DE­TEC­TA LAS FRA­SES PA­RA TER­MI­NAR UNA RE­LA­CIÓN

Po­ner fin a una re­la­ción pue­de ser tan com­pli­ca­do que a ve­ces no ha­lla­mos la for­ma de dejar a quien en un mo­men­to qui­si­mos tan­to

Correo - Ocio Dominical - - PAREJAS - SUN / CIU­DAD DE MÉ­XI­CO

El fi­nal de una re­la­ción ca­si siem­pre va pre­ce­di­da de se­ña­les de que al­go ya no va bien. Ya no se ven mu­cho, dis­cu­ten por cual­quier co­sa, es­tán ale­ja­dos, se sien­ten in­có­mo­dos el uno con el otro, na­da es­tá fun­cio­nan­do, pe­ro has­ta que uno to­ma la de­ci­sión es que po­de­mos em­pe­zar a es­cu­char es­te ti­po de fra­ses. Hay pa­re­jas que tie­nen la for­ta­le­za de de­cir que al­go ya no les gus­ta y me­jor se va ca­da quien por su la­do, pe­ro hay otro ti­po de per­so­nas que no afron­tan la si­tua­ción co­mo vie­ne y co­mien­zan a usar pa­la­bras, ora­cio­nes es­pe­cí­fi­cas pa­ra co­no­cer el te­rreno y fi­nal­men­te ter­mi­nar con su ‘peor es na­da’.

Por ello en es­ta oca­sión, pre­sen­ta­mos las fra­ses que sue­le de­cir una per­so­na que ya no quie­re es­tar con­ti­go, pe­ro no sa­be có­mo ter­mi­nar con la re­la­ción sin ser el ma­lo del cuen­to.

“¿En se­rio si­gues enamo­ra­do/a de mí?”

Hay per­so­nas que te pre­gun­tan si si­gues enamo­ra­do por­que ellos ya no lo es­tán, pe­ro no sa­ben si pue­den las­ti­mar­te al de­cir­lo. Pue­des re­co­no­cer, so­bre to­do, la ca­ra de im­pac­to con la que te cues­tio­nan, co­mo si es­pe­ra­ran que les di­je­ras que no.

“Creo que es­to no es­tá fun­cio­nan­do.”

Cuan­do tu pa­re­ja te di­ce que no es­tá fun­cio­nan­do es cla­ra­men­te por­que pa­ra él o ella ya no lo es­tá ha­cien­do. Ya ana­li­zó la si­tua­ción, ya lo pen­só y prác­ti­ca­men­te ya lo tie­ne de­ci­di­do, así que si es­cu­chas es­ta fra­se cual­quier pre­tex­to se­rá bueno pa­ra que te man­den a freír es­pá­rra­gos.

“¿De ver­dad eres fe­liz?”

Ok, cuan­do tu pa­re­ja di­ce es­to es que ella o él ya no es fe­liz. Hay per­so­nas que no gus­tan de dis­cu­tir te­mas pro­fun­dos o emo­cio­na­les, y el ter­mi­nar la re­la­ción no es la ex­cep­ción, por lo cual te lo pre­gun­tan só­lo pa­ra sa­ber có­mo to­ma­rías una rup­tu­ra.

“Es­ta se­ma­na ten­go ci­ta en el gim­na­sio, co­mi­da con mi je­fe, ci­ta en el doc­tor, con mi her­ma­na y den­tis­ta...”

No que­re­mos ser alar­mis­tas, pe­ro aquí pue­den dar­se dos op­cio­nes, una es que de pron­to ten­ga una agen­da tan car­ga­da que nun­ca lo/a pue­das ver, lo que sig­ni­fi­ca que quie­re po­ner dis­tan­cia en­tre am­bos pa­ra des­pués ale­jar­se, la otra, que pue­de ser lo más co­mún, es que ya ten­ga a al­guien más.

“No eres tú, soy yo”

A es­tas al­tu­ras ya na­die cree ese pre­tex­to. No te creas, hay gen­te que lo di­ce por­que en ver­dad quien ya no se sien­te bien son ellos, pue­den te­ner pro­ble­mas per­so­na­les o es­tar pa­san­do un mal mo­men­to, pe­ro no tie­ne que ver con al­go más, só­lo que la re­la­ción con­ti­go ya no es al­go que desee te­ner.

“Ten­go mu­cha pre­sión en to­dos los as­pec­tos de mi vi­da”

A ve­ces pue­de pa­re­cer una ex­cu­sa, pe­ro pa­ra al­gu­nas per­so­nas es real. Ca­da quien vi­ve la re­la­ción de ma­ne­ra di­fe­ren­te, pe­ro es pro­ba­ble que al­guien con mu­chos pro­ble­mas no desee se­guir con la re­la­ción, así que aten­ción si le es­cu­chas de­cir es­ta fra­se.

“Qui­sie­ra ale­jar­me de to­do y to­dos”

Si no es­pe­ci­fi­ca que me­nos de ti, es ob­vio que tam­bién quie­re ale­jar­se de ti. El can­san­cio y la de­pre­sión de un mo­men­to de­ter­mi­na­do pue­den pro­vo­car que tam­po­co quie­ra es­tar cer­ca de una pa­re­ja.

“Necesitamos ha­blar y es im­por­tan­te”

El tí­pi­co men­sa­je de te voy a dejar, si la re­la­ción es­tá pa­san­do por un mal mo­men­to lo más se­gu­ro es que es­to sea lo que quie­re de­cir­te, si por al­gu­na ra­zón es­tás evi­tan­do ver a es­ta per­so­na, te re­co­men­da­mos que no lo ha­gas, es me­jor afron­tar lo que tie­ne que de­cir­te.

“He­mos evo­lu­cio­na­do en ca­mi­nos di­fe­ren­tes”

Es nor­mal que las pa­re­jas va­yan evo­lu­cio­nan­do, pe­ro si ca­da quien lo hi­zo por su la­do es com­pli­ca­do que pue­dan en­con­trar un ca­mino que am­bos quie­ran se­guir, si al­guien te di­ce que am­bos van en rum­bos di­fe­ren­tes, lo que si­gue es el adiós.

“Nues­tra re­la­ción ya no es lo que era”

Si te gus­ta el es­ta­do de una re­la­ción ja­más te que­jas de que las co­sas han cam­bia­do, por lo que es usual que al­guien que ha­bla to­do el tiem­po de que las co­sas ya no son igua­les sea por­que ya no es­tá có­mo­do con el es­ta­do ac­tual y quie­ra cam­biar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.