SAL­VA­DOR GAR­CÍA S.

Correo - - Portada - SAL­VA­DOR GAR­CíA SO­TO sgar­cia­so­to@hot­mail.com

En me­nos de una se­ma­na y ha­cien­do el 1-2, Clau­dio X. Gon­zá­lez La­por­te y su hi­jo Clau­dio X. Gon­zá­lez Gua­jar­do, die­ron se­ña­les cla­ras de por quién es­tá su apues­ta en la su­ce­sión pre­si­den­cial y contra quién van es­te 2018. Mien­tras el pa­dre, el 24 de octubre des­de San Luis Po­to­sí, se des­vi­vió en elo­gios pa­ra Jo­sé Antonio Mea­de y di­jo ver en el se­cre­ta­rio de Ha­cien­da “a uno de los can­di­da­tos más fuer­tes del PRI” por­que “nos va a po­ner la me­sa” y por­que “es al­guien que ve ha­cia el fu­tu­ro”, el hi­jo lo se­cun­dó ayer al de­cla­rar que pa­ra 2018 “Mé­xi­co ne­ce­si­ta un hom­bre de ins­ti­tu­cio­nes”.

Al tiem­po que mos­tra­ban sus sim­pa­tías por Mea­de, los dos Clau­dios tam­bién ex­hi­bían sus fo­bias contra An­drés Ma­nuel López Obra­dor, al que ta­cha­ron de “po­pu­lis­ta” y “me­sías”. El pa­dre, lla­mán­do­lo por su apo­do: “Lo que veo del ‘Pe­je’ (pa­ra mí no es An­drés Ma­nuel López Obra­dor; pa­ra mí es el ‘Pe­je’) es que es un hom­bre pro­fun­da­men­te ata­do al pa­sa­do; vi­ve en lo peor del si­glo XX, no es ca­paz de ver el si­glo XXI y to­dos sus re­tos”. Mien­tras que el hi­jo só­lo di­jo que el país no ne­ce­si­ta “de ilu­mi­na­dos ni me­sías” en 2018.

La de­fi­ni­ción de es­ta in­flu­yen­te fa­mi­lia em­pre­sa­rial ocu­rre se­ma­nas an­tes del ‘des­ta­pe’ del can­di­da­to del PRI, par­ti­do al que siem­pre fue­ron afi­nes y pa­ra el que siem­pre tra­ba­ja­ron de ma­ne­ra cer­ca­na, tan­to el pa­dre (con el ex­pre­si­den­te Car­los Sa­li­nas de Gor­ta­ri) co­mo el hi­jo, has­ta que es­te úl­ti­mo se de­di­có más al ac­ti­vis­mo des­de la so­cie­dad ci­vil, tras su pa­so por Te­le­vi­sa.

Sus di­fe­ren­cias con el pre­si­den­te Pe­ña Nie­to, por la ac­ti­vi­dad de Gon­zá­lez Gua­jar­do en la in­ves­ti­ga­ción y de­nun­cia de la co­rrup­ción de es­te se­xe­nio, a tra­vés de Me­xi­ca­nos Contra la Co­rrup­ción y la Im­pu­ni­dad, se hi­cie­ron pú­bli­cas lue­go de que ‘The New York Ti­mes’ pu­bli­ca­ra el 30 de agos­to so­bre una ame­na­za de Pe­ña a Clau­dio X. Gon­zá­lez pa­dre du­ran­te una reunión en Los Pi­nos, en la que el pre­si­den­te se que­jó con el em­pre­sa­rio de que las de­nun­cias de co­rrup­ción de su hi­jo contra el go­bierno fe­de­ral “no han pa­sa­do des­aper­ci­bi­das y la so­cie­dad ci­vil no tie­ne que es­tar ha­blan­do siem­pre de co­rrup­ción”.

Lue­go de esas re­ve­la­cio­nes del dia­rio es­ta­dou­ni­den­se, a Clau­dio X. Gon­zá­lez hi­jo le ca­ye­ron au­di­to­rías de la Se­cre­ta­ría de Ha­cien­da y el SAT a sus ne­go­cios y 9 au­di­to­rías fis­ca­les a las ONG que di­ri­ge, en lo que fue cla­ra­men­te un men­sa­je de in­ti­mi­da­ción des­de el go­bierno de Pe­ña Nie­to, uti­li­zan­do co­mo bra­zo po­lí­ti­co a los ór­ga­nos ha­cen­da­rios, jus­ta­men­te di­ri­gi­dos por Mea­de.

