Feos… pe­ro muy ta­len­to­sos

Sin du­da, mu­chos de los ar­tis­tas des­ta­can por su ha­bi­li­dad en el tra­ba­jo, aun­que no sean fí­si­ca­men­te favorecidos

Correo - Ocio Dominical - - EJERCICIO -

Es­ta­mos por lo ge­ne­ral, acos­tum­bra­dos a que la fa­ma y el éxi­to va­yan acom­pa­ña­dos tam­bién de be­lle­za, o que el ta­len­to siem­pre ten­ga una ca­ra bo­ni­ta. mu­cha de esta be­lle­za pue­de ser na­tu­ral o bus­ca­da.

en el se­gun­do caso, al­gu­nas ve­ces se abu­sa, aun­que en otras se lo­gra mo­di­fi­car de ma­ne­ra su­til los ras­gos fí­si­cos que no fa­vo­re­cían. Tal es el caso de al­gu­nas jó­ve­nes can­tan­tes y ac­tri­ces que se han he­cho mo­di­fi­ca­cio­nes de na­riz, o pó­mu­los.

sin em­bar­go, en otras oca­sio­nes, la na­tu­ra­le­za fí­si­ca es tan fuer­te; en su to­tal di­fe­ren­te al mo­de­lo o es­te­reo­ti­po de be­lle­za, que es im­po­si­ble lo­grar ha­cer al­gu­na mo­di­fi­ca­ción, y cual­quier in­ten­to de ase­me­jar­se al ideal de be­lle­za, re­sul­ta con­tra­pro­du­cen­te, ya que se pier­de to­tal­men­te la esen­cia y ori­gi­na­li­dad fí­si­ca de la que es­ta­ba do­ta­do el ar­tis­ta ini­cial­men­te.

en otros la feal­dad per­ma­ne­ce in­tac­ta y ori­gi­nal, pe­ro no por eso de­jan de ser me­nos ta­len­to­sos y exi­to­sos, de­mos­tran­do que pa­ra trans­mi­tir y dar a co­no­cer su ar­te, no ne­ce­sa­ria­men­te tie­nen que lu­cir co­mo el res­to.

va­mos a co­no­cer en­ton­ces a 9 fa­mo­sos que son tan feos co­mo ta­len­to­sos, y que se­gu­ra­men­te po­drán ex­cla­mar: “Soy feo a mu­cha hon­ra”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.