Se du­pli­can di­vor­cios en el es­ta­do en una dé­ca­da

Correo - - Vida Pública - GE­RAR­DO BA­RRO­SO / IRAPUATO

En un di­vor­cio, las mu­je­res son las ge­ne­ra­do­ras de vio­len­cia psi­co­ló­gi­ca ha­cia los hom­bres, prin­ci­pal­men­te ha­cia sus pro­pios hi­jos, pues sue­len uti­li­zar­los co­mo ins­tru­men­to de chan­ta­je y ven­gan­za ha­cia el pa­dre, no mi­dien­do la vio­len­cia que el in­fan­te vi­ve en me­dio de la se­pa­ra­ción, dio a co­no­cer la te­ra­peu­ta fa­mi­liar Sil­via Mal­do­na­do.

In­for­mó que en el es­ta­do de Gua­na­jua­to se han du­pli­ca­do los ca­sos de di­vor­cio en tan só­lo 10 años, co­lo­can­do a la en­ti­dad co­mo ter­ce­ra con ma­yor nú­me­ro de mu­je­res en es­te ca­so, con 4.7%, só­lo de­ba­jo de Mi­choa­cán y Za­ca­te­cas.

De acuer­do a ci­fras del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca y Geo­gra­fía (Ine­gi), en el año 2005 se re­gis­tra­ron 3 mil 300 di­vor­cios, pe­ro pa­ra 2015 la ci­fra lle­gó a un to­tal de 7 mil 383 ma­tri­mo­nios di­suel­tos.

El in­cre­men­to de di­vor­cios es una cons­tan­te que ra­di­ca, se­gún la es­pe­cia­lis­ta, en el re­tro­ce­so del con­cep­to de fa­mi­lia, don­de la mu­jer ha ol­vi­da­do su pa­pel me­du­lar a cam­bio de la lu­cha por su in­di­vi­dua­li­dad.

LOS HI­JOS, VíC­TI­MAS

“Hay un prin­ci­pio que la gen­te no en­tien­de: la di­vi­sión es­tá en la re­la­ción en­tre él y ella, no es una di­vi­sión ha­cia los hi­jos. El pro­ble­ma es que co­mo exis­te la vio­len­cia en el ca­rác­ter, lue­go vie­ne la ven­gan­za y es pe­gar­se dón­de más due­le… y lo que más due­le son los hi­jos. Esa es la ver­dad, so­mos agre­so­res de nues­tros hi­jos a la ho­ra de to­mar el di­vor­cio”, re­fi­rió la es­pe­cia­lis­ta.

Men­cio­na que la dis­fun­cio­na­li­dad fa­mi­liar ha pro­vo­ca­do los ni­ve­les de inseguridad que hoy vi­ve el país, pro­duc­to de la “or­fan­dad emo­cio­nal” en que los pa­dres de­jan a sus hi­jos en el pro­ce­so de di­vor­cio, y au­na­do a ello va el au­men­to de ado­les­cen­tes em­ba­ra­za­das.

Du­ran­te el año 2005, Gua­na­jua­to re­gis­tró un 15.5% de mu­je­res me­no­res de 20 años con hi­jos; pa­ra el 2015 la ci­fra lle­ga­ría al 17.7%, ex­pli­có. “La fa­mi­lia no avan­za y por eso exis­te tan­ta cri­mi­na­li­dad, (…), por la fal­ta de res­pon­sa­bi­li­dad y con­cien­cia emo­cio­nal de los pa­dres ha­cia los hi­jos. Nos he­mos vuel­to se­res hu­ma­nos su­per­fi­cia­les”, con­clu­yó la po­nen­te en su con­fe­ren­cia.

EDUAR­DO OR­TE­GA

La con­fe­ren­cia, a car­go de Sil­via Mal­do­na­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.