Por eso lla­ma la aten­ción que, por con­vic­ción o bus­can­do una tre­gua al aco­so fis­cal y po­lí­ti­co del go­bierno, el pa­dre se pro­nun­cia­ra abier­ta­men­te por el se­cre­ta­rio de Ha­cien­da co­mo su can­di­da­to, mien­tras que el hi­jo, si bien no le po­nía nom­bre, ha­bla­ba de un “hom­bre de ins­ti­tu­cio­nes” (Mea­de en­ca­be­zó tres se­cre­ta­rías de Estado los úl­ti­mos 10 años) y am­bos se lan­za­ban contra López Obra­dor.

¿Se­rá que los Clau­dios, pre­sio­na­dos por el go­bierno y su per­se­cu­ción fis­cal, fi­nal­men­te de­ci­die­ron apo­yar al que pue­de ser can­di­da­to de­sig­na­do por Pe­ña Nie­to o se­rá que al apostar por Mea­de bus­can des­lin­dar­se de Pe­ña y pac­tan di­rec­ta­men­te con el apar­ti­dis­ta se­cre­ta­rio de Ha­cien­da?

Co­mo sea, el PRI no es la úni­ca apues­ta. Clau­dio X. Gon­zá­lez Gua­jar­do fue men­cio­na­do en al­gún mo­men­to co­mo po­si­ble can­di­da­to del Fren­te Ciu­da­dano por Mé­xi­co, pe­ro an­te la di­fi­cul­tad de que su nom­bre tran­si­ta­ra –en­tre otras co­sas por su plei­to abier­to con el pre­si­den­te al que ubi­có en los pri­me­ros lu­ga­res del ‘top ten’ de la co­rrup­ción- el pre­si­den­te de Me­xi­ca­nos Contra la Co­rrup­ción pre­pa­ra un ‘plan B’ con la po­si­ble candidatura de Juan Par­di­nas, di­rec­tor del IMCO, otra de las ONG que él fi­nan­cia. Par­di­nas se­ría la ‘op­ción ciu­da­da­na’ que di­ver­sos aca­dé­mi­cos e in­te­lec­tua­les han pe­di­do con­si­de­rar a los di­ri­gen­tes del Fren­te, Ri­car­do Ana­ya, Ale­jan­dra Ba­rra­les y Dan­te Del­ga­do. “Si es ‘ciu­da­dano’, en­ton­ces que­re­mos a un ciu­da­dano”, han di­cho va­rias fi­gu­ras de la mis­ma so­cie­dad ci­vil que pro­mue­ve Clau­dio hi­jo.

Tal vez los dos Clau­dios no son los úni­cos em­pre­sa­rios me­xi­ca­nos que apos­ta­rán en la su­ce­sión pre­si­den­cial, pe­ro de que son dos de los que más van a in­fluir, ni du­da ca­be.

NO­TAS INDISCRETAS

Po­cas ve­ces un pa­nis­ta le ti­ra flo­res a un priis­ta, co­mo las que el go­ber­na­dor de Chihuahua, Ja­vier Co­rral, le lan­zó a Re­yes Bae­za, di­rec­tor del ISSSTE y tam­bién ex­man­da­ta­rio chihuahuen­se. El fin de se­ma­na en una gi­ra con­jun­ta por el estado, es­ta­ban en Ca­mar­go inau­gu­ran­do una clí­ni­ca fa­mi­liar del ISSSTE, cuan­do Co­rral se sol­tó: “Re­yes es un chihuahuen­se que con­tri­bu­ye a ge­ne­rar me­jo­res con­di­cio­nes pa­ra los ciu­da­da­nos… te­ne­mos una re­la­ción de afec­to so­mos ami­gos, no to­dos los ex go­ber­na­do­res pue­den vol­ver a ver a su gen­te a la ca­ra”, co­men­tó el man­da­ta­rio pa­nis­ta. Pues se­rán muy ami­gos, pe­ro es cier­to que no mu­chos ex­go­ber­na­do­res pue­den vol­ver a su estado sin que los abu­cheen, los co­rran o has­ta los me­tan a la cár­cel… Los da­dos man­dan Ser­pien­te. Caí­da li­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.