EE. uu. y co­rea del norte El te­rror de una gue­rra nu­clear

Un es­pe­cia­lis­ta de la Universidad de Stan­ford des­cri­be los efec­tos de una gue­rra nu­clear so­bre la Tie­rra y los se­res hu­ma­nos

Correo - Ocio Dominical - - CURIOSIDADES -

Las con­se­cuen­cias ra­diac­ti­vas de una hi­po­té­ti­ca gue­rra nu­clear en­tre co­rea del Norte y es­ta­dos uni­dos se ex­ten­de­rían por to­do el mun­do, con mi­llo­nes de muer­tes en la re­gión asiá­ti­ca del Pa­cí­fi­co.

esa es la ad­ver­ten­cia de Paul N. Edwards, ex­per­to del Free­man spo­gli ins­ti­tu­te for in­ter­na­tio­nal stu­dies, per­te­ne­cien­te a la universidad de Stan­ford. Es­te his­to­ria­dor es­pe­cia­li­za­do en cien­cia y tec­no­lo­gía des­cri­be los efec­tos de una gue­rra nu­clear so­bre la Tie­rra y los se­res hu­ma­nos.

“creo que es­ta­mos más cer­ca de una gue­rra nu­clear de lo que he­mos es­ta­do des­de prin­ci­pios de los años se­sen­ta. en el caso de co­rea del Norte, tan­to Kim Jong-un co­mo el pre­si­den­te do­nald Trump son agre­so­res in­cli­na­dos a es­ca­lar en­fren­ta­mien­tos. El pre­si­den­te Trump ca­re­ce de con­trol de los im­pul­sos, y hay muy po­cos con­tro­les so­bre su ca­pa­ci­dad pa­ra ini­ciar un ata­que nu­clear.

Te­ne­mos que es­pe­rar que nues­tros ge­ne­ra­les, den­tro y fue­ra de la ca­sa Blan­ca, pue­dan con­tro­lar­lo”, co­men­ta Edwards en una en­tre­vis­ta di­fun­di­da por la universidad de Stan­ford.

en su opi­nión, co­rea del Norte se­gu­ra­men­te “per­de­ría” una gue­rra nu­clear con Es­ta­dos Uni­dos. “Pe­ro mu­chos mi­llo­nes mo­ri­rían, in­clu­so cien­tos de mi­les de es­ta­dou­ni­den­ses que vi­ven ac­tual­men­te en co­rea del sur y Ja­pón (pro­ba­bles ob­je­ti­vos de co­rea del Norte). Un da­ño tan gran­de se pro­du­ci­ría en co­rea, Ja­pón y los te­rri­to­rios in­su­la­res del Pa­cí­fi­co (co­mo Guam) que cual­quier vic­to­ria’ no me­re­ce­ría el nom­bre”, la­men­ta.

desas­tre To­tal

así, agre­gó que no só­lo esa re­gión que­da­ría con un “su­fri­mien­to ho­rri­ble en­tre los su­per­vi­vien­tes”; tam­bién se en­fren­ta­ría in­me­dia­ta­men­te a ham­bru­nas y epi­de­mias.

“las con­se­cuen­cias ra­diac­ti­vas de tal gue­rra se ex­ten­de­rían por to­do el mun­do, in­clu­so a Es­ta­dos Uni­dos”, ase­gu­ra.

res­pec­to a las an­ti­guas su­per­po­ten­cias, opi­na que una gue­rra en­tre es­ta­dos uni­dos y ru­sia pa­re­ce im­pro­ba­ble, pe­ro si ocu­rrie­ra, po­drían lan­zar­se cien­tos o in­clu­so mi­les de armas nu­clea­res. Las con­se­cuen­cias cli­má­ti­cas se­rían ca­tas­tró­fi­cas: las tem­pe­ra­tu­ras me­dias glo­ba­les cae­rían has­ta 7 gra­dos cen­tí­gra­dos va­rios años, que son las tem­pe­ra­tu­ras vis­tas por úl­ti­ma vez du­ran­te las gran­des eras gla­cia­les.

“Mien­tras tan­to, el hu­mo y el pol­vo que cir­cu­lan en la es­tra­tos­fe­ra os­cu­re­ce­rían la at­mós­fe­ra lo su­fi­cien­te co­mo pa­ra in­hi­bir la fo­to­sín­te­sis, cau­san­do co­se­chas desas­tro­sas, ham­bru­na ge­ne­ra­li­za­da y ma­si­va in­te­rrup­ción eco­ló­gi­ca”, di­jo. El efec­to se­ría si­mi­lar al del me­teo­ri­to gi­gan­te que se creía res­pon­sa­ble de la ex­tin­ción de los di­no­sau­rios. “esta vez, se­ría­mos los di­no­sau­rios”, ad­vier­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.