie­jos te­lé­fo­nos con ta­pa.

1. No apa­gar­lo nun­ca

Sí, el ce­lu­lar es pa­ra que te en­cuen­tren fá­cil­men­te. Pe­ro tam­bién se ago­ta.

Di­cen es­pe­cia­lis­tas que hay dos bue­nas ra­zo­nes pa­ra apa­gar­lo de tan­to en tan­to: ex­ten­der la vi­da de la ba­te­ría y re­ini­ciar­lo, co­mo ha­rías con tu compu­tado­ra. Lo pri­me­ro es más con­tro­ver­sial.

Hay va­rias es­cue­las de pen­sa­mien­to en ma­te­ria de ma­ne­jo de ba­te­ría de te­lé­fo­nos: una que di­ce que apa­gar­lo es lo sen­sa­to y otra que ha­bla de que eso no ha­ce una di­fe­ren­cia dig­na del ‘es­fuer­zo’.

En cuan­to a lo segundo, se tra­ta in­te­rrum­pir pro­ce­sos que es­tán co­rrien­do en el fon­do y po­ner­le freno a ‘fil­tra­cio­nes de me­mo­ria’, esas apps que van ocu­pan­do es­pa­cio y co­mien­do baterías si no se sa­le de ellas apro­pia­da­men­te.

2. No usar pro­tec­ción pa­ra vi­rus y malwa­re

Los te­lé­fo­nos in­te­li­gen­tes tam­bién son blan­co de ata­ques ma­li­cio­sos, a tra­vés de vi­rus y malwa­re.

Si tie­nes un An­droid, va­rias apli­ca­cio­nes, co­mo Loo­kout, Avast o Trust­go pue­den ayu­dar­te a man­te­ner tu ce­lu­lar fue­ra del al­can­ce de es­tos pro­gra­mas o a eli­mi­nar­los.

No hay tal co­sa en el ca­so de los ipho­nes. Ap­ple se en­car­ga de dis­tri­buir par­ches de se­gu­ri­dad cuan­do de­tec­ta una po­si­ble ame­na­za. Así que es co­sa de man­te­ner tu sis­te­ma ac­tua­li­za­do.

Al­gu­nos ex­per­tos des­acon­se­jan los an­ti­vi­rus en los te­lé­fo­nos, por el es­pa­cio que ocu­pan y la for­ma co­mo pue­den ra­len­ti­zar su ope­ra­ción.

Es cues­tión de me­dir el ries­go con­tra el be­ne­fi­cio.

3. No lim­piar­lo por den­tro y por fue­ra

Si si­gues es­te con­se­jo, ga­nas tú y el te­lé­fono. Lim­piar­lo por fue­ra, con un pa­ño de mi­cro­fi­bra y sin usar lí­qui­dos, per­mi­te eli­mi­nar bac­te­rias que se acu­mu­lan en el ma­no­sea­do apa­ra­to y re­du­cir el ries­go de que con­trai­gas en­fer­me­da­des.

Lim­piar­lo por den­tro sig­ni­fi­ca eli­mi­nar esos ar­chi­vos ocul­tos que no ha­cen sino ocu­par es­pa­cio.

De nue­vo, hay dos con­se­jos con­tra­dic­to­rios: al­gu­nos re­co­mien­dan usar una apli­ca­ción de lim­pie­za, co­mo Clean­mas­ter o Tap­clea­ner, y otros creen que la me­jor ru­ta es la ad­mi­nis­tra­ción o bo­rra­do ma­nual de to­do aque­llo que no sirve o no usas.

4. Ex­po­ner­lo a los ele­men­tos

La cla­ve es co­no­cer el gra­do de pro­tec­ción IP (In­gress Pro­tec­tion en in­glés) de tu te­lé­fono, que in­di­ca la re­sis­ten­cia del apa­ra­to no só­lo al agua, sino tam­bién al pol­vo. En­tre más al­to, más re­sis­ten­te.

Y aun­que los te­lé­fo­nos que re­sis­ten la llu­via son mu­cho más co­mu­nes hoy de lo que fue­ron has­ta ha­ce po­co, pa­ra la ma­yo­ría de los mo­de­los la idea de usar­lo pa­ra to­mar fo­tos ba­jo el agua de la pis­ci­na no pa­re­ce muy sen­sa­ta.

Dos de los mo­de­los ac­tua­les que su­pues­ta­men­te re­sis­ti­rían la prue­ba -el Sam­sung Ga­laxy S7 y el ip­ho­ne 6- su­frie­ron da­ños en una eva­lua­ción in­de­pen­dien­te lle­va­da a ca­bo es­te año por Squa­re­tra­de, un pro­vee­dor de ga­ran­tías pa­ra equi­pos elec­tró­ni­cos en Reino Uni­do.

En cuan­to al ca­lor, hay un con­sen­so ge­ne­ra­li­za­do en que no es una bue­na idea de­jar tu te­lé­fono co­ci­nán­do­se ba­jo el sol, bien sea en la pla­ya, en el de­sier­to o den­tro de tu au­to­mó­vil es­ta­cio­na­do.

có­mo lim­piar la pan­ta­lla del ce­lu­lar

A me­nu­do sur­ge el di­le­ma de qué es lo más apro­pia­do pa­ra lim­piar las pan­ta­llas de los dis­po­si­ti­vos elec­tró­ni­cos.

Y es que tan­to los mo­ni­to­res de los ce­lu­la­res, las ta­ble­tas y las lap­tops no só­lo se lle­nan de pol­vo y hue­llas, sino que es­tán con­ta­mi­na­dos con gér­me­nes y bac­te­rias.

Du­ran­te la fa­bri­ca­ción, la ma­yo­ría de las pan­ta­llas de es­tos apa­ra­tos pa­san por va­rios pro­ce­sos quí­mi­cos que ge­ne­ran re­sis­ten­cia y es­tán eléc­tri­ca­men­te car­ga­dos pa­ra lo­grar una su­per­fi­cie tác­til. Por eso, esas su­per­fi­cies son muy sen­si­bles a de­ter­mi­na­das sus­tan­cias quí­mi­cas.

De mo­do que no se pue­de uti­li­zar cual­quier ti­po de sol­ven­te, ya que es po­si­ble que se aca­be es­tro­pean­do los dis­po­ti­ti­vos.

Por eso, BBC Mun­do con­sul­tó a va­rios ex­per­tos pa­ra co­no­cer cuál es la me­jor ma­ne­ra de lim­piar las pan­ta­llas de ce­lu­la­res, ta­ble­tas y lap­tops pa­ra evi­tar te­ner que lle­var­las a re­pa­rar.

con­se­jos

Exis­ten tres op­cio­nes recomendables pa­ra qui­tar la su­cie­dad de los dis­po­si­ti­vos, se­gún Martín Erran­te, ge­ren­te de pro­duc­to del fa­bri­can­te de ce­lu­la­res: - op­ción 1: usar un pa­ño de ga­mu­za sua­ve y se­co. - op­ción 2: em­plear mis­mo pa­ño ape­nas hú­me­do. En to­dos los ca­sos, el pa­ño de­be es­tar bien lim­pio. Si ha si­do usa­do y tie­ne pol­vo, te­mi­na ra­yan­do la pan­ta­lla.

- op­ción 3: lle­var­lo a un cen­tro de ser­vi­cio au­to­ri­za­do, don­de pue­den ha­cer­le una lim­pie­za más pro­fun­da a to­do el te­lé­fono en ca­so de que es­té muy su­cio.

¿Y los gér­me­nes?

Si bien es­tos con­se­jos sir­ven pa­ra man­te­ner el apa­ra­to en el me­jor de los es­ta­dos, aún si­gue la du­da de có­mo eli­mi­nar los gér­me­nes.

Un es­tu­dio pu­bli­ca­do en di­ciem­bre so­bre los há­bi­tos de hi­gie­ne en el ho­gar, rea­li­za­do en con­jun­to por la Fun­da­ción de Es­tu­dios pa­ra la Sa­lud y la Se­gu­ri­dad So­cial (FESS) y la Uni­ver­si­dad de Bar­ce­lo­na, en Es­pa­ña, ad­vier­te que el te­cla­do de una compu­tado­ra o la pan­ta­lla de un ce­lu­lar pue­den lle­gar a te­ner has­ta 30 ve­ces más mi­cro­or­ga­nis­mos que una ta­pa de inodo­ro lim­pia.

Es­to se de­be a que las pan­ta­llas tác­ti­les de los te­lé­fo­nos y otros apa­ra­tos es­tán en cons­tan­te con­tac­to con nues­tras ma­nos.

El doc­tor Char­les Ger­ba, pro­fe­sor de Mi­cro­bio­lo­gía y Cien­cias Am­bien­ta­les de la Uni­ver­si­dad de Ari­zo­na, en Es­ta­dos Uni­dos, quien tam­bién es­tu­dió la pre­sen­cia de bac­te­rias en los te­lé­fo­nos ce­lu­la­res, le di­jo a BBC Mun­do: “La recomendación es lim­piar­los con de­sin­fec­tan­te”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.